Aborto: Pichetto se suma a la maniobra para devolver el proyecto a Diputados

0
74


El titular del bloque Argentina Federal (mayoritario en el Senado) dijo que votará la legalización del aborto pero con modificaciones menores. Si sale como él quiere, el texto volverá a Diputados, que deberá aceptar o rechazar los cambios.

El titular del bloque Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto, manifestó este lunes que apoyaría la propuesta de modificaciones al proyecto de aborto legal que será dictaminado este miércoles en el Senado.

De sufrir cambios, la iniciativa volverá a la Cámara de Diputados, donde esas enmiendas podrían ser apoyadas o rechazadas, manteniendo en este caso la propuesta de origen.

Al respecto, el senador rionegrino aseguró que esos cambios no serían significativos, pero que son necesarios para “consolidar el voto positivo y salvar la ley”.

A las definiciones del legislador peronista se suman las declaraciones del senador neuquino Guillermo Pereyra (MPN), anunciando que votará a favor, pero que también propondrá modificaciones. Otra novedad es la del senador pampeano Juan Carlos Marino (UCR), quien confirmó que votará en contra.

Leé también Rechazan modificaciones a la legalización del aborto: “No negocien con nuestros derechos”

Este martes tendrá lugar la última audiencia informativa. “Hay un escenario de paridad. Vamos a aceptar algunas reformas para tratar de consolidar el voto positivo y salvar la ley”, aseguró el titular del bloque que más senadores tiene en la Cámara alta.

El exfuncionario kirchnerista también dijo que propondrá las modificaciones que impulsa la llamada “opción Córdoba”, que incluye entre otras cosas la “objeción de conciencia institucional, de clínicas confesionales, se va a eliminar la pena a los médicos, sacarle la pena es sacarle la presión de las corporaciones médicas, alivianamos la ley. No es lo sustancial eso. Lo sustancial es la despenalización, fijar el plazo. La reforma traería una baja de 14 a 12 semanas. Son tres meses, un tiempo bastante prudencial, no es significativo”, explicó Pichetto al diario Tiempo Argentino.

Leé también Aborto: desesperado intento de la Iglesia católica por llenar las calles

Como se dijo, de tener cambios, el proyecto deberá volver a la Cámara baja para ser ratificado, o no. En ese caso, el proyecto deberá enfrentar nuevas maniobras, ya que allí el escenario de “paridad” en los votos se mantiene, inclusive con cambios.

Así, el ajustado triunfo por 129 a 125 votos del 14 de junio podría ser revertido en contra o a favor. “Si tenemos una postura irreductible, la ley se cae. La aceptación de las modificaciones tiene que ver con obtener la mayoría”, afirmó al respecto Miguel Pichetto.

Del otro lado, sin embargo, crece el rechazo de gran parte de la sociedad a estas dilaciones y cambios que se busca imponer al proyecto que arrancó con su lucha el movimiento de mujeres, que con una movilización masiva conquistó en las calles la media sanción.

Leé también Que las calles se tiñan de verde por el aborto legal

El próximo 8A, millones volverán a manifestarse en Argentina y en buena parte del mundo para exigir que el proyecto tenga sanción definitiva. Después de doce años de presentaciones sucesivas, debido a la negativa que mantuvo el gobierno kirchnerista para darle tratamiento, ese movimiento exige que no haya mas maniobras y que el proyecto se apruebe sin modificaciones.



Source link