El poder adquisitivo de los estatales es 19 % menor al de 2015

0
148


Según una estimación realizada por los trabajadores de la Junta Interna de Ate-Indec, los trabajadores estatales son uno de los más afectados por la inflación. La pérdida acumulada llega al menos a $ 59.243 desde diciembre de 2015.

Desde diciembre 2015 la inflación acumulada fue del 98,3%, mientras que los salarios de los trabajadores estatales sólo aumentaron un 62,2 %, según una estimación realizada por los trabajadores de la Junta Interna de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De esta manera, “la decisión de frenar los salarios, alejó mes a mes nuestro ingreso del monto necesario para mantener el poder de compra vigente en noviembre de 2015: el poder adquisitivo del salario de abril de 2018 resulta nada menos que un 18,1% inferior al de noviembre de 2015” señala el comunicado emitido por la Junta.

Te puede interesar: Inflación sin frenos: chau meta oficial, más devaluación y aumentos por venir

“Así, actualizado a precios de abril de 2018, las diferencias de nuestro salario respecto al que permitiría mantener el poder adquisitivo de noviembre 2015, se acumula un déficit de $ 59.243 para un trabajador con categoría D0, cuyo salario bruto actualmente asciende a $16.697 (lo que implica más de tres meses y medio de sueldo).

Los trabajadores estatales perdieron más de tres meses y medio se sueldo desde diciembre de 2015.

“Es decir que este sería, apenas, el monto necesario para adquirir al día de hoy los bienes y servicios de los cuales un trabajador de la categoría mencionada tuvo que privarse en este período de `revolución de la alegría`”, sentencia el documento.

Datos comparativos Noviembre 2015 / Abril 2018

Fuente: Junta de Delegados de ATE-Indec

Asimismo, en relación con los trabajadores registrados del sector privado, la comparación indica que “si bien todos los trabajadores han perdido contra la inflación, la caída del poder adquisitivo de los trabajadores estatales ha sido de mayor intensidad que en el sector privado”. “Mientras que en noviembre de 2015 el salario de un trabajador D0 representaba el 66 % del salario promedio del sector privado registrado, en abril de 2018 esa relación resulta de alrededor del 58 %”.

Recomposición ya de lo perdido, paritarias de 30 % y cláusula gatillo automática

El comunicado culmina señalando que “en este panorama, parece quimérico esperar una inflación menor al 30 % para todo el año, valor que duplica la “nueva” meta de inflación del 15 %, que incluso ya fue descartada por el gobierno, aunque antes de “sincerarse” la usaron sin pruritos para firmar cerca del 70 % de los acuerdos paritarios bajo ese `techo`”.

“Seguimos planteando que, en la nueva ronda paritaria para nuestro salario, esta pérdida acumulada del poder adquisitivo debe ser efectivamente saldada. Lo contrario significaría postergar aún más las demandas del conjunto de los trabajadores y en particular la de los estatales”, consideran.

Esta situación obliga a pelear para romper el techo salarial de 15 % y conquistar un salario mínimo que cubra la canasta familiar. Es importante exigir un 30 % de aumento en una sola cuota y cláusula gatillo para actualizarlos en base a la inflación. Para ello es urgente un plan de lucha unificado que empiece por un paro general activo que reclame asimismo el no pago de la deuda externa pública ilegítima e ilegal.

A continuación reproducimos el comunicado de la Junta Interna de ATE-Indec.

Ejercicio de Pérdida Salarial Abril 2018 FINAL by La Izquierda Diario on Scribd



Source link