Neuquén: asamblea de Pan y Rosas llama a organizarse para volver a ser miles en todo el país para que el aborto sea ley

0
32


En la Facultad de Humanidades, decenas de estudiantes y trabajadoras participaron de la asamblea por el Aborto Legal. Debatieron cómo seguir organizadas para las peleas que se vienen y el 8 de agosto movilizarse al Congreso nacional y en Neuquén.

Con la idea de debatir los desafíos del movimiento de mujeres en el marco de la pelea por el aborto legal en el Senado y de las contradicciones económicas que se acrecientan en medio del acuerdo con el FMI por el cual se está descargando con más dureza el ajuste sobre trabajadoras y trabajadores,la agrupación de mujeres Pan y Rosas realizó una asamblea que duró algo más de 3 horas y de la que participaron compartiendo sus visiones y propuestas,obreras textiles y madereras, trabajadoras de la salud y la educación, estudiantes secundarias, terciarias y universitarias entre otras.

La referente de Pan y Rosas, Julieta Katcoff señaló en la apertura que“la movilización del pasado 13 de junio, logró arrancarle la media sanción a la cámara de Diputados. Las mujeres que peleamos por la legalización del aborto, no tenemos un minuto que perder de cara a la discusión en el Senado, en donde el PJ tiene mayoría y las maniobras de Cambiemos se profundizan y los lobbys de las Iglesias en contra que las mujeres conquistemos este derecho se agudizan”

Llamó a organizarse porque “ningún gobierno nunca nos regaló nada y nuestra fuerza está en la organización en las calles. Por esto que las mujeres que peleamos por nuestro derecho a decidir, tenemos un enorme desafío, tenemos que recuperar los centros de estudiantes y los sindicatos para que nadie decida por nosotras”

A su turno, Maive Franco, consejera de En Clave Roja, contó cómo lograron que el Consejo Superior de la Universidad Nacional del Comahuese pronuncie a favor de la campaña por el derecho al aborto, legal, seguro y gratuito. Señaló que también impulsaron el asueto académico y administrativo para el 8 de agosto o el día en que se vote en el senado la Ley de Interrupción voluntaria del embarazo y lograron que se apruebe por unanimidad. Llamó a seguir organizadas planteando que “logramos la media sanción porque nos movilizamos en las calles, en cada pañuelazo, en las asambleas de cada lugar de estudio o de trabajo, abriendo el debate en todas partes.Todo este empuje, nos dió las fuerzas para empezar a imponer que es lo que queremos discutir. La marea verde nos está enseñando esto y estas son las lecciones que queremos tomar y por eso es importante que un órgano tan rancio que hasta ahora estaba acostumbrado a tener estas sesiones tan tranquilas donde no se discutía nada, hoy por hoy este declarando esto”.

Una vez que se abrió la rueda de intervenciones, las participantes compartieron conmovedoras experiencias de cómo las mujeres transitamos lo que fue la pelea hacia el 13J y como se vivió en cada uno de los sectores. Así fue como la obrera textil, Marina Catilao, contó que: “Cuando se debatió en el congreso el pasado 13 J la media sanción para la aprobación del aborto legal, estabámos en la fábrica y pusimos una tele para seguir de cerca el debate. Cuando se supo el resultado, ver que las compañeras que están ligadas a la iglesia aplaudían a la par nuestra fue muy emocionante.Charlando con la hija de una compañera me decía, pensar que mi mamá hace unos años atrás no permitía que se hablara del aborto y hoy anda con el pañuelo para arriba y para abajo, gracias a las discusiones en la fábrica”.

Por su parte Carmen Puel que es integrante de la Comisión de Mujeres de MAM, señalo “es importante que las mujeres nos pongamos al frente de cada lucha por nuestros derechos, como venimos luchando y plantándonos por nuestro derecho a elegir y decidir sobre nuestros cuerpos. Nosotras tenemos que conseguir la legalización del aborto y no dormirnos en los laureles. Tenemos que seguir en las calles por todas nuestras demandas. Nuestra clase está siendo muy golpeada. Tenemos que seguir por nuestro derecho al trabajo. La la lucha de MAM lleva un año pero habrán mas despidos y mas ajuste, no viene nada bueno para la clase trabajadora. Hay que salir de la pasividad de la casa, esperando que otras personas solucionen nuestros problemas. Si no salimos nosotras quien. Las mujeres somos un pilar fundamental en cada lugar, cuando nos plantamos para avanzar, ningún hombre retrocede y yo lo he comprobado.”

Las trabajadoras de la educación contaron sobre la experiencia del Foro por el Aborto Legal que impulsaron en ATEN y la importancia de que los sindicatos se pongan a la cabeza de la lucha por el derecho al aborto y los derechos de las mujeres. Finalmente, las trabajadoras de la Secretaría de las Mujeres del Hospital Castro Rendón hicieron mención a como con la fuerza de las que se organizaron para pelear por el derecho al aborto, ahora van por recuperar las asambleas como espacio democrático en el Hospital de mayor complejidad de la provincia.

Al momento de votar las resoluciones definieron redoblar la organización de cara a la pelea en el Senado desplegando una importante campaña en todos los lugares de trabajo y estudio que además incluya acciones callejeras. También se acordó en la necesidad de convocar a una importante movilización en Neuquen el 8A, para lo cual los centros de estudiantes y sindicatos deben convocar a parar y marchar. Así mismo quedó conformada una comisión que organizará el viaje desde Neuquen al Senado, para que todas las mujeres que quieran participar de la jornada, puedan hacerlo. Por último se resolvió realizar el curso de feminismo y marxismo para seguir profundizando en los debates de estrategia dentro del movimiento de mujeres.

Para cerrar, las presentes hicieron un pañuelazo, y enviaron su apoyo y solidaridad a las docentes de Chubut, que vienen luchando y resistiendo la represión, y a las y los despedidos de TELAM. Todas se retiraron muy contentas sintiéndose parte de esa marea verde de miles de mujeres que ya no tienen miedo de plantarse contra quienes niegan sus derechos, pero también contra la explotación y la precarización, porque la peleas del movimiento de mujeres no terminan en la conquista de un derecho histórico como el aborto, sino por terminar con todo tipo de opresión, para que las mujeres tengan una vida digna de ser vivida.



Source link