Merkel, Macron y May pidieron a la UE que actue frente a medidas comerciales de EE. UU.

0
500


A partir de hoy queda sin vigencia la exención de aranceles a las importaciones estadounidenses de acero y aluminio que regía para la UE y otros países.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso en marzo aranceles comerciales para las importaciones de acero (25%) y aluminio (10 %).

Sin embargo, algunos países y regiones obtuvieron una exención impositiva con vencimiento el 1 de mayo. Las exenciones a los aranceles de acero y aluminio aplicaron transitoriamente para la UE, Argentina, Brasil y Australia junto a socios comerciales de TCLAN, Canadá y México.

Te puede interesar: Trump y los aranceles a China: ¿rumbo a una guerra comercial global?

Mientras los socios comerciales del TCLAN -Canadá y México- continúan negociando los términos y condiciones para mantener el Tratado del Atlántico Norte, los lideres de la UE se han expresado con preocupación respecto a este vencimiento.

Tal es así que días atrás, en una reunión la canciller Angela Merkel, el presidente Emmanuel Macron y la primera ministra Theresa May coincidieron en que la UE debería defender a sus 28 países de cualquier tarifa punitiva de Estados Unidas basándose en las reglas internacionales multilaterales.

Un portavoz del Gobierno alemán confirmó en un comunicado a la prensa que los mandatarios: “Estuvieron de acuerdo en que Estados Unidos no debería tomar medidas comerciales contra la Unión Europea o la Unión Europea debería estar dispuesta a defender sus intereses dentro del marco del orden comercial multilateral.”

Se espera que el presidente Donald Trump comunique si la exención será permanente o no. Mientras tanto muchos analistas han coincidido en remarcar que Trump ha utilizado la amenaza de los aranceles para presionar sobre la UE y conseguir mejoras en los productos estadounidenses que ingresan al mercado europeo.

Incluso se llevaron adelante reuniones entre funcionarios de Estados Unidos y la UE para avanzar en mejoras para el sector del automóvil. En trascendidos a la prensa se sostuvo que los funcionarios de ambos países podrían llegar a negociar un acuerdo, muchísimo más limitado en alcance que la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión(TTIP) impulsado por Obama.

Si bien son trascendidos y se desconoce con certeza el rumbo o los alcances de las medidas comerciales que llevará adelante el gobierno de Donald Trump, o si su intención es presionar para conseguir ventajas comerciales en posibles acuerdos; una traba con la UE es el compromiso de la Comisión Europea de no firmar acuerdos comerciales con países que no están en el acuerdo climático de París, del cual Trump ha prometido retirarse.



Source link