Docentes de Córdoba elaboran cartilla sobre Educación Sexual Integral

0
107


Camino al 1° Encuentro de ESI para decidir, docentes de la Agrupación Docentes D-base (Corriente 9 de abril) le contaron a La Izquierda Diario sobre la confección de una cartilla para trabajar en las aulas como parte de la pelea por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.

La fuerza que se expresó el 8 de marzo cuando miles salieron a la calle para terminar con la violencia de género y por el derecho a decidir, demostró el enorme poder de convocatoria de las demandas de las mujeres. La bronca contra la impunidad que garantizan la justicia y las fuerzas represivas del Estado, la impugnación a la cobertura misógina de los grandes medios de comunicación y la exigencia a los gobiernos de medidas urgentes contra la violencia machista comenzaron a extenderse a sectores cada vez más amplios.

Mientras continúa el debate por la legalización del aborto en el Congreso, sabiendo que la pelea solo se puede ganar desde las calles, mujeres y hombres seguimos exigiendo “Educación Sexual para decidir, Anticonceptivos para no abortar y Aborto Legal, seguro y gratuito para no morir”.

La escuela debe ser un entorno de aprendizaje donde se cuestionen las normas sociales y las desigualdades de género. Entre ellas, las actitudes y las prácticas que reproducen la violencia machista, por lo que impulsamos esta propuesta que brinda herramientas para abordar una educación sexual integral para decidir.

Una cartilla para decidir

Entender la educación sexual como un proceso integral requiere dar cuenta de que en la sexualidad se juegan concepciones sobre: el derecho al placer y el respeto a la diversidad sexual, al colectivo LGBTI y el cuidado del propio cuerpo para la prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y de embarazos no deseados. Así como la construcción de vínculos de respeto y compañerismo –desde una perspectiva de equidad de género- donde se tengan en cuenta no sólo los aspectos corporales que intervienen en la sexualidad, sino también el ejercicio de una afectividad que nos aparece impuesta por este sistema machista y patriarcal.

A pesar de estar disponibles muchos materiales elaborados por el Ministerio de Educación de la Nación y de las provincias, para trabajar ESI en las escuelas, al día de hoy no existen materiales que planteen como ejes centrales el derecho a decidir y la organización para su conquista.

Es por eso que desde la agrupación Docentes D-base (Corriente 9 de Abril) presentamos una Cartilla de ESI para Decidir, con gráficos y estadísticas sobre la violencia de género, contenidos y actividades didácticas, propuestas audiovisuales y juegos educativos sobre afectividad y cuidados del cuerpo, diversidad sexual y movimiento LGBTI, identidad sexual y de género y elecciones sexuales; además de abuso sexual, violencia machista y otra variedad de temas.

Una propuesta pedagógica con contenidos que abren discusiones y actividades dirigidas a docentes y estudiantes que servirá para trabajar en las escuelas de cara al Primer Encuentro por Educación Sexual Integral Para Decidir que se llevará a cabo el sábado 19 de mayo, a las 11 hs., en la Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano (La Rioja 1450).

Te puede interesar: Córdoba se prepara para el primer Encuentro por Educación Sexual Integral

La salida es organizarse

Las propias mujeres trabajadoras de la educación son víctimas de distintas formas de violencia machista que se ejerce de manera económica, física y simbólica. Ellas también sufren opresión y explotación dentro de este sistema.

En un gremio donde la mayoría son mujeres que trabajan extenuantes jornadas por salarios miserables, que tienen que planificar sin recursos materiales, que año tras año empeoran sus condiciones laborales y son más precarizadas, los gobiernos pretenden que puedan llevar adelante una educación sexual sin cuestionar la propia violencia del Estado y el sistema que cargan día tras día sobre sus espaldas.

No se puede seguir hablando con hipocresía sobre educación sexual, debemos decir que es vergonzoso que la ley N° 26150, en su artículo 5, permita que las escuelas adecuen de acuerdo a su “ideario institucional y a las convicciones de sus miembros” los contenidos a dar. Eso implica concederle a la Iglesia, de quien dependen muchas escuelas privadas, avanzar sobre las mujeres de los sectores pobres, de familias trabajadoras, a quienes no solo se les está negando el derecho a decidir sobre sus propios cuerpos sino que se las condena a la muerte por las condiciones insalubres de los abortos clandestinos.

Te puede interesar: [VIDEO] Hacia el Primer Encuentro por Educación Sexual Integral

Porque militamos codo a codo en la lucha por los derechos de las mujeres desde una perspectiva de liberación de toda explotación y opresión, sabemos que, sin el cuestionamiento radical al sistema capitalista que legitima, reproduce y garantiza la subordinación de las mujeres, no podríamos terminar definitivamente con el patriarcado. No podríamos lograrlo en un sistema donde el 1% de la población mundial, una absoluta minoría de ricos, acapara el 80% de la riqueza del planeta.

Esta cartilla es sólo una herramienta, no es un fin, sino tan solo un punto de partida para empezar a organizarnos.

Podés descargar la cartilla aquí.



Source link