Merlo: por problemas de infraestructura más de 40 escuelas suspendieron las clases

0
37


Luego del crimen social de Sandra y Rubén, en las escuelas de Merlo, como en varios distritos de la provincia, nada volvió a ser normal.

La gran conmoción que generaron estas muertes, hizo que no fuera un día cualquiera para los miles de docentes que sintieron el dolor y la bronca en carne propia.

En la mañana del lunes se multiplicaron en las escuelas las asambleas y/o reuniones con las familias para intercambiar sobre lo ocurrido y la situación de infraestructura de cada establecimiento. En más de 40 escuelas del distrito de Merlo las clases quedaron suspendidas, por falta de luz, pérdida de gas, paredes electrificadas o aulas inundadas, como muestran las imágenes que llegaron a La Izquierda Diario de la Ep 56 de Merlo, del barrio Rivadavia. En otras, se sacaron fotos y publicaron en sus Face o difundieron por WhatsApp con carteles que denuncian el rol del Estado y la exigencia de más presupuesto para educación.

Asamblea conjunta secundaria y primaria 62 barrio los Cardales, Libertad.

En la primaria 67, donde hubo suspensión de clases, se propuso poner una carpa en la puerta de la escuela donde se reúnan docentes, auxiliares y padres para seguir la situación de la escuela y visibilizar a la comunidad la situación y hacer una comisión de infraestructura con docentes, padres y alumnos para exigir presupuesto y hacer el seguimiento.

Así, nadie volvió tranquilamente a las aulas y nadie quiere volver a sus casas a esperar que ocurra el “milagro”. La comunidad educativa ya no quiere delegar más la resolución de esta grave situación.

Una denuncia recorría las escuelas, el responsable es el Estado por las décadas de desinversión. Todxs saben que de cada carta formalmente entregada, ya sea al consejo escolar, a la inspección o en La Plata, se recibió promesas pero no soluciones. En la Provincia de Buenos Aires las políticas de Daniel Scioli y de la actual gobernadora María Eugenia Vidal reflejan esa desidia hasta el desenlace fatal que, tal como decían los docentes y estudiantes en las asambleas y en las movilizaciones, le pudo haber tocado a cualquiera en cualquier lugar. ¡Basta de jugar con nuestras vidas!

Desde el fatal jueves, además de buscar algún chivo expiatorio como el gasista o hablar de un simple accidente, desde los medios adictos, el gobierno provincial de Vidal, responsable de otorgar el presupuesto educativo necesario y de garantizar las condiciones de infraestructura y de seguridad e higiene de las escuelas de la provincia, le empezó a tirar la pelota a los consejos escolares (en los casos que lo manejan las fuerzas políticas opositoras). Anteriormente para quitarse responsabilidad, por una resolución de la DGCyE se disolvió la UEP (Unidad Ejecutora Provincial), que era el organismo encargado de la construcción y reparación de escuelas, jardines y centros educativos para la provincia de Buenos Aires, despidiendo de paso a 200 trabajadores del organismo. Por el otro lado, los intendentes como Festa de Moreno y otros, le tiran la responsabilidad exclusiva al gobierno de Vidal. Pero a decir verdad, también los Consejos son responsables ya que por la Ley de Fondo Educativo de la DGCyE, esta transfiere fondos a los consejos, de los cuales el 50 % debe ser destinado a infraestructura.

Después de que quedó en evidencia la desidia, quieren sortearse los costos políticos, unos y otros hacen fríos cálculos electorales hacia el 2019 ¡Basta de jugar con nuestras vidas! Unos y otros son responsables, mientras se tiran la pelota, el cuerpo lo ponemos los docentes y las hijas e hijos de la comunidad trabajadora.

Es hora de ir por todo

Con el crimen social de Sandra y Ruben, se puso al desnudo y se desnaturaliza la decadencia de la educación pública. No se puede volver a la normalidad, en primer lugar porque tenemos que estar de pie por justicia por Sandra y Rubén. Y porque como dijo una docente “es ahora o nunca” el momento de ir hasta el final no solo para no morir en las escuelas, sino para gritar bien fuerte que queremos ¡aumento del presupuesto YA! porque como se hizo evidente, junto a los padres, somos los únicos que estamos interesados genuinamente en una educación pública de calidad.

Las y los docentes de la agrupación Marrón, planteamos que se ponga en pié en cada escuela comités de infraestructura de docentes, junto a delegados y auxiliares con la representación de padres y alumnos, que puedan tener una coordinación distrital, como parte de poner en pie organismos de trabajadores que puedan funcionar como nexos para que la vida de los docentes y de los estudiantes estén por encima del ajuste y el ataque a la condiciones de vida. No se puede dejar más nuestras vidas en sus manos, pero tampoco permitir que quieran conformarnos con el arreglo de una estufa o unos bidones de agua, como quieren hacer. ¡Es hora de ir por todo!.

El propio Baradel denunció por un Twitter, que más de 700 escuelas suspendieron las clases por problemas de infraestructura pero aún no anunció ningún plan de lucha serio.

El Gobierno nacional y provincial venía atacando por sector para dividirnos. Pero estos días que se desató la bronca contenida y se generalizó en todas las escuelas, se mostró dónde está la fuerza para pelear. No alcanza con movilizaciones distritales aisladas y reuniones de delegados, mientras nos llaman a “votar bien en el 2019”, cuando la educación está en crisis hace décadas y la fuerza para pelear esta ahora. Son los miles de docentes organizados desde las escuelas haciendo valer su decisión y uniéndose con el resto de las escuelas que tienen una fuerza imparable. Es necesario que Suteba se ponga al frente de coordinar las escuelas con o sin suspensión de clases, de todos los barrios junto a los padres y estudiantes, que mediante asambleas resolutivas puedan decidir los pasos a seguir, poniendo en pié un verdadero plan de lucha que incluya movilizaciones masivas a los centros políticos de la provincia, para pelear ahora y derrotar los ataques del gobierno de Vidal, conquistando en primer lugar aumento de presupuesto educativo YA, para infraestructura, salarios y todas demandas.

Este 8 de agosto paremos y movilicemos al Congreso por ni una muerta mas por aborto clandestino y ni una muerte mas en las escuelas.

Este 8A, tenemos que hacer sentir la fuerza de miles docentes al frente, por el derecho al aborto y contra el ataque a la educación pública. En un gremio donde la mayoría somos mujeres tenemos que exigir a Ctera y Suteba: ¡#8A PARO YA! para parar todas las escuelas y hacer temblar el congreso.



Source link