Jujuy: el ministerio de Educación propone una aplicación reduccionista de la ESI

0
82


Se conoció recientemente a través de la página de Facebook del ministerio de Educación que capacitarán a docentes de escuelas medias en ESI. Esto se debería a los altos índices de embarazo adolescente que registra la provincia.

La convocatoria conocida hace pocos días posee tres escuetos renglones donde sin primar fundamento y conceptualización alguna, se abre la inscripción a docentes de media de la provincia para capacitarse en ESI (Programa de Educación Sexual Integral) en el marco de un supuesto “Plan Nacional de Prevención de Embarazos no queridos en la adolescencia”.

La Ley de Educación Sexual Integral sancionada en el año 2006, posee en el cuerpo de la misma una serie de argumentos más abarcativos de la educación sexual para todos los niveles educativos, donde sólo en uno de sus incisos refiere como objetivos y temas de la ley lo relacionado al tratamiento de cuestiones referidas a la salud y educación sexual reproductiva:

“d) Prevenir los problemas relacionados con la salud en general y la salud sexual y reproductiva en particular.” (pag. 2 ley 26150).

La informalidad y poca seriedad de un tema educativo que merece el mayor de los compromisos para con nuestros/as jóvenes y niños/as, se reduce a un curso publicitado por Facebook sin dar a conocer los nombres de los “especialistas” y sin un programa de contenidos que permita inferir el abordaje de este tema.

¿Cuáles son los desafíos de la ESI en la actualidad y en Jujuy en particular?

En la provincia, los índices de embarazo adolescente la ubican como la segunda con mayor registro de los mismo pero también otro índice alarmante es el de los femicidios; aquí se encuentra entre las primeras tres provincias con mayor número de femicidios y violencia hacia las mujeres. Sin lugar a dudas acotar la capacitación docente como pretende el ministerio de Educación al sólo objetivo de prevención de embarazo adolescente, responde a una mirada no sólo escueta de la problemática sino también errónea en cuanto a pensar cuáles son las construcciones sociales, los mandatos y estereotipos que el patriarcado construye y trasmite desde sus instituciones sociales que hace que las mujeres sean puestas en lugares de desigualdad y objeto de violencias diversas.

Otra de las caras de esta falsa preocupación radica en la exigencia que durante este último mes se ha manifestado respecto a la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito que va acompañado de la consigna “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”.

Las protagonistas de estas demandas han sido sin lugar a dudas las jóvenes de colegios y universidades tanto público como privado-religioso. Ante la petición y expresión desde los pañuelazos en sus colegios, plazas y otros lugares, a las instituciones educativas no les ha temblado la mano para sancionarlas y hasta varias de esas jóvenes junto con sus familias fueron sometidas a tribunales de conducta y “morales” para definir qué tipo de sanción recibían.

Te puede interesar: Jujuy: estudiantes secundarias realizaron pañuelazo por aborto legal

El embarazo adolescente es sólo una de las aristas de una trama compleja de opresiones a la que las mujeres son sometidas, sobre todo si son pobres, desocupadas, jefas de familia, indígenas, etc. Si bien el cuerpo de la ley 26.150 es escueto, también se pronuncia por atender a la diversidad de identidades sexuales y a su reconocimiento, nada de esto está presente en las capacitaciones de ESI que el ministerio plantea. Tampoco se habla de la situación económica de las mujeres en nuestro país donde son las más pobres entre los pobres y las que se ubican en los puestos de trabajo más precarizados.

Por todo esto es necesario redoblar las demandas por ESI en todos los niveles educativos desde el nivel inicial, donde se cuestionen los estereotipos asignados a hombres y mujeres, la heteronormatividad como forma compulsiva de identificarnos en la familia y en la escuela, las formas a través de las cuales se construye la violencia hacia las mujeres, y también el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y sobre la maternidad, sin la incumbencia de la iglesia en tales contenidos.

Este desafío está planteado como guía de trabajo para que las y los maestras y profesores lo impulsen junto con los estudiantes. Así se expresó en la reciente audiencia en defensa de la educación pública que impulsaron los diputados del bloque PTS-Frente de izquierda junto con los docentes de la agrupación 9 de abril en la Legislatura.

Desde la agrupación 9 de abril exigen a las autoridades de gobierno las respectivas garantías para una efectiva aplicación integral de la ESI en todos los niveles educativos de la provincia. Así mismo, denuncian la falta de compromiso al respecto por parte de las dirigencias de los gremios docentes, que muestran un profundo desinterés por una problemática que atraviesa a los jóvenes y a toda la comunidad educativa y del pueblo trabajador.



Source link