Fiscal oficialista, fanático de la mano dura y antiabortista, denunció a Vilma Ripoll

0
52


Se trata de Marcelo Romero, quien acusó a la dirigente del MST por “apología del crimen”.

“Son años de poner pruebas, de hacer investigaciones y seguimientos. Yo misma, como enfermera, debo llevar 500 abortos hechos. Porque vienen las mujeres pobres a decirme: ‘¿Cómo hago?’”. La declaración pertenece a Vilma Ripoll, trabajadora de la salud y ex legisladora por el MST, y fue realizada en una manifestación frente al Congreso de la Nación.

Pese que los temas que abordó se están debatiendo actualmente en el recinto, y han atravesado históricamente la histórica de las mujeres a favor de la interrupción legal de la embarazo, derivaron en una respuesta brutal por parte de un fiscal platense. Marcelo Romero, titular de la Unidad Fiscal de Instrucción nº 6 y profesor de la Universidad Católica de La Plata, realizó una denuncia penal contra la dirigente por “apología del crimen”.

De acuerdo con el letrado, sus expresiones “superan con holgura la simple libertad de expresión y se internan en el plano de la ilegalidad”.

“Es el reino del revés: me ataca porque defiendo el derecho de las mujeres a no morir”, escribió en un comunicado Ripoll, quien cosechó la solidaridad de referentes políticos, activistas por los derechos de las mujeres y periodistas.

¿Quién es el fiscal Marcelo Romero?

Romero cobró notoriedad cuando llevó el caso de Carolina Píparo. Es un fiscal muy cercano a la gestión de Cambiemos, y la defiende en diferentes apariciones mediáticas. Rechazó una propuesta de candidatura del PRO por no sentirse “capacitado para la función ejecutiva”.

A través de sus constantes tuits, despliega su rechazo al aborto y la despenalización de las drogas, sus deseos de mayor mano dura, su odio a la protesta social, y su cuestionamiento al número de desaparecidos durante la última dictadura.

La cuenta que maneja es @RomeroMarcelo63 aunque quizás varios de los lectores no puedan ver sus publicaciones: bloquea a muchos usuarios que piensan diferente a él.

En los días en torno a la desaparición de Santiago Maldonado, y ante los detenidos en una de las marchas por justicia, escribía:

En su usual lenguaje medieval, ha llegado a hablar de “farsantes del neomarxismo vernáculo, que colonizaron universidades, academias, medios de comunicación y gobiernos”:

El palacio y las calles

Luego de las enormes movilizaciones de mujeres por sus derechos y frente al debate que toma lugar en el Congreso, los sectores enemigos de las mujeres se han puesto en pie de guerra. La Iglesia católica, sectores reaccionarios de la corporación médica, abogados que defienden la baja en la edad de imputabilidad y la libertad de genocidas -pero se llaman “pro vida”- son algunos de ellos.

Te puede interesar: Las peores expresiones de los que argumentaron contra el aborto legal en el debate

En las audiencias, se han escuchado argumentos verdaderamente aberrantes: desde que las mujeres tienen “la misión de dar a luz”, hasta que “un embarazo puede frenar casos de abusos” a niñas. El debate continuará puertas adentro, pero el derecho al aborto lo conquistaremos en las calles.



Source link