El 88 en defensa de la educación pública: que nadie deje de estudiar

0
33


Los estudiantes del 88 venimos de una intensa campaña ante las elecciones de CAI en el instituto, debatiendo en los cursos que, el ataque a la educación es ahora, la lucha y organización para frenarlo, también.

Los estudiantes del 88 venimos de una intensa campaña ante las elecciones de CAI en el instituto, debatiendo en los cursos, en el patio, los pasillos, redes sociales que, el ataque a la educación es ahora, por ende la lucha y organización para frenarlo, también. Hay 2018, sigamos el ejemplo de los estudiantes en todo el país, que se ponen de pie para enfrentar el ajuste junto a los docentes, a las trabajadoras y trabajadores de otros sectores. La fuerza esta.

Desde la lista 17, Pan y Rosas, No Pasarán, de la cual somos parte, llevamos a todos los estudiantes nuestras propuestas apoyándonos en la enorme fuerza de las mujeres. Queremos un consejo en el que nosotros podamos decidir. Nuestras compañeras en los cursos nos dicen que están cansadas de tener que ser siempre las que nos ajustemos cuando se desata una crisis de los de arriba, y que esta vez no nos vamos a quedar repartiéndonos entre nosotros la miseria que nos dejan.

Armamos una propuesta para llevar en estas elecciones de consejo, sobre un régimen especial de asistencia para madres, padres, trabajadores y trabajadoras. No queremos que nadie deje de estudiar. Sabemos que defender la educación pública, laica y gratuita, significa también que queremos mejorarla, queremos educación de calidad, y para eso sabemos que los institutos terciarios no contamos con presupuesto, para arreglar nuestras escuelas, para construir edificios propios para todo los terciarios, para contar con becas integrales y un boleto educativo gratuito.

Tomamos el ejemplo de miles de estudiantes en todo el país, que se ponen de pie, en cortes, asambleas interestudiantiles, clases públicas, para enfrentar el ajuste junto a los docentes, a las trabajadoras y trabajadores de otros sectores.

LA FUERZA ESTÁ

Nosotros decimos que no queremos que se pague la deuda: que los $ 2.964.000.000.000 que ya se pagaron, vayan para educación y salud.

El ataque a la educación no empezó con Macri y el vaciamiento que sufrimos hoy es consecuencia de años de desfinanciamiento. Hay responsables claros: Macri y todos los gobernadores que se reúnen para firmar el presupuesto que les pide el FMI.

Nos están robando el futuro

Como respuesta, las conducciones sindicales y los kirchneristas nos dicen que hay que esperar al 2019, y el peronismo de la mano de la iglesia llama a la paz social. Nosotros le decimos que no, que no vamos a esperar al 2019. Por eso tenemos que organizarnos para derrotar el saqueo de Macri, porque todos podamos seguir cursando y que no tengamos que elegir entre trabajar y estudiar.

Ante el cierre de una de las sedes en donde cursamos por problemas de infraestructura, se realizó una asamblea el día jueves, para debatir y decidir cómo poner en pie un plan de lucha que sea la continuidad de la enorme marcha multitudinaria del 30A.

La propuesta central de Pan y Rosas No pasarán Lista 17, que salió votada por unanimidad en asamblea, fue que cada actividad que hagamos los estudiantes incluya la denuncia y exigencia: “Plata para educación no para la deuda, derrotemos el ajuste de Macri y los gobernadores”. Votamos impulsar la coordinación y que el viernes 15/9 hagamos una gran asamblea junto a los estudiantes, padres y docentes del edificio de Yrigoyen.

Otra de nuestras propuestas, que también salió votada en asamblea por unanimidad, fue que el 12 de septiembre participemos de la jornada nacional en defensa del Astillero Río Santiago y en apoyo todas las luchas. Como también participar en un bloque independiente en la marcha educativa del 13/9.

No podemos ir detrás de las propuestas de la gestión Kichnerista del instituto que; en sintonía con la política de que esperemos a las elecciones del 2019, plantea un parche como la rotación quincenal de las sedes ante el cierre de una de ellas por una fuga de gas. Queremos que toda la fuerza de la asamblea que demostró que el 88 está de pie, sea cada vez más grande, votando acciones y que todos estemos en el instituto. Hagamos clases públicas en la calle para darle fuerza. No queremos conformarnos y repartir la miseria. La rotación puede ser una solución momentánea, pero no es suficiente. Necesitamos una solución real y solo podemos conseguirla organizados y decidiendo democráticamente, como hasta ahora.
Años de vaciamiento y saqueo costaron la vida de Sandra y Rubén, no podemos permitir que sigan tapando el ajuste en las escuelas con parches.

Los estudiantes queremos decidir.

Lamentablemente, el Partido Obrero (Tinta Roja) adhiere a la rotación quincenal sin dar ninguna discusión. Ademas, niega la mayoría de las resoluciones, que fueron votadas en asamblea y publican en la página del centro una parcialidad.

Como si fuera poco, con un método totalmente burocrático, intentaron cerrar las elecciones el día viernes 7/9 cuando por junta electoral se definió que cerrarán el lunes 10/9 para que todos puedan votar.

Que los compañeros del PO desoigan por completo lo que plantean los estudiantes, que no defiendan la más amplia democracia como en su discurso sostienen y que tengan una política de unidad y seguidismo con el peronismo, que hoy es el que está acordando con el gobierno un nuevo saqueo hacia los trabajadores, va totalmente en contra de la autoorganización independiente estudiantil. Esto no pasa solo en el 88. Como se vio en la asamblea interestudiantil en Plaza de Mayo del día 6/9, donde los compañeros del Po cubrieron por izquierda al kirchnerismo y votaron en contra de denunciar la complicidad del Pj en el saqueo en curso.

El mismo kirchnerismo que dirige CONADU, que un día después entregó la lucha de los docentes universitarios y levanta tomas como la del Joaquin V Gonzales. Es necesario dar este debate abiertamente y esperamos que los compañeros de Tinta Roja -PO reflexionen y cambien de rumbo.

Con la fuerza del movimiento de mujeres, nos ponemos de pie, junto a los docentes y estudiantes, diciendo claro: No al pago de la deuda, plata para educación, vivienda trabajo y salud. Necesitamos fortalecer la organización estudiantil, con nosotros organizados y en las calles, a los ajustadores le decimos: NO PASARAN.



Source link