La tapa que tapa las banderas de las mujeres

0
126


El movimiento de mujeres es uno de los fenómenos políticos más importantes de la actualidad, como en otros momentos ejemplares de la historia, en el medio del ajuste del gobierno de Cambiemos y la vuelta al FMI. Pero ¿qué debates se abren al interior de un movimiento que nuclea a millones de mujeres, trans, trabajadoras, estudiantes y jóvenes en nuestro país?

El 4 de junio pasado las calles se poblaron de mujeres; es la cuarta expresión masiva de organización en contra de la violencia contra las mujeres y la desigualdad de género, de la mano de las jornadas de los paros internacionales que se dieron en por el Día Internacional de las Mujeres, los 8 de marzo de los dos últimos años.

El #NiUnaMenos comenzó por la necesidad de las mujeres de repudiar la ola de femicidios, de los cuales se venía haciendo eco la sociedad de conjunto, de la mano de los medios masivos de comunicación -que hasta antes de esto, los titulaban como “crímenes pasionales”-. Pero a medida que se organizaba y se debatía, el reclamo se amplió, por la influencia misma de los debates, y #NiUnaMenos pasó a representar un arco de reivindicaciones que excedían el derecho elemental de las mujeres a la vida, para meterse más profundamente en las cuestiones que nos atraviesan estructuralmente: la desigualdad salarial, el acoso sexual, la posibilidad de intervención en el deporte y la cultura, entre otras.

El aborto legal es parte de estos temas trascendentales.

El derecho al aborto legal, seguro y gratuito es un tema de salud pública para que no haya más muertas por abortos clandestinos, porque las que mueren son las mujeres pobres.

El aborto existe y es una práctica sistemática a la cual la clandestinidad convierte en una sentencia de muerte, según su costo y las condiciones en las cuales se practique.

Photoshop 12

Sorpresivamente para quienes hace años venimos organizándonos, vemos que Página/12 utiliza en su tapa una imagen retocada que originalmente fue obtenida por del drone de Prensa Obrera; el tipo de retoque casualmente no deja ver la bandera de ninguna de las organizaciones allí presentes, solo quedaron visibles los pañuelos verdes que llevamos todas.

Esos pañuelos que cada día son más cotidianos en las calles, facultades, colegios secundarios, en miles y miles de mochilas, esos pañuelos que también llevamos colgados porque defendemos el derecho al aborto legal seguro y gratuito para no morir, son totalmente legítimos. Pero también tenemos nuestras identidades políticas, nuestras diferencias sobre cómo y por qué organizarnos y sobre quiénes son nuestros enemigos. Una gran conquista del movimiento de mujeres es que esto se debate en las asambleas de Ni Una Menos, donde democráticamente se vota qué política llevar adelante, como en este último acto donde se gritó fuerte un repudio al FMI que con sus políticas de ajuste golpeará principalmente a las mujeres y a las trabajadoras en particular.

Uno de los medios “no hegemónicos” publica una foto editada, borrando la presencia política de algunas de las organizaciones allí presentes, y así interviene un hecho histórico, tergiversándolo. Dudamos que un medio como Página 12 que además se caracteriza por hacer muchos fotomontajes de tapa, no haya notado que la foto estaba intervenida, amén de que también aparezca sin créditos.

Imagen original

Lo logrado por el movimiento de mujeres en estos años es un gran avance: miles de mujeres cuestionando el patriarcado, la sociedad capitalista y el machismo. Dentro de ese movimiento tenemos muestras banderas, porque peleamos por liberarnos de todo tipo de opresión.

El próximo miércoles la marea verde tomará las calles rodeando el Congreso para que se vote la ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto en diputados; porque ningún gobierno nos regaló nada, allí estarán las mujeres con sus banderas, con los pañuelos en el cuello y las banderas bien en alto. Le pese a quien le pese.



Source link