La Pampa marchó en el Día Mundial de la Marihuana

0
563


A pesar del mal clima, se realizó una concentración y marcha en la ciudad de Santa Rosa exigiendo la despenalización y legalización del autocultivo de marihuana.

La jornada fue encabezada por la familia del joven Iñaqui, un caso muy reconocido en la provincia, que necesita del aceite de marihuana para tener una buena calidad de vida porque padece epilepsis refractaria.

Durante 17 años, Iñaki sufrió unas 40 convulsiones por día. Para controlar las crisis, tomaba 24 pastillas diarias. Pero ese combo de medicamentos, fue sustituido por aceite de cannabis. Iñaki mejoró notablemente.

Acompañaron a la movilización decenas de jóvenes y personas con variadas enfermedades, dolencias o malestares por los cuales necesitan consumir el aceite medicinal.

Rodrigo Catalano, padre de Iñaqui, exigió que deje de criminalizarse a quienes cultivan marihuana. Pidió a quienes estaban presentes en la convocatoria que sigan acompañándolos en este reclamo por el cultivo de cannabis medicinal, y exigió al Estado que la salud es un derecho y que no se las está brindando.

Militantes de la agrupación de mujeres Pan y Rosas y del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) expresaron su apoyo planteando: “entendemos que la ilegalidad solo favorece al narcotráfico manejado por las mafias políticas, policiales y judiciales. La única solución es la legalización. No más presos por cultivar, no más presos por consumir. El Estado debe proveer políticas sanitarias, no represivas”.

La jornada culminó con una numerosa marcha alrededor de la plaza central de la ciudad, expresando el repudio a la criminalización del autocultivo y exigiendo el acceso a la salud como un derecho imprescindible.



Source link