Los anuncios de Vidal: cinismo y parches para la educación

0
39


La Gobernadora no llama a la paritaria docente y dice que sólo dará un 15 % de aumento. Ahora promete construir 650 aulas, pero disolvió la UEP, organismo que reparaba y construía las escuelas.

Foto Télam

Mientras estira la convocatoria a la paritaria docente, la gobernadora María Eugenia Vidal realizó una serie de anuncios en el área de educación que consisten en ampliar el Servicio Alimentario Escolar, construir 650 nuevas aulas para el nivel inicial “que garanticen vacantes a partir de sala de cinco años” y ampliar el boleto estudiantil.

Anuncios cargados de cinismo por donde se los mire, ya que a fin de año la misma mandataria ordenó la disolución de la unidad de Ejecutora Provincial (UEP), uno de los organismos encargados de la construcción y refacción de escuelas, dejando a cientos de trabajadores en la calle.

¿Y los tres mil jardines que había anunciado Macri?

Con respecto al anuncio de las 650 aulas para el nivel inicial, lo que no dice María Eugenia es en qué quedó el publicitado anuncio de Macri durante su campaña electoral del año 2015 respecto a la construcción de tres mil jardines. Consultado hace unos meses sobre el punto, el entonces ministro de Educación provincial y ahora ministro de la Nación Alejandro Finocchiaro había contestado que “el plan de tres mil jardines estaba muy bien diseñado, lo que pasó es que en muchos lugares no hay terrenos de la magnitud y las características que necesitamos”.

Según datos de la Ctera, se encuentran en ejecución obras en apenas 52 jardines de infantes, de las cuales sólo 17 corresponden a licitaciones lanzadas durante el gobierno de Macri. Apenas cinco jardines se encuentran en licitaciones y ocho en proceso de contratación o evaluación.

Para toda persona que envíe a sus hijos a jardines públicos no es novedad que un amplio número de los mismos funciona en edificios viejos o directamente no diseñados como instituciones educativas, algo que no tiene nada que ver con problemas de “terreno“. El caso del jardín 924 de Pilar, que funciona en un galpón, es apenas un ejemplo entre cientos.

Aulas de chapa y parches a la educación

Los trabajadores de la disuelta UEP denuncian negociados con empresas en las cuales estuvieron involucrados los mismos funcionarios del organismo. Además los sistemas de construcción son de muy baja calidad. Por ejemplo, en el programa denominado “1 2 3”, que fue un plan de emergencia de construcción de aulas por contratación directa (sin llamado a licitación) se utilizaba mayoritariamente el método de hormigón inyectado (realizado por la empresa Royal) y “aulas containers” de chapa (como la EP 57 de Moreno).

Con la disolución de la UEP Vidal dejó “en el aire” más de quince licitaciones por un total de $ 213 mil millones para reparar y construir escuelas bonaerenses. Al día de hoy las comunidades educativas destinatarias de esas reparaciones o construcciones no saben qué pasará con sus escuelas. Entre esas obras se encuentra, por ejemplo, el edificio de la EP 37 de Arana (sur de La Plata) cuya comunidad viene peleando por su construcción desde 2013.

El gobierno de Vidal no quiere escuelas nuevas, ya que esto implicaría (de acuerdo al lenguaje de CEO) un mayor “gasto”, teniendo que cubrir además nuevos cargos docentes, algo a lo que no está dispuesto el macrismo en todas sus gestiones.

Sin boleto educativo gratuito para docentes y estudiantes terciarios

Vidal anunció que alumnos de los tres niveles educativos de instituciones públicas y privadas con aportes del Estado podrán utilizar la tarjeta SUBE como boleto estudiantil gratuito.

Vale recordar que en el año 2015 el entonces gobernador Daniel Scioli promulgó la ley pero nunca avanzó en implementarla. El proyecto aprobado fue un recorte del proyecto original presentado por el entonces diputado del Frente de Izquierda Christian Castillo, quien proponía su universalidad y gratuidad para el conjunto de la comunidad educativa: estudiantes, docentes y auxiliares de educación.

Obviamente, en el anuncio de la Gobernadora la necesidad de que el boleto también sea gratuito para docentes y estudiantes terciarios brilló por su ausencia. Muchos docentes trabajan en ocho, nueve o más escuelas para lograr tener un salario que les permita llegar a fin de mes; esto implica que un porcentaje importante del sueldo se gaste en transporte.

Para esos miles de trabajadoras y trabajadores de la educación de la provincia el mísero aumento de salario que propone dar Vidal (15 %) apenas alcanzaría para cubrir el gasto mensual de transporte, próximo a aumentar nuevamente.

Mientras hace estos anuncios que son parches a la crisis que atraviesa la educación pública, la Gobernadora “estira” las reuniones paritarias con los gremios docentes. Su propuesta es un aumento de miseria del 15 % en cuotas y sin cláusula gatillo. Así acompaña las políticas de ajuste y ataques contra el pueblo trabajador que impulsa Cambiemos en todo el país.

Es necesario avanzar en una lucha conjunta para rechazar esta paritaria de ajuste, la defensa de la educación pública y el cese de todos los despidos.



Source link