Mendoza sin abortos no punibles con el partido de Victoria Donda en el Gobierno

0
175


Desde el 2015 la fuerza política de la diputada nacional se integró al gobierno de Cambiemos. El oportunismo electoral hecho política contra las mujeres.

Mientras se debate en el Congreso Nacional la Ley de Interrupción Voluntaria del embarazo, Victoria Donda, diputada nacional de Libres del Sur, se ha posicionado como una de las referente del proyecto de la Campaña Nacional por el derecho al aborto. Pero en Mendoza su fuerza política es parte del gobierno junto a radicales y macristas, y son responsables de que aún no se aplique la Guía Técnica para la Atención de Abortos no Punibles. A pesar de las críticas al macrismo no faltan las fotos amistosas y los actos con el gobernador Cornejo cómo reflejan varios diarios provinciales.

Alfredo Cornejo junto a Victoria Donda

“Ya hay un protocolo. No se qué más espera el gobierno. Dilatar el tiempo vulnera el derecho humano de las mujeres. Lo que se está poniendo en debate es el incumplimiento de este derecho. Pone trabas a través de su silencio y patea el problema…un derecho al acceso a la salud no puede estar condicionado ni judicializado. Mendoza puede armar el protocolo que quiera pero que no le ponga trabas al derecho.” Con estas palabras Silvina Anfuso, referente de Libres del Sur en Mendoza y actual Directora de Género y Diversidad del gobierno de Alfredo Cornejo, se refería en el 2012 a la negativa del entonces gobierno del FpV, a aplicar el Protocolo para la atención de abortos no punibles. Es decir que, la misma funcionaria de Libres del Sur que antes denunciaba a los peronistas por no aplicar el protocolo, ahora es la responsable de llevar adelante la “política de género” de la provincia, pero continua sin modificar en absoluto lo que antes criticaba. Las incongruencias de Libres del Sur tienen consecuencias nefastas en la vida de las mujeres.

Lamentablemente hoy Mendoza volvió al eje de la tormenta después de conocerse el caso de una niña de 11 años que sufrió una violación y que, producto de estas políticas que niegan derechos a las mujeres, debe obligatoriamente transitar un embarazo. No nos olvidamos que tanto Libres del Sur como Alfredo Cornejo y la vice gobernadora Laura Montero hicieron demagogia en campaña planteando que la provincia aplicaría finalmente el protocolo.

En Mendoza Libres del Sur es parte del gobierno junto a radicales y macristas, y son responsables de que aún no se aplique la Guía Técnica para la Atención de Abortos no Punibles

Mientras tanto y entre muchas idas y vueltas, el oficialismo negó sistemáticamente tratar el proyecto de Noelia Barbeito para que se cumpla la Guía Nacional, mientras a la funcionaria de Libres del Sur y Mumalá no se la escuchó decir nada al respecto, aunque sí se la puede encontrar sonriente junto al gobernador en todo acto oficial que se realicé. El oportunismo político no tiene límites, aunque se trate de avasallar los derechos de las niñas y mujeres que han sufrido un abuso sexual o corre riesgo su salud.

Silvina Anfuso de Libres del Sur en un acto junto al gobernador Alfredo Cornejo

Aborto no punible, no. Pero ¿Y el resto?

En sintonía con el gobierno de Macri, su mejor alumno Alfredo Cornejo, impulsó desde que asumió la gobernación una serie de medidas que atentan contra los derechos de las trabajadoras estatales. Basta nombrar el Ítem Aula, que restringe la posibilidad de tomarse ciertas licencias como por cuidado de familiar enfermo, y que ahora se le está descontando a quienes solicitaron licencia por violencia de género. Esta medida como tantas otras, fue votada afirmativamente por el representante de Libres del Sur, Ernesto Mancinelli compañero de militancia de Anfuso y también de Victoria Donda.

También cabe destacar la negativa del oficialismo de tratar los proyectos referidos a la emergencia en violencia de género, aunque la funcionaria dijo estar de acuerdo sobretodo con el presentado por nuestro bloque en la Cámara de Diputados, pero que eran “cosas a evaluar”, y habiendo pasado dos años desde ese momento la Dirección de Género y Diversidad sigue sin aplicar un plan integral para prevenir y paliar las consecuencias de este flagelo. Actualmente la cartera cuenta con un presupuesto de $ 25 millones por segundo año consecutivo mientras las escuelas privadas, muchas dependientes de la Iglesia Católica, reciben subsidios por $ 1.945.366.800 este año, de esto tampoco se escuchó decir nada a Libres del Sur.

La hipocresía no tiene límites pero las mentiras son de patas cortas. Detrás de un discurso de mujeres que se empoderan y llegan a lugares de poder para generar cambios, la única empoderada es la alianza del Estado con la cuestionada Iglesia Católica mendocina logrando, con el aporte de Mumalá y Libres del Sur, que el acceso a abortos no punibles no exista, transformando el debate en si se le va a permitir a las niñas violadas seguir siendo niñas o no, negándoles un derecho que tienen desde 1921 mientras la educación sexual sigue siendo mala palabra en las escuelas de la provincia.



Source link