"Hay bronca contra los tarifazos, la misma que nos invade ante las muertes de trabajadoras por aborto clandestino”

0
125


El pasado viernes se desarrolló una asamblea de mujeres, en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, se volvió a realizar una nueva instancia vacía de la FUBA y la CET.

En una semana de crisis política para el gobierno de Macri y los CEOs, que el pueblo trabajador viene sintiendo en sus bolsillos con los ajustes y tarifazos. Esa bronca contra el gobierno viene también creciendo entre los estudiantes y docentes terciarios en la pelea que vienen llevando adelante por el retiro del proyecto UNICABA que pretende cerrar 29 terciarios.

Las agrupaciones que responden al Gobierno de CAMBIEMOS como la Franja Morada, Nuevo Espacio y Nuevo Derecho, no fueron parte de esta instancia ni tampoco en los lugares donde conducen centros llaman a instancias de organización. Vienen siendo el soporte del gobierno en las facultades, apostando a la pasividad de los miles de estudiantes brindando “servicios”, mientras ellos votaron la reforma previsional con Josefina Mendoza (Franja Morada/FUA).

Las federaciones estudiantiles de Buenos Aires (FUBA, CET, FUNA) convocaron con escasa antelación una “asamblea” de mujeres y disidencias sexuales para organizar la próxima movilización del 3J, ésta prácticamente no contó con la participación de compañeras no agrupadas en espacios políticos, expresado en las intervenciones de la misma asamblea que fueron todas de militantes.

El movimiento de mujeres viene creciendo en nuestro país al grito de Aborto legal seguro y gratuito, con gran protagonismo de la juventud en la pelea contra el Estado, sus instituciones y la Iglesia que se sigue metiendo en nuestras vidas. Sin embargo en el congreso el gobierno nacional viene llevando adelante una maniobra de dilación del debate con audiencias públicas que los propios diputados del oficialismo y de la oposición peronista vienen vaciando de participación dentro y fuera del recinto.

Por eso, la agrupación de mujeres Pan y Rosas, plantea que la tarea de las organizaciones estudiantiles y de mujeres que se dicen opositoras al gobierno, como La Mella/Patria Grande y el Partido Obrero en la conducción de la FUBA, tiene que ser la de masificar el movimiento desde cada aula y cada facultad para copar las calles contra el gobierno y por nuestras demandas. En ese sentido, las instancias como la de ayer no terminan de alcanzar para potenciar la enorme simpatía que llevo a que la mayor parte de la población esté de acuerdo con la legalización o despenalización del aborto, sino más bien muestran una vez más que la FUBA es una herramienta vaciada, donde ningún estudiante la siente como referencia política y mucho menos como herramienta política para organizarse, enfrentar al gobierno y los gobernadores, y conquistar las demandas del movimiento de mujeres en la perspectiva de acabar con la opresión.

Si queremos fortalecer el movimiento de mujeres y al movimiento estudiantil en este contexto, la discusión entre las distintas agrupaciones y sus estrategias es fundamental para poder llegar a un plan de acción que saque del inmovilismo a las federaciones universitarias y terciarias.

En la asamblea interpelamos a las compañeras del Partido Obrero, sobre de qué lado están en la Universidad. Tal es el punto de adaptación del Plenario de Trabajadoras (agrupación de mujeres del PO) que votó una declaración con las corrientes estudiantiles patronales, donde reivindicaba las audiencias públicas, en vez de denunciar el loby parlamentario y las maniobras de diletancia en los partidos tradicionales, que son responsables de las muertes por abortos clandestinos, los de este gobierno y del anterior.

Desde Pan y Rosas peleamos en la perspectiva de unir las demandas de las mujeres con el conjunto de las trabajadoras y trabajadores, organizándonos en cada una de las facultades y desde las aulas, como lo hacemos en el CEFyL (Centro de estudiantes de la Facultad de Filosofia y Letras de la UBA) haciendo asambleas y planteando jornadas de debate ideológicos alrededor de los problemas actuales que nos atraviesan. Invitamos a quienes compartan estas ideas y los ejemplos de las enormes enfermeras del Hospital Posadas, las trabajadoras que se organizan en sus fabricas en comisiones de mujeres como las leonas de Pepsico, entre tantas otras, a sumarse a las agrupaciones que impulsamos en los lugares de estudio para dar juntos esta pelea.



Source link