PPP: abriendo los sobres avanza la privatización de las obras públicas

0
169


Ayer se lanzó la primera licitación bajo la modalidad PPP para la construcción de obras viales por u$s 6000 millones. Se presentaron 10 consorcios con 32 ofertas, entre ellos figuran Techint, el Grupo Roggio (Metrovías) y las constructoras de Marcelo Mindlin y Eduardo Eurnekian.

El segundo día de la semana arrancó con el lanzamiento y la apertura de sobres para la licitación de la primera etapa de obras de infraestructura con contratos de Participación Público Privada (PPP). Con la implementación de esta modalidad mixta, desde el gobierno se juegan una carta fuerte para garantizar la realización de un importante plan de obras públicas compuesto por 60 proyectos a ejecutarse en los próximos 5 años, calculado en US$ 25.000 millones.

Luego de las repercusiones del video de Mauricio Macri en Vaca Muerta en respuesta al creciente descontento por los tarifazos, seguido por el anuncio de María Eugenia Vidal eliminado los impuestos provinciales (y municipales) de las tarifas de servicios públicos; salieron a la cancha las ofertas para acceder a los proyectos vía PPP.

Te puede interesar: Macri y el “esfuerzo” de reducir impuestos para mantener los tarifazos

La primera etapa de obras licitadas que se realizó en el CCK y contó con la presencia de los ministros de Transporte, Guillermo Dietrich, y de Finanzas, Luis Caputo, y el administrador general de Vialidad Nacional, Javier Iguacel; es para la realizar obras viales esta vez en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe.

En detalle, la primer PPP es para la construcción de 1.494 kilómetros de rutas seguras, 252 km de especiales, y 813 km de autopistas. Estos proyectos forman parte de la Red de Autopistas y Rutas Seguras de más de 7.000 kilómetros, que demandará una inversión total estimada de US$ 6.000 millones, en 6 corredores que estarán en concesión por 15 años.

¿Cómo funciona la modalidad PPP?

En simples palabras y de acuerdo con la definición del Banco Mundial los PPP son contratos a largo plazo entre el Estado (nacional, provincial o municipal) y empresas privadas, para la realización de obras de infraestructura. En la mayoría de los casos se utilizaron para la realización de obras viales, puentes y túneles.

El sector publico y las empresas oferentes se dividen en teoría loa riesgos y responsabilidad durante la ejecución del proyecto, por esto es muy importante el detalle de cada contrato. En el día de ayer los oferentes presentaron los proyectos técnicos pero los requisitos económicos se conocerán recién el 10 de mayo, ahí recién se sabrá que tasa de retorno piden para financiar a 15 años el repago de lo que se invierta. Además, por el momento desde el gobierno aclararon que el grupo adjudicatario es el que tiene que conseguir el financiamiento del proyecto.

Pero las facilidades que brindan desde el sector público para convencer a los privados no son menores, está relacionado con rebajas y exenciones impositivas importantes como IVA o ganancias. El Gobierno justifica los tarifazos con la necesidad de reducir los subsidios y así el déficit fiscal, pero para otorgar beneficios impositivos a los empresarios, no importa si la recaudación cae.

Te puede interesar: Más regalos para las empresas: no pagarán impuestos las obras que se hagan bajo modalidad PPP

Los oferentes

Se presentaron 10 consorcios con 32 ofertas. De ellos 19 son empresas locales y 7 son internacionales. Las empresas son: Panedile, COPASA (española), Ci Grodco una empresa colombiana, la china CCA Civil Panama SA, Inc Spa inverores italianos, Grounwork Development LLC de Estados Unidos.

Entre las empresas locales que presentaron sus ofertas se encuentran: Green SA; Paolini Hnos, Vial Agro SA Techint, Grupo Roggio, MSU Infraestructur, Helport, Cartellone, Rovella Carranza y las constructoras de Marcelo Mindlin y Eduardo Eurnekian.

Pero tal como han dejado trascender desde el gobierno al impulsar las obras mixtas ¿la modalidad PPP permite “transparentar” las adjudicaciones de obra pública? Si repasamos algunos de los oferentes locales podemos detectar rápidamente que algunos son amigos del gobierno, otros han esta imputados en causas por corrupción en la obra pública.

Eduardo Eurnekian: el multimillonario argentino que siempre se mantiene en la lista Forbes, pero también en la de los Panamá Papers por fuga de capitales, y ha sido procesado por irregularidades durante la construcción de los aeropuertos Argentina 2000, por sobreprecios. Es un interesadísimo candidato en ingresar en e negociado de los proyectos vía PPP que el macrismo presenta como innovadores.

Marcelo Mindlin: reconocido amigo del presidente Mauricio Macri, quien a partir de su relación con el poder ha logrado operar en negocios ligados al Estado, multiplicando sus ganancias. Uno de los principales ganadores con los tarifazos, accionista de Pampa Energía, grupo dueño de Edenor, Transener y TGS. Te puede interesar: Luz y gas: lucro capitalista versus derecho esencial

Los Roggio: ejercen la administración de los subtes de la Ciudad de Buenos Aires a través de su empresa Metrovías. Han aplicada tarifazos en los últimos años y no han justificado que inversión realizan con las ganancias por la explotación del servicio, también están siendo investigados por sospecha de participación en el Lava Jato, la mayor causa de corrupción de los últimos años.

Contradicciones de las obras publicas impulsadas con PPP

Estos son sólo muestras de algunos de los postulantes que esperan ingresar a los proyectos de PPP con un objetivo en común: continuar aumentando sus ganancias multimillonarias a costa de los negociados que el Estados les ofrece, sin riesgos, con beneficios impositivos importantes y con la posibilidad de volcar a los precios (o sobreprecios) los costos que consideren elevados, que en principio estarían relacionados al financiamiento. A partir de mayo se conocerán mayores detalles de los beneficios y requisitos entre las distintas ofertas.

Las contradicciones de la modalidad PPP en distintos países radicó en ser una vía exitosa para ciertos grupos económicos o fondos buitres que aumentaron su rentabilidad; mientras para los Estados ha generado altos costos o incluso endeudamiento, sobreprecios, obras no realizadas, demoras excesivas o mala calidad de las mismas. Ejemplos sobran en Inglaterra o en Colombia.

El fracaso de las obras bajo PPP en España son otro claro ejemplo que le costará al fisco español alrededor de 2000 millones de euros. Las empresas contratistas que realizaban obras de vialidad se declararon en quiebre abandonando el proyecto, y según confirmaron desde el gobierno español muchas de esos grupos empresarios estaban conformados por fondos buitres. Un agravante relacionado a este accionar, es que la semana pasada mediante el decreto 299 el poder ejecutivo habilitó el “arbitraje con prórroga de jurisdicción como mecanismo de solución de controversias” para los contratos de PPP. Es decir, si existen empresas contratistas con accionistas extranjeros estos podrán concurrir a “tribunales arbitrales extranjeros con sede en un Estado que sea parte en la Convención sobre Reconocimiento y Ejecución de las Sentencias (Nueva York).” Sobre los litigios con los fondos buitres ya tenemos vasta experiencia…

La privatización de la obra pública vía PPP cuenta con el aval del FMI y el Banco Mundial, así sin un aumento directo del gasto público, el Estado se retira para dejar que las empresas privadas “hagan” grandes negocios. Una vez más, así como con los tarifazos, Cambiemos vuelve a proteger la ganancia empresaria. Un gobierno garantista de los negocios de amigos y familiares, con ministros offshore, que continúa atacando en cada decisión el poder de compra de los sectores populares y de trabajadores.

Podes leer: PPP: Cambiemos prepara una nueva entrega al capital



Source link