Ensenada: antiderechos intentan amedrentar la "ola verde"

0
40


A pocos días de que la Cámara de Senadores le diera la espalda a la mayoría organizada a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, esta violencia comienza a verse replicada en la ciudad de Ensenada a través de reiterados ataques contra la “marea verde”.

Desde el comienzo de la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, grupos opositores autodenominados pro-vida se manifestaron de forma agresiva contra las personas que apoyaban este proyecto de ley. La violencia se profundizó luego de la media sanción cuando la Iglesia católica salió con los tapones de punta a presionar a los senadores para impedir que este derecho elemental se hiciera ley.

A pocos días de que la Cámara de Senadores le diera la espalda a la mayoría organizada a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, esta violencia comienza a verse replicada en la ciudad de Ensenada a través de reiterados ataques contra la “marea verde”.

Los grupos antiderechos crearon un clima tenso en las redes sociales al promover no solo escraches a los murales que se hicieron a favor del aborto sino que también amenazaron con “cazar” a quienes transitaran con el pañuelo verde por las calles de Ensenada.

El viernes pasado, previo a una movilización de estudiantes en apoyo al Astilleros Río Santiago, estos sectores pro-vida se autoconvocaron en la plaza principal de la ciudad para llevar adelante las amenazas de escrache. Como respuesta a esta iniciativa, personas con pañuelos verdes realizaron vigilias en los diferentes murales, lo que causó el retroceso del minoritario grupo antiderechos. Ese mismo día también agredieron verbal y físicamente a compañerxs, que desconcentraban de la marcha y transitaban solxs.

La violencia continuó en las redes y no fueron casos aislados. En diferentes ciudades del país los relatos de amenazas y ataques por parte de los llamados “pro-vida” inundaron internet. Estas actitudes son habituales en los grupos allegados a la iglesia y, además de ser un evidente ataque a la libertad de expresión, banalizan la lucha de las mujeres contra el sistema patriarcal que las oprime.

Por esto debemos seguir organizadxs en las calles para que la marea verde se convierta en el tsunami que le arranque los derechos a este sistema capitalista, patriarcal y religioso. Hay que continuar la lucha por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito e instalar una gran campaña por la total separación de la Iglesia y el Estado, para que no nos sigan imponiendo sus dogmas por sobre nuestros derechos.



Source link