Escándalo: Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán declaró a la ciudad "defensora y promotora de la vida"

0
102


Concejales peronistas, radicales, bussistas, macristas y de la Coalición Cívica aprobaron la declaración de la capital como “Ciudad defensora y promotora de la Vida, desde la concepción humana en el vientre materno hasta su muerte natural”, y rechazaron los proyectos de legalización del aborto presentados en el Congreso.

FOTO: eldiario24.com

Si se lee apresuradamente, podría pensarse que se trata de algún comunicado emitido por algún obispo o cardenal. Pero no, se trata de una Ordenanza Municipal sancionada en el día de ayer y votada por absolutamente todos los miembros del Concejo Deliberante capitalino.

Estuvieron de acuerdo en declarar a la capital provincial como “Ciudad defensora y promotora de la Vida, desde la concepción humana en el vientre materno hasta su muerte natural” todos los partidos políticos, desde peronistas a bussistas, pasando por radicales, macristas y la Coalición Cívica, al punto que no hubo discusión previa, y el proyecto fue aprobado de manera express sobre tablas.

No conforme con esta primera resolución, emitieron una segunda. Es bajo número de expediente 139 que rechazan enérgicamente las alternativas de despenalización / legalización que se debaten en el Congreso, y exhortan a políticas públicas en el sentido de “Protección Integral de toda vida”, prevención de embarazo no deseado, contención de la mujer en situación de vulnerabilidad, entre otras, en su artículo cuarto. Pura declaración de intenciones estériles, viniendo de las fuerzas políticas que no han demostrado la mínima voluntad política de aplicar de forma exhaustiva el Programa de Educación Sexual Integral en todas las escuelas.

Tanto oficialistas como opositores se adelantan a cualquier resolución que pueda salir del Congreso Nacional con respecto a la legalización del aborto, arrogándose una potestad que es delegada a la Nación a partir del Artículo 75, inciso 12, por el cual corresponde sólo al Congreso de la Nación legislar en materia penal.

Mientras el país debate sobre esta problemática en la que 300 mujeres mueren por aborto clandestino, donde las mujeres son criminalizadas, cabe recordar el caso de Belén, quien la Justicia sin ninguna prueba la condenó al encierro durante dos años y que gracias a la pelea que se dio en las calles logró la libertad, donde hay un mayor acuerdo de que el aborto es un tema de salud pública, en Tucumán el Concejo Deliberante capitalino se aferra al oscurantismo hablando en términos de “niño por nacer”.

Pero mientras se apresuran a pronunciarse en contra de este derecho elemental para la vida de las mujeres, estos funcionarios guardan silencio, cuando no avalan abiertamente, ante el asesinato a sangre fría de jóvenes y niños como Facundo Ferreira, a manos de la asesina policía provincial.

Consultada por este medio Alejandra Arreguez, referente en la provincia del PTS-FIT y de la agrupación de mujeres Pan y Rosas planteó que “Se hace evidente la necesaria separación de la Iglesia y el Estado, es inadmisible que en pleno Siglo XXI siga pesando la injerencia de la Iglesia Católica, plagada de denuncias de pedofilia y corrupción, sobre las políticas públicas y por ende sobre la vida de las personas.”

El intendente radical Alfaro vetó un proyecto de boleto gratuito para universitarios con el argumento de que era necesario debatir sobre el mismo, en una clara disputa con la oposición, quienes le ganaron de mano cuando Alfaro también iba a hacer política con una demanda tan sentida por el estudiantado. Esta vez se trató de frenar una demanda histórica del movimiento de mujeres por lo que todos los partidos políticos se posaron bajo el ala del arzobispo de Tucumán Carlos Sánchez para firmar una ordenanza sin discusión previa.

Desde distintos puntos de la Provincia las mujeres se están organizando para realizar un nuevo pañuelazo el próximo martes 15, esta vez en las puertas del Consejo Deliberante a partir de las 18 hs. Es necesario fortalecer la organización del movimiento de mujeres, exigiendo que los centros de estudiantes y sindicatos tomen la pelea por el derecho al aborto en sus manos e impulsen la organización de estudiantes, trabajadoras y trabajadores para multiplicar nuestra fuerza y acciones en las calles, con una respuesta a la altura del oscurantismo medieval del régimen político tucumano.



Source link