Facultad de Derecho: Katy Balaguer de PepsiCo dio una clase abierta

0
141


A pocas semanas de tratarse el aborto legal seguro y gratuito, Katy Balaguer, despedida de PepsiCo fue parte de la clase abierta el jueves pasado.

El evento fue ayer a las 20 horas en la materia “Mujer, raza y clase social” de la docente Paula Casal.

Los estudiantes sentados en círculo, esperando con curiosidad el relato de la mujer que tienen adelante. Comienza la charla tras la presentación de la clase en la universidad pública donde se quiere dar, desde la materia, voz a los protagonistas de la lucha contra el ajuste y del movimiento de mujeres.

La relación entre la lucha de los trabajadores y las conquistas de derecho sindicales a partir de la presentación judicial fue expuesta por Katy contando sobre su propia experiencia de organización dentro de la fábrica y el rol de las mujeres trabajadoras en ese proceso.

Destacó el aporte y relación entre los profesionales y trabajadores. Luego de la efervescencia del 2001 y la experiencia de las fabricas recuperadas, varios profesionales se acercaron a dar sus conocimientos para aportar en la construcción de un movimiento de trabajadores anti burocrático y que cuestione el mismo orden establecido.

Por eso, tras la lucha por su reincorporación, desde el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) fundado por Myriam Bregman entre otros referentes de DDHH, se pudo conquistar la figura de delegado de hecho que obliga a una empresa privada a re contratar a quienes cumplan con este carácter, significando un avance de reconocimiento legal para las luchas de los trabajadores donde la burocracia sindical (en el caso, peronista) no hace más que tapar el conflicto y a lo sumo obligar a los trabajadores a llegar a un arreglo económico con la patronal a cambio de la perdida de la fuente laboral.

Lo “normal” es que el trabajador arregle la indemnización ante el despido y que el propio abogado saque una tajada de este arreglo con la empresa. Estos no eran los objetivos de los abogados ni del colectivo de trabajadores que representaba Katy, sino que el objetivo era conquistar la reinstalación y seguir profundizando la organización dentro de Pepsico.

¿Quién es la mujer detrás del fallo Balaguer?

Es importante hacer un rápido repaso del fallo Balaguer y contar quien es la mujer que le dio origen con la lucha sindical a la figura de “delegado/a de hecho” sentando jurisprudencia y que es estudiada en la facultad.

Catalina ingresa a trabajar a la fábrica de PepsiCo en 1997. En el 2001 conoció al PTS y su trabajo de apertura en la comisión interna, llevando adelante una política independiente de la patronal, los partidos patronales y de la misma burocracia sindical peronista dirigida por Héctor Daer y sus patotas. Ya en el 2002 en el marco del despido de 100 compañeros, se marcaría un punto bisagra para el activismo sindical en dicha fábrica. La patronal buscaba centralmente sacarse de encima a agrupaciones que no se conformaban con la alienación que proponía el peronismo y que si querían dar pelea por sus derechos. Entre los despedidos se encontraban Catalina y su compañero, ambos por persecución laboral, pero Balaguer -a diferencia de su compañero que era delegado y a pesar de ser reconocida como una referente- no tenía representación formal de delegada, ya que las mujeres ni siquiera contaban con representación en la comisión interna.

Como dice el texto de “BALAGUER CATALINA TERESA C/ PEPSICO DE ARGENTINA S.R.L. S/ JUICIO SUMARÍSIMO”:

“ […] Balaguer en tareas sindicales, fundamentalmente de su labor en defensa de los derechos de las trabajadoras mujeres, quienes no tenían representación específica en la comisión interna, del conflicto colectivo que involucró a la empresa y a su personal a partir del despido de un grupo de trabajadores contratados, lo que motivó una serie de medidas de acción directa, -entre otras, la instalación de una carpa-, la adhesión de diversas agrupaciones defensoras de los derechos humanos, de dirigentes políticos y religiosos, la activa participación que Balaguer y su “esposo” tuvieron en dichos hechos y la presión y las amenazas que la empresa le efectuó al resto del personal para disuadirlos de cualquier tipo de compromiso o vinculación con el reclamo que estaban llevando a cabo sus compañeros (entre otras, amenazas directas y filmaciones y fotos de lo que sucedía en los alrededores de la carpa).

Del informe del INADI (obrante a fs. 270/278) surge que “…existe una presunción seria y lógica que da razón a la denunciante para considerarse víctima de un acto discriminatorio fundado en su opinión política gremial […].”

Es importante remarcar que en PepsiCo trabajaban fundamentalmente hombres, y que las mujeres fueron ingresando de a poco con contratos eventuales y con pésimas condiciones de trabajo. Balaguer ya venía reclamando como delegada de hecho ante la empresa por las condiciones de trabajo de las mujeres, por sus enfermedades, el maltrato que sufrían las embarazadas y las amenazas de la patronal a cualquiera que quiera pasar alguna dolencia por la ART, enfermedades que dicho sea de paso, eran consecuencias del aumento del ritmo de producción.

“Vos no tenes nada que ver conmigo”

Esto le decía Katy a la gerente mujer de PepsiCo. La trabajadora fue categórica, después de vivir la experiencia de jornadas de 16 hs y el maltrato patronal. Lo explico asi “Ella busca garantizar las ganancias de la empresa que genera discriminación ante las trabajadoras mujeres”.

A través de su relato Katy como delegada llevó una actividad sindical con perspectiva de género. Consiguieron, entre otras mejoras en las condiciones de trabajo, que las obreras que estuvieran embarazadas trabajen solo en el turno mañana, que les paguen la guardería –1000 pesos por hijo menor de tres años– y que no fueran despedidas “como material descartable” las que estaban lastimadas con enfermedades laborales –por el ritmo con el que tienen que empaquetar, suelen terminar afectadas de tendinitis, hernia de disco o síndorme de túnel carpiano (que es el entumecimiento y hormigueo en la mano y el brazo ocasionados por el pinzamiento de un nervio en la muñeca). “Antes la empresa te echaba y logramos que fueran reasignadas en otras tareas”, cuenta.

También lograron instalar el 8 de marzo como fecha de reivindicación de los derechos de las trabajadoras. Y desde hace varios años ese día organizaban una jornada de reflexión dentro de la planta. Para esto fue muy importante la unión con sus compañeros varones dentro de la planta. Katy plantea que esta unión fue estratégica para todo lo que se logro conquistar, partiendo de la idea de la unión entre trabajadores: unir hombres y mujeres, contratados y planta permanente.

El FMI y la Reforma Laboral: la deuda es con las trabajadoras

La implementación de hecho de algunas pautas de la reforma laboral que ya se está dando en fabricas de la zona norte: el aumento del trabajo en negro y de las horas laborales.

El pedido de deuda al FMI significa más penurias para las mujeres trabajadoras que son las que tienen los peores sueldos y condiciones laborales, por esto ella plantea el no pago de la deuda y que todo ese dinero se destine a trabajo, salud y educación. Ante esta mención la trabajadora ante el aula hizo una mención sobre el contexto nacional y la importancia de organizarse para hacerle frente a este nuevo saqueo nacional.

El aporte de estudiantes y profesionales a las luchas de los trabajadores

Otra cosa que remarcaba Balaguer era la importancia del aporte de los estudiantes y los profesionales de como visibilizar estas peleas en cada facultad como presentar investigaciones que tuvieran alcance nacional o participar directamente en la lucha legal de la causa.

De aquí se puede extraer la pregunta ¿actualmente como pueden aportar los estudiantes de derecho?

Desde la Izquierda en Derecho y el CeProDH esta abierta la invitación para que cada estudiante pueda compartir sus conocimientos como una herramienta de las luchas de los trabajadores. Hay que unir los reclamos que afectan a todos desde la pelea contra los tarifazos (donde uno de nuestros logros fue suspender el aumento del boleto del SUBTE)

Porque como decía Katy al explicar el propósito de sus luchas contra las condiciones inhumanas de trabajo y la igualdad entre todos los hombres y mujeres: “nosotros no reclamamos porque no queremos trabajar como lo dicen en los medios. Queremos trabajar, pero lo que no queremos es dejar nuestras vidas en esas fabricas”. Solo con la lucha se puede llegar a conquistar una vida que valga la pena ser vivida.

Con ese cierre finalizo la clase publica dejando distintos debates que queremos retomar en otras notas que saldrán publicadas en las paginas de este medio

Hoy en día, desde Pan y Rosas, Katy Balaguer es una referente de la lucha de las mujeres trabajadoras, que junto a todos los despedidos de PepsiCo dieron una batalla ejemplar contra la fraudulento cierre de la planta por parte de la empresa y que desde el Movimiento de Trabajadores Clasistas (MAC) invitan a coordinar la lucha de todos los sectores en conflicto con una política independiente de la burocracia sindical y los partidos patronales.



Source link