13 meses sin Santiago : "Decimos presente, ahora y siempre"

0
52


La agrupación Oktubre, estudiantes del ISFD 113 de San Martín, el año pasado realizamos un mural. Desde entonces quisieron taparlo tres veces tachando su cara y dibujando obscenidades.

El pasado 1 de septiembre se cumplieron 13 meses de la desaparición del joven de 28 años que murió como consecuencia de la represión desatada por Gendarmería contra los reclamos de la comunidad mapuche en la Pu Lof Resistencia de Chusamen.

El Estado a través de sus funcionarios se encargó desde el primer momento de realizar maniobras para encubrir a los responsables, contando con el apoyo de los medios hegemónicos, montando operaciones mediáticas enormes para desprestigiar a la familia de Santiago y a los organismos de derechos humanos que los acompañaban. La familia de Santiago y los testigos fueron víctimas de escuchas y espionaje.

Ese Estado es el mismo que mató por la espalda a Rafael Nahuel con Prefectura, es el mismo que desapareció y mató a Luciano Arruga con otro de sus brazos armados, la Policía Bonaerense. Es el mismo que con la Policia de la provincia de Tucuman, mató por la espalda a Facundo, un niño de solo 12 años.

Es el mismo, responsable de la desaparición de Julio López que en democracia, puso todas sus patas y brazos para encubrir a los responsables. El 18 de septiembre se cumplen 12 años de su desaparición, y seguimos preguntando ¿Dónde está?.

Por eso decimos que el Estado es responsable! Y seguimos exigiendo justicia contra la impunidad de ayer y de hoy.

No podemos permitir que quede en una historia más de impunidad​

Santiago se transformó hoy para miles de jóvenes en un emblema de lucha.

Santiago se ve reflejado en esos y esas miles de jóvenes que salimos a las calles para reclamar por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, para que no haya ni una menos muerta por abortos clandestinos.

Santiago se ve reflejado también en la juventud que copamos las calles en defensa de la educación pública este jueves a pesar de la lluvia y el frío. Santiago se ve reflejado también en los y las jóvenes que aquel 14 y 18 de diciembre salimos a la calle en defensa de nuestras abuelas y nuestros abuelos en contra de la reforma previcional. Santiago se ve reflejado en la fuerza de la juventud que salimos a las calles a enfrentar los ataques de Macri y los gobernadores.

Hoy somos las y los jóvenes quienes estamos llevando una lucha de conjunto, con las y los trabajadores que sufren día a día el ajuste y los despidos. Nos vemos en la calles peleando contra el desfinanciamiento de la educación pública, el ataque a las universidades, a los terciarios, a las escuelas secundarias y primarias, y a los salarios docentes.

La respuesta del gobierno frente a esto es represión, “palo pa’ que aprendan”, dirán algunos. Pero los y las jóvenes no nos vamos a callar, no nos vamos va rendir frente a sus ataques, no podemos permitir que halla otro Santiago Maldonado.

No podemos permitir que nuestra vida no valga nada, y quede en olvido. Hoy estamos, mañana nos desaparecen. O nos matan. No podemos olvidarnos del crímen social de Sandra y Ruben, dos trabajadores de la educación murieron en su lugar de trabajo, una escuela pública de Moreno. El ajuste en la educación mata. A un mes de su fallecimiento, nada cambió, la dirección gremial convoca a un paro aislado y sin continuidad y el gobierno de Macri y Vidal callan.

Nosotros no nos reconciliamos, no perdonamos, ni olvidamos! Por eso, para mantener vivo su recuerdo y su lucha hicimos un mural con el rostro de Santiago teniendo en cuenta el rol de la Gendarmería, responsable de su desaparición y muerte.

Queremos denunciar el ataque al mural de Santiago, ya que es un ataque a su memoria. La denuncia va a aquellos que les dio el pulso para tachar su cara tres veces consecutivas.

No tienen respeto, no tienen consideración, no hay sangre en esas venas. Nuestro mensaje es claro y firme: vamos a arreglar el mural las veces que haga falta, asi como vamos a seguir la lucha en las calles pidiendo por el esclarecimiento del caso, para que los responsables sean juzgados y condenados.

Que la memoria de Santiago Maldonado sea el motor de cada lucha y cada paso que demos día a día para pelear por nuestros derechos y por cambiar de raíz todo este sistema que nos explota y nos oprime.

Los jóvenes tenemos fuerza

Como parte de esa juventud trabajadora, precarizada, oprimida, que pelea día a día en las calles por defender cada derecho conquistado, sabemos que la salida a esta gran crisis, a este vaciamiento de nuestra vidas, no es el simple hecho de una mala política, y que no podemos esperar a la burocracia sindical que llama a parar inactivamente invitándonos a quedarnos en casa, ni tampoco esperar al 2019 como piden los partidos patronales.

Entendemos que la lucha es hoy!… Porque es hoy el acuerdo con el FMI que implica un ajuste feroz sobre nosotras y nosotros, las y los estudiantes y la clase trabajadora, porque es hoy el desfinanziamiento a la educación pública, la inflación con un dólar por las nubes que devalúa cada vez más nuestros salarios, los despidos que se están llevando a cabo tanto en el sector público como el privado, tales como los del Hospital Posadas, el INTI, CNEA, o los cerca de 540 despidos que se dieron a conocer esta semana en el Ministerio de Agroindustria, donde los trabajadores que resisten con una permanencia pacífica fueron reprimidos este viernes, o como los trabajadores del Astillero Río Santiago que hace una semana también fueron reprimidos ferozmente por la policía de Vidal, y se encuentran resistiendo a los intentos de desprestigio mediáticos de los voceros del ajuste y el intento de privatización.

Tenemos en claro que esto es una lucha de clases, y que la salida es la organización con un plan de lucha contundente y acciones concretas, que tenga como protagonista la unión de estudiantes y trabajadores, con las mujeres a la cabeza, aquellas que somos la fuerza laboral más precarizada. Que la lucha nos encuentre codo a codo en la calles, juntos, peleando para crear una nueva vida… una vida digna de ser vivida! donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.

Este, nuestro mejor homenaje a la memoria de Santiago.

Antonella Vaccari

Noelia Bustamante

Iris Gross



Source link