La UJS-PO: ¿bombero del kirchnerismo?

0
36


Cuando en todas las universidades del país se debate sobre el rol las conducciones kirchneristas, que están levantando el conflicto educativo mientras se sigue expresando la bronca desde abajo, la UJS-PO sale en su defensa pero… ataca a En Clave ROJA y al PTS. El fracaso de una política que se aleja de la izquierda.

En una respuesta a nuestro artículo de balance sobre la asamblea interestudiantil de la semana pasada, la UJS lanza (por todos los medios, incluso usando a sus referentes como Néstor Pitrola) las definiciones de “parasitismo”, “divisionismo” e “infamias” contra el PTS y En Clave ROJA. Toda esta bronca y esfuerzo de difusión no es con las conducciones de CONADU y FEDUN que vienen de aceptar una paritaria de 20 puntos por debajo de la inflación, sino que está puesta en función de atacar a quienes desde la izquierda cuestionamos el rol de las burocracias kirchneristas que, luego de acordar con Macri, están levantando la lucha educativa en el momento de alza del movimiento estudiantil.

La respuesta del PO no sorprende. Es la continuidad de la política que tuvieron en la interestudiantil: hacer un bloque con Nuevo Encuentro y La Mella votando en contra de cualquier pronunciamiento político que clarifique que el kirchnerismo le está haciendo un gran favor al gobierno de Macri. Sus intereses de aparato burocrático en la FUBA, que implican hacer acuerdos con el kirchnerismo para sumar en el poroteo de delegados, parecen estar por encima de cualquier fenómeno de la realidad, como el desarrollo del movimiento estudiantil autoorganizado.

El aparato de la FUBA por encima de la lucha educativa

En su artículo, el PO afirma que “está claro, sin embargo, para cualquiera que participe de la vida universitaria, que el PO fue un factor decisivo para el desarrollo de la rebelión en curso” porque la FUBA convocó a una inter estudiantil, en “dos reuniones previas en el local de la FUBA” (sic).

Lo curioso no es la definición, sino que la UJS piense que diciendo esto ataca al PTS: no compañerxs, no nos están atacando a nosotros, están ninguneando a miles de activistas, desconociendo la enorme organización y movilización que se dio en todas las facultades, pese a la FUBA. ¿De verdad valen más esas dos reuniones en el local de la FUBA (¡que ni si quiera fueron públicas!) que las decenas de comisiones de base, asambleas y mandatos por cursos que propusieron y votaron hacer una asamblea interestudiantil? ¿El PO está tan por fuera de la lucha educativa que desconoce que las asambleas de Medicina, Sociales y Filo habían votado dos semanas antes de esas fantasmagóricas “reuniones de la FUBA” convocar la interestudiantil? Lamentamos decirles entonces que su ataque no es a En Clave ROJA y al PTS, sino a los miles de estudiantes que se organizan en cada facultad.

Demuestran así que su concepción, la que sostuvieron en estos 17 años de FUBA, que fracasó pero que siguen manteniendo, es “dirigir” al movimiento estudiantil sacando declaraciones y haciendo acuerdos “por arriba” con La Mella y el kirchnerismo, mientras rechazan y obstaculizan todo lo que pueda desarrollarse desde abajo, peleanndo por el surgimiento de un sector activo y organizado para enfrentar el ajuste de Macri y los gobernadores del PJ.

Recuperar los centros

En este sentido, la política del PO en Medicina es muy gráfica, ya que allí la política de “recuperar los centros” que dice la UJS se traduce directamente en alianzas con los kirchneristas que acaban de entregar la lucha. “El Frente”, no solamente no surgió “del activismo” ni de la asamblea, como dice Asiner, sino que es un acuerdo con La Mella, a quien ubicaron como la Secretaria General del frente, (y otros, como el MST), que está muy por detrás de la política que se dio la asamblea de medicina desde que comenzó el conflicto.

Mientras el activismo de Medicina viene de discutir y votar “plata para educación y no para la deuda”, planteando una línea de unidad con los trabajadores, y de lucha con otros centros de estudiantes (todos puntos que el PO y La Mella rechazan discutir como hicieron en la interestudiantil), la lista de “El Frente” en sus 132 propuestas (¡mirá que había lugar!) para centro de estudiantes no mencionan a Macri, al kirchnerismo, o siquiera al aborto legal como una consigna.

Pero eso sí… la 8º propuesta es “dispenser en todos los pisos de agua fría y caliente”(sic). Si “recuperar el centro” es el acceso agua fría y caliente en todos los pisos, queremos informarle a la UJS que eso está muy lejos de romper con la tradición de la Franja Morada. De hecho, parece ser más la campaña del kirchnerismo, totalmente tibia y sin hablar de la lucha, que de una lista de izquierda.

Listas contra la Franja, ¿y contra el PJ?

Supongamos sin embargo que el PO, sumido en una confusión, está llevando adelante una política equivocada pero consecuente. ¿No deberían en Sociales hacer una lista para sacar a la UES-PJ, que es socia de la Franja Morada en la FUBA? ¿Por qué no hacen un Frente con “la lista 15” (de La Mella, Nuevo Encuentro y todos los satélites kirchneristas)? Sería interesante conocer la explicación del PO sobre cuál es la diferencia en uno y otro lugar.

Una posible respuesta podría ser que no es su orientación desarrollar el Frente de Izquierda y su perspectiva independiente, sino que eso solo ha dependido de En Clave Roja y el PTS a la que el PO sólo se suma cuando no le queda otra opción (como sucedió en Económicas o en Filosofía por ejemplo). Al parecer el PO, podría recibir la acusación que ellos mismos le hicieron a La Mella en su momento: “Estos son mis principios: si no les gustan, tengo otros”.

El fantástico mundo de “dirigir” la FUBA

Abramonos nuevamente a la imaginación (solo en ese terreno es posible) y supongamos que realmente la FUBA fue fundamental en todo el proceso estudiantil que vivimos y en particular en el impulso de la asamblea inter estudiantil. ¿Cómo explica la UJS-PO que a esa asamblea hayan ido menos de 40 militantes de su corriente, y otros tantos de La Mella? ¿Por qué no se expresó un activismo que acompañe las mociones que presentaron en común el PO, La Mella y Nuevo Encuentro? En el fantástico mundo del PO fueron “fundamentales” en una asamblea interestudiantil en la que su militancia tuvo una paupérrima participación, al igual que el kirchnerismo y todos sus satélites, desde La Mella a La emergente, que buscaron con maniobras evitar hablar del puñal por la espalda que le clavaron las conducciones kirchneristas al movimiento estudiantil levantando la lucha.

Fueron derrotados por el activismo que votó por amplia mayoría la moción presentada por En Clave Roja, que denunciaba a los gobernadores y al PJ, se pronunciaba por el no pago de la deuda, y a diferencia de lo que plantea Asiner en su nota, incluía todo el plan de lucha que salió de la asamblea. Es decir, su alianza con el kirchnerismo no fue “en pos de la lucha” sino en pos de encubrir al kirchnerismo y sellar alianzas entre cuatro paredes.

En síntesis: la política del PO en la interestudiantil y en las elecciones universitarias no es más que la política que viene desarrollando hace 17 años en la FUBA y que día a día confirma su fracaso. Que la FUBA dirigida por el PO haya llegado al enorme saqueo que hay en curso, con ataque a la educación pública incluido, con la única referencia de ser “los que sacan fotocopias en el CBC”, y que cuando la Franja Morada avanzó, como este año, no haya habido un solo estudiante movilizado en defensa de “la FUBA piquetera”, es expresión de este fracaso.

En la vereda opuesta de los aparatos, el CEFyL muestra que es posible sostener una política de izquierda, identificada con el FIT, y al mismo tiempo construir centros de estudiantes que sean una verdadera oposición al modelo de Franja Morada, con asambleas, comisiones de base, y un programa de independencia política y alianza con los trabajadores, que apueste a una fuerza social que derrote el plan de Macri y el FMI. Algo que sabemos que el kirchnerismo no quiere hacer, ¿y la UJS-PO?



Source link