Estudiantes ratificaron medidas para continuar la lucha

0
32


Más de un centenar de estudiantes participaron de la asamblea junto a docentes en la sexta semana de paro votada por la CONADUH. Se prepara como en otras facultades la jornada de lucha nacional.

A pesar de las maniobras de las agrupaciones de la gestión y el clima tenso que impusieron mediante múltiples provocaciones, la concurrida asamblea interclaustro de Cs. Naturales y el Instituto Miguel Lillo se pronunció a favor de la lucha docente y en defensa de la educación pública. Los estudiantes preparan la convocatoria a la marcha de mañana partiendo desde la facultad (calle Miguel Lillo esq. San Lorenzo) para confluir con la convocatoria de ADIUNT en plaza Urquiza.

Entre las mociones para acompañar la lucha, se votó realizar clases públicas con cortes de calle el viernes 14 a la tarde. Además solicitar a las autoridades que no computen las inasistencias del día de mañana para garantizar la participación.

También estuvieron presentes los reclamos de los estudiantes que trabajan como Guarda Fauna de la Reserva Experimental Horco Molle. Los mismos denunciaron que cobran apenas $2600, no cuentan con un seguro especial a pesar de que tienen contacto con los animales, lo que además los expone a contraer enfermedades.

La asamblea resolvió impulsar un cierre de la Reserva para el próximo domingo 16 exigiendo medidas de seguridad, salario bajo convenio e incremento del personal ya que solamente tres estudiantes/ auxiliares por turno reciben miles de visitantes.

Sobre el cierre, la asamblea votó una próxima convocatoria para el miércoles 19 a las 11.30 hs.

Un debate necesario

Luego de 6 semanas de paro y múltiples acciones donde nos convocamos y movilizamos cientos de miles de estudiantes y docentes en el país queda claro que no vamos a permitir ningún ajuste sobre nuestras condiciones de vida y nuestra educación. El gobierno de Macri está decidido a implementar los planes del FMI y cuenta con el apoyo de los gobernadores y la “oposición” del PJ-FPV. Por su parte las conducciones de los sindicatos son cómplices y no toman ninguna medida a pesar que la bronca se extiende y profundiza.

Como dijo una estudiante extranjera que cursa la carrera de arqueología, a partir de su experiencia en Chile aseguro: “Macri quiere seguir el modelo chileno donde la educación y la salud están privatizadas, los jóvenes se endeudan para poder estudiar, se ataca a los trabajadores, por eso están cerrando Ministerios, devalúan la moneda, quieren dejar a la gente en la calle”.

En este contexto, los estudiantes avanzamos en demostrar que hay fuerzas para enfrentar el ajuste, que podemos poner en pie instancia de deliberación democrática, donde todos podamos expresarnos, intercambiar visiones, debatir y tomar resoluciones de conjunto para coordinar una lucha que es de todos.

Por eso, resulta inaceptable que tanto la conducción del Centro de Estudiantes (Rumbo Estudiantil), como Resiliencia hayan intentado poner en cuestionamiento la legitimidad de las asambleas. Mediante distintas maniobras, propusieron “urnas” como mecanismos para tomar decisiones plesbicitadas sólo por sí o por no y evitar el debate abierto, adjudicando de manera exclusiva a la Comisión Directiva del Centro Estudiantes la facultad de convocar asambleas

En tiempos donde lo que está en juego es la continuidad de la educación pública, el derecho a un trabajo, al acceso a la salud pública y las condiciones de vida del pueblo pobre y trabajador, no podemos permitir que nos restrinjan nuestro derecho a organizarnos.

Por eso, desde Lillo a la Izquierda mocionamos reafirmar la autonomía de las asambleas interestudiantiles, por carrera, y por facultad, y respaldar la soberanía de las decisiones que democráticamente abordemos.

Además propusimos abrir un proceso de reforma de los estatutos para transformar los centros de raíz, para llenarlos de participación y ponerlos al servicio de la lucha por todos nuestros derechos.

Quienes hoy limiten y coarten las vías democráticas de organización de la juventud y los estudiantes no son más que meros cómplices de ese puñado de empresarios y funcionarios que en cada crisis hace un nuevo negocio y mantiene sus ganancias millonarias con el hambre del pueblo.

Nuestra apuesta es a desatar el enorme potencial que tenemos y desarrollar aquella alianza que ya ha demostrado históricamente una fuerza imparable: la unidad obrero – estudiantil.



Source link