Más ajuste: sólo un cónyuge podrá deducir a los hijos en Ganancias

0
77


En otra medida de ajuste sobre el pueblo trabajador, la Afip resolvió que sólo uno de los padres o cónyuges puedan deducir a los hijos e hijas del impuesto al salario.

La AFIP publicó ayer en el Boletín Oficial la resolución 4286 en donde indica que desde este año solo uno de los padres o tutor de un menor podrá aplicar la deducción por hijo en el Impuesto al salario (Impuesto a las Ganancias, 4ta categoría que es la que pagan los trabajadores) cuando antes podían hacerlo los dos.

Como un “combo” contra el pueblo trabajador, el mismo día que se recortan montos y topes de asignaciones familiares contributivas por hijo (que reciben los asalariados y monotributistas) se agrava la presión impositiva sobre los trabajadores que deben abonar injustamente el mal llamado “impuesto a las ganancias”. Una medida que si bien acotada a un sector, es equivalente a un incremento de la alícuota del impuesto.

En particular, el alcance de esta medida afecta a las familias donde ambos padres o tutores deben pagar el impuesto y tienen menores a cargo o personas discapacitados. Hasta ahora, la AFIP permitía en forma explícita la deducción del 100 % por parte de ambos.

Desde ahora cuando la responsabilidad sea ejercida por los dos progenitores y ambos perciban ganancias imponibles, cada uno podrá computar el 50 % del importe de la deducción o uno de ellos el 100 % de dicho importe. En otro caso la deducción será computada por quien posea la responsabilidad parental, en los términos del Código Civil y Comercial de la Nación.

Mientras el gobierno emite cada vez más declaraciones a favor de “bajar la presión tributaria”, estas medidas sólo están pensadas para las patronales y no para los trabajadores, a quienes cada vez más ajusta el salario y amplía tarifas e impuestos, como aquí este nuevo paso en recaudar sobre el salario obrero.

El gobierno anticipó que mantendrá el esquema de baja de retenciones a las exportaciones de soja, sumado al conjunto de medidas para reducir impuestos y condonar deudas a los empresarios, pero sigue firme en su decisión de atacar a los trabajadores para cumplir con las exigencias del FMI y los especuladores.



Source link