¿Qué opinan los economistas del acuerdo cerrado con el FMI?

0
72


Economistas de distintas visiones acuerdan en señalar que el ritmo de ajuste se deberá acelerar y que el nuevo acuerdo implica un fuerte apoyo del FMI al gobierno de Mauricio Macri.

El jueves por la noche en conferencia de prensa se anunciaron los puntos principales del acuerdo con el FMI. Si bien aún resta conocer la “letra chica”, las declaraciones realizadas permiten esbozar un primer análisis.

Durante la jornada de ayer los medios se hicieron eco y en ellos diversos economistas expresaron su opinión al respecto. Más allá de las distintas valoraciones, como se puede observar todos acuerdan en señalar que el ritmo de ajuste se deberá acelerar y que el nuevo acuerdo implica un fuerte apoyo del organismo multilateral de crédito al gobierno de Mauricio Macri, así como una apuesta a su continuidad.

Marti Alfie, de la Consultora Radar expresaba que “Es un acuerdo que el gobierno puede festejar. No cambia condiciones estructurales (incluso pueden empeorar por ajuste), tener que recurrir al FMI nunca es una buena noticia y el ajuste fiscal va a ser duro, pero le da aire financiero al gobierno. De todas formas, la economía real para los próximos meses sigue por el mismo sendero negativo: aceleración inflacionaria, caída del poder adquisitivo (puede ser morigerada por acuerdo con CGT) y, según pronósticos de consultoras, recesión. Este acuerdo no cambia mucho esto.”

En un sentido similar, Andrés Asiain, director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, en una entrevista en Radio Cooperativa señaló que “Es un programa económico que no propone ninguna solución, Argentina tiene un problema externo. Este préstamo no soluciona el problema estructural, como mucho da un aire para llegar a las elecciones. Este es el programa de la eternidad, cada Gobierno que asume va al FMI y pacta un acuerdo con mayor ajuste. Sin solucionar el problema externo, el default viene igual”.

“La plata que pone el FMI son los vencimientos de capital de la deuda externa argentina en dólares de los próximos 30 meses, hasta el 2020. El FMI no va a financiar los intereses. La gran incógnita es la fuga de capitales, hay que ver si se para o si continúa”.

“Si dejan subir el dólar, que parece ser la idea, es un mecanismo bastante explosivo. Si no hay una fuga bestial de capitales, más algo de la reserva, alcanzarían los dólares. La economía se cae a pedazos, incluso con el apoyo de FMI, el Gobierno queda mal parado de cara a las elecciones. Con una idea de dólar sensible, los que están en pesos, van a querer huir”.

Por su parte, el economista neoliberal José Luis Espert, expresó en Radio Continental que “Lo que viene en esta segunda parte del año va a tener poco que ver con el acuerdo con el Fondo y muy que ver con la crisis cambiaria que tuvimos entre marzo y mayo, esa crisis dejó una devaluación del peso muy significativa y una explosión de la tasa del interés. Se va a generar una actividad económica débil, con algunos meses de caída y una inflación alta de 2% o 2,5% durante algunos meses. Además, vamos a tener tensión social significativa.” A lo que agregó que “Hay que conocer en detalle el acuerdo, por cómo está armado el recorte de gastos está concentrado en continuar con la suba de tarifas para bajar subsidios, pueden esconder obra pública con los programas de PPP (plan de infraestructura Participación Público Privada NdR) y algo que a va agregar combustibles a la tensión social, que viene de antes, es un recorte de transferencias discrecionales a las provincias. Hay que ver cómo reaccionan las provincias, que el piso del recorte está en $ 80.000 millones. Hoy están recibiendo mucha más plata que año pasado por los acuerdos fiscales. No descartar que las provincias pongan el grito en el cielo”. Finalmente el economista reconoció que “puede generar tensión política”.

Víctor Beker, director del Centro de Estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano señaló en FM Milenium que “Lo que el Fondo Monetario ha pedido es que la reducción (del gasto NdR) sea más drástica que lo que había anunciado el Gobierno. Lo que también pidió ese organismo es que no haya más financiamiento (al tesoro Nacional NdR) por parte del Banco Central”. A lo que agregó que “La gran pregunta es: ¿Cuáles son los ajustes que se van a hacer? Creo que el candidato natural para el ajuste es la inversión pública. El segundo candidato es el salario real del personal del Estado”. Respecto de la necesidad de recurrir al FMI el economista señaló que “Haber tenido que recurrir al Fondo Monetario es reconocer el fracaso que se vino haciendo desde diciembre de 2015 hasta ahora. La meta de inflación es ahora lograr que en junio del año que viene estemos en el 20%”.

El acuerdo con el FMI terminó de sepultar el intento de “gradualismo” sostenido por el Gobierno. A partir de ahora, como reconocen todos los economistas se acelera el ritmo del ajuste contra el pueblo trabajador.

Te puede interesar:El acuerdo con el FMI y un quiebre para la Argentina



Source link