La producción automotriz se derrumbó un 13,4 % en junio

0
33


Adefa informó una caída en el sector con respecto al mismo mes de 2017. Las ventas en el mercado interno se contrajeron un 31 %. Los empresarios se anticipan a la recesión con despidos.

En junio la producción automotriz se desplomó un 13,4 % en comparación con el mismo mes del año pasado. Las ventas al mercado interno cayeron un 31 % en el mismo período, según publicó ADEFA, la entidad que nuclea a las terminales locales.

El mes pasado, la producción nacional de vehículos fue de 39.420 unidades, un 15,8 % menos respecto de mayo pasado. Cifra, que significó un descenso del 13,4 % con respecto al mismo mes de 2017.

El sector exportó 22.894 vehículos, es decir, registró un aumento de 6,8 % en comparación con el mes anterior, mientras mostró un incremento de 16,2 % si se lo compara con el volumen de junio de 2017.

En las ventas mayoristas, las automotrices comercializaron a la red de concesionarios 55.358 unidades, que representa un 26,9 % menos de la cifra de mayo, y un 31% menos respecto del desempeño de junio del 2017.

Según informó Adefa, el sector se vio perjudicado por el lock out de la patronal del transporte en Brasil.

El titular de ADEFA, Luis Fernando Peláez Gamboa, sostuvo que “a la hora de analizar el desempeño del sector tenemos que hacer una salvedad. Por un lado, se debe analizar el plano industrial y por otro, el comercial. En el caso del primero, la nueva situación macro, en función de la corrección cambiaria que se ha dado, puede traducirse en una oportunidad por la mejora de la competitividad y ello, permitir mantener el ritmo de producción y exportación de los últimos meses”.

“Por otro lado, vemos con preocupación el aumento de las tasas ya que afectan de manera directa las ventas puesto que el 50 % de las mismas se realizan mediante la utilización de alguna herramienta de financiación” y apeló, “a que se reduzcan rápidamente las tasas a fin de retomar la senda de crecimiento que el sector mostró en los primeros cinco meses del año”, agregó Peláez Gamboa.

La crisis comenzó a mostrar los primeros síntomas de la desaceleración de la economía. Según el Indec, la actividad industrial cayó en mayo un 1,2 % con respecto al mismo mes de 2017. En tanto, en abril el estimador mensual de actividad económica (EMAE) mostró una reducción de 2,7 % respecto a marzo de 2018.

Ante el enfriamiento de la actividad económica las patronales se preparan para proteger sus ganancias con lock out, despidos y suspensiones como ya se ve en Fate o en Motomel San Nicolás.

Te puede interesar: Los empresarios se preparan para la recesión “parando” y despidiendo: ¿qué hacemos nosotros?



Source link