Activistas trans defendieron el proyecto de Cupo Laboral Trans en la Legislatura de Neuquén

0
104


Se trata del proyecto impulsado por activistas trans, la agrupación de mujeres Pan y Rosas y el diputado Raúl Godoy PTS-FIT. Propone un “Plan Laboral en Planta Permanente de Protección a Personas Transgénero, Transexuales y Travestis en el ámbito de la Provincia del Neuquén”.

El proyecto de ley en discusión propone un “Plan laboral en planta permanente de protección a personas transgénero, transexuales y travestis en el ámbito de la Provincia del Neuquén”. Determina que un porcentaje de la planta permanente de los cargos de los Poderes del Estado Provincial, deberán ser cubiertos por personas Transgénero, Transexuales y Travestis. Esta propuesta busca combatir la discriminación que sufren las y los trans cuando buscan un trabajo.

La discusión sobre el cupo laboral trans cuenta con varios antecedentes en la Legislatura provincial que no prosperaron. En el 2012 fue presentado por la Mesa Nacional por la Igualdad y en 2014 Angélica Lagunas, diputada del FIT.

Finalmente en 2017, con el proyecto Nº11085 presentado por el diputado Raúl Godoy (PTS/FIT) se logró instalar el debate en la Legislatura gracias al impulso que le dieron activistas trans y de la agrupación Pan y Rosas. Desde el año pasado a la actualidad la iniciativa fue difundida a través de folletos, charlas informativas en distintos lugares de trabajo y estudio de la provincia, se juntaron miles de firmas solicitando su tratamiento, entre otras actividades que realizaron las activistas.

El proyecto sostiene que el Estado provincial debe garantizar “capacitación laboral obligatoria y remunerada” y que no sea un impedimento para que el Estado cumpla con la Ley la falta de antecedentes laborales y educativos de las personas Transgénero, Transexuales y Travestis producto de condiciones previas estructurales de exclusión social, cultural y económica”.

En su Artículo Nº 3 plantea como ámbito de aplicación “los Poderes Legislativo, Ejecutivo, Judicial del Estado Provincial, del Tribunal de Cuentas de la Provincia, en las entidades descentralizadas autárquicas y de cualquier otro órgano o ente de la función administrativa estatal”. Además, invita a los municipios y a las empresas del sector privado de la Provincia del Neuquén a adherir a la Ley provincial.

Leé el proyecto completo acá.

El debate en Comisiones

El pasado jueves los diputados y diputadas recibieron en la Comisión de Desarrollo Humano y Social de la Legislatura a la presidenta de la Fundación Vidas Escondidas Lujan Acuña, a la activista trans Amira Luana. Las semanas próxima convocaron a integrantes de la Dirección de Diversidad y de la Asociación de Trans y Travestis de Argentina (ATTA).

Amira Luana, una de las impulsoras del proyecto, expuso: “fue un paso enorme poder llegar a tener un documento que refleje nuestra identidad y nuestras vidas, pero pudimos comprobar lo difícil que es poder tener oportunidades reales como conseguir un trabajo. La esperanza de vida de las personas trans no supera los 40 años. Esto nos dice mucho porque muestra el riesgo constante al que estamos expuestas y expuestos, la expulsión de los hogares, la calle, la prostitución, las dificultades enormes para poder terminar la escuela, entre otras experiencias que hacen imposible llegar a conseguir un trabajo que nos permita vivir. Hoy tenemos la oportunidad de que con el Cupo Laboral nuestra provincia de un ejemplo que servirá para avanzar”.

Luján Acuña por su parte expresó “el trabajo abre puertas. La mayoría de nosotras fuimos expulsadas de nuestras casas. No venimos a rogar nada, es un derecho básico y depende de ustedes que se cambie nuestro futuro. Necesitamos el Cupo por nuestras jóvenes. La mayoría de ustedes conocen nuestra realidad, nos han visto en campañas. Necesitamos el trabajo como fuente de ingreso para la inserción social real que estamos buscando. No nos merecemos vivir en la pobreza con la vida que nos han hecho padecer. Hemos pedido trabajo, pero el Estado tiene que generar esto, no las personas.

El diputado Raúl Godoy al hacer uso de la palabra manifestó que “el proyecto está hecho por ellas, por las compañeras y desde ya nuestra banca se ha puesto a disposición para poder trabajar y colaborar, esencialmente tomando la demanda de las compañeras trans y el trabajo que vienen llevando adelante. Nos parece que esta es una causa social profunda. El proyecto está abierto para poder trabajarlo, incorporarlo, modificarlo, pero lo que no quisiéramos es que se obstaculice o se dilate”.

Sobre el tratamiento del proyecto el diputado Godoy sostuvo que: “este año deberíamos irnos con este proyecto aprobado. Quiero agradecerles a ellas el trabajo y la militancia, porque esto le ha costado vidas a muchas compañeras y también es por las futuras generaciones.

Nos parece que es una causa importante y que esta comisión puede darle curso para que avance. Porque la igualdad ante la ley aún no se tradujo en la conquista de derechos en la vida real.”

Cuando la igualdad ante la ley no lo es ante la vida

Hace seis años producto de años de organización y movilización de la diversidad sexual se conquistó la Ley de Identidad de Género, la primera ley en el mundo que no requiere de diagnósticos médicos o psiquiátricos, ni operaciones para el acceso a este derecho.

Aún con una ley mundialmente progresiva, el Estado continúa sin dar respuesta a la falta de acceso a la salud, vivienda y trabajo de personas transexuales, transgénero, y travestis.

Actualmente la población trans tiene una expectativa de vida de 35 años. Párrafo aparte merece la violencia oculta que significa que los transfemicidios y travesticidios no formen parte de ninguna estadística ni que se contemplan los crímenes de odio y discriminación hacia mujeres trans en los índices de femicidio.

Tampoco existe un relevo estadístico oficial de las condiciones de vida de las personas LGTB en nuestro país.

Una de las últimas investigaciones sobre la población trans fue realizada en el año 2013 por la activista trans Lohana Berkins, que arrojó como resultado que el 70% denunció haber sufrido violencia y hostigamiento policial. el 80% no terminó la secundaria y el 90% se prostituía para poder sobrevivir.

En la provincia de Neuquén un relevamiento de la Universidad Nacional del Comahue realizado el año pasado indica que viven alrededor de 155 personas trans con un promedio de edad de 37 años.

La implementación del Cupo Laboral Trans propone una respuesta concreta sobre una población históricamente perseguida y violentada por su condición de género. La inclusión laboral es una de las demandas más urgentes y necesarias para las personas transexuales, transgénero y travestis.

La igualdad ante la ley no es igualdad ante la vida, por eso la sanción del cupo laboral trans no puede esperar.



Source link