Elecciones en la FUA: a espaldas de millones de estudiantes, agrupaciones de Cambiemos buscan su reelección

0
20


Sera en Rosario el próximo 11, 12 y 13 de Mayo. En medio de la peor crisis que enfrenta el macrismo, la Franja Morada y sus aliados van por la reelección en la Federación Universitaria Argentina mas grande de la región.

El gobierno nacional se vuelve cada vez más impopular y ya no pueden disfrazarla de ninguna manera. Cada vez se vuelve más claro que este gobierno vino para garantizar un nuevo saqueo al pueblo trabajador y las conquistas que nos quedan. La economía entra en escena y las recetas parecen un deja vu: inflación por las nubes, devaluación y endeudamiento, y ahora… el FMI. Ya sabemos lo que significa, más ajuste y más ataques a las mujeres los trabajadores y la juventud.

En ese contexto, como si vivieran en una realidad paralela, la Franja Morada que integra el gobierno de Cambiemos propone hacer un Congreso para renovar la conducción de la Federación Universitaria Argentina. Lo que realmente sucede es que su presidenta, Josefina Mendoza (ahora diputada de Cambiemos) tiene un arduo trabajo para hacer de comparsa a un gobierno que retiro 3 mil millones del presupuesto asignado a las universidades y en el Congreso para votar en contra de los trabajadores y los sectores populares, como hizo el 18D bancando el robo a los jubilados.

Como sucede con la inmensa mayoría de trabajadores y jóvenes, los estudiantes de las universidades, también somos blanco del ajuste del gobierno nacional y de las provincias que desfinancian la educación y atacan a los docentes con sueldos de hambre. Los docentes universitarios vienen de paros nacionales porque el gobierno les ofrece un sueldo del 15%, casi 10 puntos abajo del pronóstico de la inflación. Los nuestros, son los trabajos peor pagos, si es que tenemos y hacemos malabares con el tiempo para poder estudiar, con apuntes y transportes cada vez más caros, enfrentando una deserción estudiantil que crece año tras año. Hoy mismo en la Ciudad de Buenos Aires el macrismo pretende clausurar los 29 institutos de formación docente, un proyecto similar al que avanzó en Mendoza y Jujuy, mientras en Neuquen pretenden avanzar en arancelar la educación pública superior.

Lo innegable, es que el gobierno se encuentra atravesando su peor crisis para que la paguemos los mismo de siempre y lo mismo ocurre en las provincias gobernadas por la ‘oposición’ que acompaña este ajuste. En medio de toda esta situación la Federación Universitaria Argentina, que nuclea a los millones de estudiantes universitarios del país, cumple un rol fundamental.

Mantener lo más alejado posible a este sector social de la posibilidad de involucrarse como actor político, desde la propia federación y sus pares locales, como también desde los centros de estudiantes. Su rol es doble, mientras con un funcionamiento completamente vacío y burocrático, donde la única preocupación pasa renovar autoridades de manera artificial, sin ningún tipo de participación activa, con acreditaciones de delegados truchos en clubes donde nadie llega, por otro lado es utilizar la Federación como trampolín para ocupar cargos en el gobierno, como sucede con la actual presidenta que voto el saqueo a nuestros abuelos. Bueno, este espacio es quien busca retener la conducción política de la FUA. Nuestra es la tarea de pelear por recuperarla.

El peronismo y la ‘unidad’ contra Macri. Un cuento chino

Un segundo bloque de agrupaciones que responden a los gobernadores, senadores y diputados de la oposición, se propone como la alternativa al macrismo en la universidad, raro. No solamente son parte del co-gobierno pacífico que reina en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), sino que donde son oposición al gobierno como en el Congreso, acompañan sus leyes. Donde son oficialismo como en las provincias, trasladan el ataque que diseña el gobierno nacional. Sus apellidos varian, puede ser Urtubey, Pichetto, Gioja o Kirchner. Son los que hoy dicen combatir los aumentos de tarifas, mientras les llenaron los bolsillos a los mismos empresarios durante 12 años, en definitiva, están de acuerdo con que empresas de servicios elementales como gas, luz, agua o transporte, generen ganancias y nunca tocaron el modelo de privatización de los ’90. Este bloque, que incluye al peronismo y el kirchnerismo en todo su abanico, pasando por La Mella y el PCR tiene una política clara para la universidad, que defendieron durante todos estos años en los que avanzó la flexibilización con la Ley de Educacion Superior y la política de ‘recursos propios’ para las universidades, lo que empujo el arancelamiento de posgrados y degrado en su conjunto las carreras de grado, quitándoles contenido. La defensa la universidad al servicio del mercado, los lleva a compartir listas con la propia Franja Morada, como ocurrió en la Universidad Nacional de La Plata, donde la reciente elección de Tauber como rector, encontró unidos y organizados del mismo lado a Franja Morada, Liberación (Quebracho), La Mella, CEPA, La Cámpora, JUP, FUNAP, Miles y MNR. En Rosario, la ciudad donde se realizará el Congreso, vienen de votar todos juntos un plan de urbanización que implica desalojos inmediatos a las familias trabajadoras y pobres de la zona. Sus federaciones también son de utilería a la hora de organizar al movimiento estudiantil. No tan distintos.

Haz lo que digo. Lo que hago, te la debo. O ‘Frente de Izquierda, si no queda otra’

Hace pocos días el Partido Obrero hizo publicó un llamado a conformar un ‘bloque independiente’, ni de izquierda, ni junto a los trabajadores, no, esas palabras no se desprenden del teclado de quien escribe en nombre de (una parte de) la Federación Universitaria de Buenos Aires. Una Federación que concentra las mismas prácticas burocráticas, de vaciamiento y ausencia de participación que se le puede achacar a la Franja Morada, no se renuevan allí autoridades hace 4 años y de hecho mantiene (pese a estar en manos de ‘la izquierda’ hace más de 15 años), los mismo estatutos ideados por los muchachos de Frondizi y Balbín, que en caso de regresar a la FUBA, solo deberán pasar algún plumero para que todo esté como antes. Y no es casual, esta Federación (la segunda más grande del país), se mantiene en la cuerda floja por un acuerdo entre el Partido Obrero y…si, La Mella, es decir, completamente paralizada y donde la única referencia para los cientos de miles de estudiantes de la UBA es alrededor de los apuntes, la herencia Morada, intacta. La misma política lleva adelante el PO en facultades realmente inmensas, como FADU, donde comparten listas, no solo con La Mella, sino con quienes conducen allí el centro de estudiantes, de quien se desconoce algún rol activo, mas alla del pomposo nombre de Comité de la Reconstrucción del Comunismo Revolucionario. Como se ve, la onda parece ser ‘Frente de Izquierda, si no queda otra’.

Un bloque de la izquierda, que enfrente al gobierno nacional, los gobernadores y se plante contra el saqueo.

Desde la Juventud del PTS y las agrupaciones estudiantiles que impulsamos junto a compañeros y compañeras independientes en todo el país, proponemos desenmascarar el inmovilismo al que quieren condenar a los millones de estudiantes universitarios, en medio de esta gran crisis nacional. No será en el Congreso de la FUA, donde se exprese la bronca y el descontento que hay entre los estudiantes, docentes y no docentes contra el gobierno.

Es imprescindible, construir una alternativa política, que cuestione el rol de clase de la universidad y la producción del conocimiento al servicio del mercado y no de las necesidades de los trabajadores y sectores populares. Una alternativa independiente de toda alianza con sectores de empresarios, nacionales o extranjeros; de los gobiernos nacional o de las provincias, que pelee con la perspectiva de unir las demandas de la juventud y toda la comunidad educativa a la de los trabajadores que hoy, enfrentan las políticas de ajuste y represión. Necesitamos organizar una fuerza estudiantil que cumpla un rol decisivo en la resistencia junto a los trabajadores frente al nuevo saqueo que prepara el gobierno y los grandes empresarios.

Proponemos a las organizaciones del Frente de Izquierda conformar un bloque que impulse un llamado a todos los Centros y Federaciones para construir desde los cursos una respuesta independiente a esta crisis nacional y se proponga echar a la Morada de Cambiemos y recuperar la FUA, las Federaciones locales y los centros que son meros prestadores de servicios, para que el movimiento estudiantil emerja con fuerza como un verdadero actor político, que pueda torcer la balanza en esta pulseada, para que la historia no se repita y esta vez, la crisis la paguen ellos.



Source link