Megadevaluación y tarifazos: un combo explosivo que acelera la inflación

0
24


En agosto aumentó el transporte público, la electricidad, las naftas y hubo un nuevo salto del dólar. Hoy el Indec informará la suba de precios del mes pasado, será mayor al 4 %. Pierden los salarios.

El Indec dará a conocer hoy la inflación de agosto que será superior al 4 %. El mes pasado aumentó el transporte, la factura de luz, las naftas y el dólar saltó a $ 40.

Según el relevamiento del Banco Central, las consultoras ya adelantan que la inflación de este año será del 40,3 %. Muy atrás quedó la meta oficial del 15 % irónicamente anunciada el Día de los Inocentes.

La letra chica de la presentación de las medidas para alcanzar el “déficit cero” que anunció el Ministro de Economía, Nicolás Dujovne, reconocía que la inflación para este año será del 42 %.

A la hora de responder la pregunta de los periodistas sobre los supuestos del Gobierno el funcionario contestó “es material de trabajo no público que no podemos comentar”. Parece que el porcentaje no debió filtrarse y en la presentación de la página web de Economía ya no se encuentra ese número. ¿Fuego amigo difundió la inflación esperada? No está confirmado. Sin embargo, lo certero es que los precios suben a todo ritmo mes a mes y que el sueldo rinde menos.

Los aumentos de agosto

El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) calculó una inflación de agosto de 4,3 % y acumulada desde diciembre del 24,5 %.

Los rubros que más aumentaron fueron Transporte y Comunicaciones (6,9 %), Salud (6,2 %), Educación y Equipamiento del Hogar (5,4 %), Alimentos y Bebidas (4,5 %), Vivienda (4,5 %).

Los alimentos tuvieron un incremento de 4,5 % en agosto, con subas mayores al 5 % en restaurantes, frutas, lácteos y cereales. El mes pasado el 60 % de los 327 rubros relevados registró subas mayores al 1,5 %, mostrando que la inflación es generalizada a la mayoría de los productos.

En tanto el documento advirtió que “en agosto, la inflación fue más intensa en los hogares asalariados de menores ingresos, debido a alzas en alimentos, electricidad y transporte público”.

Primavera caliente

La megadevaluación de fines de agosto ya comenzó a repercutir en los precios. Con la disparada del dólar a $ 40 las grandes empresas que son de las principales exportadoras del rubro de alimentación y de artículos de limpieza comunicaron al sector supermercadista que no vendían productos y otras compañías anunciaron ajustes de precios de hasta el 15 %.

Te puede interesar: Especulación por el dólar: Arcor, Molinos y Unilever suspenden ventas de productos básicos

El ajuste del tipo de cambio afecta los precios de los bienes que se importan, y también los de bienes que se producen localmente porque están dolarizados como sucede con los alimentos y los combustibles.

Además, la suba del dólar impacta sobre toda la cadena de producción por el peso de los insumos importados y los costos del transporte que aumenta por la suba de las naftas.

Las consultoras anticipan que la inflación de septiembre será mayor a la de agosto y se podría disparar hasta el 6 %.

Lorenzo Sigaut Gravina, economista de la consultora Ecolatina sostuvo al diario Clarín que “por el salto del 35 % del dólar en agosto la inflación de septiembre tendrá un piso del 6 %” y agregó que “el problema no es sólo septiembre: también vemos que en octubre el impacto seguirá sintiéndose, e impulsaría el indicador al 4 %. En resumidas cuentas, la inflación estaría en el 44 % a fin de año”.

Guido Lorenzo de la consultora ACM advirtió que la inflación de septiembre tendrá un piso del 5 %, y añadió que con los datos que faltan computar hasta fin de mes, la estimación llegó a 5,4 %.

Gabriel Zelpo, de la consultora Elypsis, señaló al mismo medio que “septiembre es un mes bastante inestable. No sabemos cómo va a reaccionar el índice de precios. Pero, por lo pronto, va a estar por encima de agosto”, alertó.

Según el economista, además de los alimentos y combustibles, en septiembre, habrá ajustes por el alza en los precios de otros bienes transables, como productos electrónicos y muebles del hogar. “Entre otros productos, la carne sigue mostrando aumentos importantes”, explicó.

Salarios y consumo en descenso

Ante la creciente inflación y paritarias que se acordaron a la baja el poder adquisitivo del salario se erosiona y se contrae el consumo.

Según Focus Market con una economía que proyecta una caída del 2,4 % en 2018, el consumo descenderá un 3,5 %. En el caso de los hogares el consumo masivo descendió en lo que va del año 2,1 %.

El mismo estudio reveló que los rubros que más bajaron fueron cuidado del hogar y auto (-6,5 %), cuidado oral (-7,5 %) y lácteos (-6,9 %).

Por su parte, según estimaciones del IET en agosto, el poder adquisitivo del salario fue el menor desde 2010 y cayó 11,7 % desde noviembre de 2015. En 2016 calcularon que el salario real se contrajo un 5 %, y se recuperó parcialmente en 2017, pero en agosto de 2018 se desplomó un 8,3 % interanual. IET afirma que es “la caída más alta en dos años”.

Ante el golpe al salario y las condiciones de vida es necesaria la reapertura de paritarias, para pelear por un salario mínimo que cubra la canasta familiar, estimada por los trabajadores de la Junta Interna de Ate Indec en $ 31.878,80, y cláusula gatillo con la inflación real. Hay que enfrentar el saqueo en curso.

Te puede interesar: Una salida por izquierda para enfrentar el ataque al pueblo trabajador



Source link