El decano de Psicología de la UBA y Clarín juntos en defensa del régimen feudal en la universidad

0
54


La campaña contra la organización de estudiantes y docentes que viene impulsando el derechista Jorge Biglieri llegó a la “corpo” para atacar la organización democrática de los estudiantes en masivas asambleas. Los dinosaurios también votaron un repudio a la toma en el Consejo Superior

Los grandes medios de comunicación durante semanas se jugaron a poner un cerco al conflicto universitario que recorre el país. Ahora, como fieles aliados del gobierno de Cambiemos, salieron a demonizar a los estudiantes que pelean para defender la educación pública.

Es el caso de la Facultad de Psicología de la UBA, donde ayer se cumplieron 9 días de toma. Clarin e Infobae ocuparon sus portadas con notas que se suman a la campaña del Gobierno contra los estudiantes y docentes que vienen enfrentando el ajuste en todo el país con asambleas y movilizaciones masivas. Buscan montar una verdadera provocación para ocultar el brutal ajuste que quiere realizarse en educación para pagarle al FMI.

Anoche mismo se conoció que una docente fue torturada por hacer una olla popular. Pero esto no está en sus portadas, lo ocultan.

El decano Biglieri también se entrevistó con el derechista Feimann en el canal A24, donde este incluso le “indicó” que expulse a los estudiantes que están peleando.

De lo que tampoco habla ninguno de estos medios es de que hay en curso un ajuste fenomenal mientras que en lo que va del año se fugaron en intereses de deuda más de 5 veces el presupuesto universitario.

Fuertemente cuestionado por la organización que surgió desde abajo, el decano Jorge Biglieri, una figura importante del régimen universitario de la UBA y parte de la UCR/Cambiemos, viene actuando como un verdadero patotero: filmando a los docentes que dan clases públicas y amenazándolos si dan clases, exigiendo notas y datos de los alumnos que participan de las asambleas (y con los dichos de hoy en televisión se puede prever que quieran avanzar en sanciones), poniendo firmas de docentes que no están de acuerdo sin pedirles permiso en comunicados para repudiar la toma.

También han afirmado que existe un “cese de actividades”, cuando hay cientos de clases públicas ejerciéndose hace ya nueve días. Estos son los métodos de Biglieri y su pata estudiantil, el EDI/Franja Morada.

Anoche, en los medios, el decano se daba el gusto de calificar de democrático al gobierno de la facultad, mientras Feinmann le decía que él era el “dueño”. ¿Se olvidó de que está hablando de una universidad pública?

La realidad demuestra otra cosa. Para encontrar un gobierno tan antidemocrático como el de la universidad, tenemos que viajar hasta antes de la revolución francesa: al decano se lo elige por voto ponderado. Es decir, ningún estudiante o docente de la facultad puede elegirlo de manera directa. Mientras todas las decisiones de gobierno de la facultad las toma él, la voz de la enorme mayoría estudiantil es aplastada.

Menos de 150 docentes titulares eligen a la mayoría de ocho representantes del claustro de “profesores”. Los otros miles de docentes (muchos de los cuales ni siquiera cobran) que componen el claustro de “graduados” eligen a solo cuatro representantes. Mientras que los 12000 estudiantes tienen solamente cuatro representantes. Los trabajadores no docentes ni siquiera pueden votar. Así se compone el Consejo Directivo, el principal órgano que determina la política, la vida académica y presupuestaria de la facultad.

Estas mismas figuras (que en el caso de los profesores se perpetúan en el tiempo), son las encargadas de firmar desde convenios con grandes empresas y habilitar posgrados arancelados, hasta determinar un plan de estudios que es ampliamente criticado por ser retrógrado, con un contenido misógino y homofóbico en muchas cátedras. Muy lejos está de dar respuesta a los grandes problemas sociales en temas de salud mental.

Pero el decano de Psicología no está sólo, el Consejo Superior, cuyo Rector es Alberto Barbieri (quién iba a ser Ministro de Educación de Scioli), salió en su defensa y en la de todo este régimen universitario profundamente antidemocrático, sacando un comunicado donde no sólo repudian la toma de la facultad sino que también, de manera insólita, ponen en duda la continuidad del cuatrimestre. Quieren usar a Psicología como punta de lanza para aplicar una política autoritaria y persecutoria en la Universidad. Así pretenden hacer pasar el ajuste.

Más allá de que todos estos dinosaurios ocupen las portadas diciendo derechadas de todo tipo, en las asambleas de psicología cada vez se escucha mas fuerte el grito de “Fuera Biglieri”, que expresa la bronca que tenemos los estudiantes con un régimen que aplasta, que decide a nuestras espaldas y que quiere una universidad para unos pocos, en función de los intereses de las grandes empresas. Así lo hacen en Económicas donde sponsorean las aulas, o en medicina donde tienen influencia los grandes laboratorios. No van a dudar en avanzar aún más en este camino.

Pero la ola verde se unió a la lucha estudiantil y con esta fuerza pretendemos cuestionarlo todo. Esta situación marca un antes y un después para los estudiantes de psicología, que nos organizamos en forma democrática. En la última asamblea participaron casi mil estudiantes junto a docentes, algo que no se veía desde la vuelta a la democracia. De este lugar no pensamos retroceder. Por eso defendemos la educación pública, pero también queremos pensar otro modelo de universidad. Con los dinosaurios de los radicales y los peronistas que gobiernan esta, no lo podemos hacer.

Hay que retomar la experiencia más avanzada que dio la UBA, como fue la elección directa (una persona, un voto) de director de carrera de sociología basado en asambleas tripartitas (representación de los tres claustros) para las decisiones más importantes como el cambio de plan de estudios, para poner al servicio de las grandes necesidades sociales nuestro conocimiento.

Este viernes a las 18 se realizará una nueva asamblea. Se espera una masiva participación. Ahí se resolverá de manera democrática como continuar la lucha.



Source link