Se recalienta el dólar: 5 claves de la suba de esta semana

0
36


Luego de dos semanas de aparente calma, la cotización del dólar volvió a encenderse y ya alcanza los $ 29,80 en el mercado minorista. Claves de la nueva disparada.

El dólar minorista cerró ayer su cotización rozando los $ 30. A esta altura, luego de la experiencia de las corridas de abril y mayo y los sucesos pos anuncio del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la nueva “mini” devaluación que elevó el precio de la divisa casi $ 2 en una semana (un incremento del 7 %) no puede leerse simplemente por fenómenos “de mercado”.

Por el contrario, cada movimiento de la divisa norteamercana vuelve a poner en escena la vulnerable situación de la Argentina frente al incierto contexto internacional, agravada por la pérdida de confianza de los empresarios en el plan económico de Macri y, ahora, los escándalos políticos por la corrupción desatados con el #Cuadernos Gate.

Repasamos algunas de las claves de la suba del dólar:

1- Inestabilidad financiera internacional: nuevos episodios, ahora Turquía

Hace poco más de dos meses señalábamos cómo la crisis financiera en Italia impactaba en los mercados en el mundo y cómo la cadena de transmisión repercutía también en la valuación del dólar en Argentina. Ahora, el turno es de Turquía, que sufrió una devaluación del 19 % de su moneda, la lira, por el efecto de las tensiones comerciales con Estados Unidos.

El presidente norteamericano Donald Trump ordenó duplicar los aranceles del acero y el aluminio con dicho país, que ahora quedarán en 20 % y 50 % en cada caso. La respuesta de Erdogán, el presidente turco, no se hizo esperar y las relaciones entre dichos países se deterioran.

El impacto en los países emergentes fue inmediato, trasladandose el cimbronazo hacia los mercados de valores de todo el mundo, inclusive la bolsa de Wall Street, en donde las acciones de empresas argentinas se hundían más de 10 %, profundizando la tendencia a su devaloración desde el inicio de año.

2- Tendencia a la apreciación del dólar

Pero más allá de estallidos aquí y allá en distintos países que expresan la agudización de los problemas comerciales y financieros a nivel internacional, el dólar tiene una tendencia a la apreciación comparándose contra las principales divisas.

Entre otros motivos, la suba de la tasa de interés norteamericana, si bien muy limitada aún, actúa como un fuerte atractivo de los grandes jugadores financieros hacia el dólar, sumado a recientes indicadores de la actividad económica que muestran cierta mejoría. No obstante, los pronósticos de los organismos internacionales indican que la mejora económica no tendría una tendencia duradera

Se espera que la Reserva Federal norteamericana (FED) establezca un nuevo piso de tasa de interés de los bonos norteamericanos en septiembre, aspecto que incrementa la volatilidad de los mercados financieros y alienta el aumento del ritmo país en los paises emergentes. En la Argentina el riesgo país que mide el propio banco J.P. Morgan ya trepó ayer un 11 % y supera los 700 puntos.

Entre otras consecuencias de la crisis internacional se cuentan las crecientes tensiones comerciales y geopolíticas entre el gobierno norteamericano, China, Rusia y la Unión Europea, que derivan en amenazas proteccionistas y algunas acciones concretas. La disputa central se libra, no obstante, en el terreno de las empresas tecnológicas entre EE.UU. y China y en intereses imperialistas mundiales que van ganando escala.

3- La economía local se hunde

El préstamo con el FMI no fue suficiente para revertir los desequilibrios internos y externos de la economía, por el contrario, las políticas implicadas que profundizan el camino del ajuste recesivo están teniendo sus primeros resultados.

En mayo la industria cayó 8,1 % interanual en junio, y la construcción, el sector estrella de la economía de Macri en 2017, también retrocedió 0,1 %.

Pero además, la utilización del primer desembolso del FMI por U$S 15.000 para pagar servicios de deuda, sostener la fuga de capitales y garantizar las ganancias de los grupos económicos concentrados también muestra las patas cortas de un discurso que no tiene nada para ofrecer a los trabajadores más que ajuste y recesión.

Te puede interesar: Más derrumbe económico, la única promesa de Macri para el segundo semestre

La falta de dólares se potencia, precisamente, por el incremento del peso de la deuda en el presupuesto, duplicándose en sólo dos años. A su vez, los datos oficiales muestran que la deuda pública ya alcanza al 70 % del Producto Bruto Interno (PBI).

Esta semana, a las cuestiones estructurales se suma la disminución de liquidaciones de divisas por la cosecha de granos. Los ingresos actuales rondan los U$S 50 millones diarios en promedio, la mitad de lo que se venía registrando en los días previos.

4- Peligra el nuevo desembolso del FMI por la inflación

El gobierno necesita contener el dólar para evitar mayor recalientamiento de precios internos, ya empujados por la devaluación previa y los tarifazos, incluídos los nuevos cuadros tarifarios de luz y de combustibles.

Este objetivo se vincula con la necesidad de cumplir con la meta inflacionaria comprometida con el FMI para acceder a los nuevos desembolsos del crédito de acuerdo a la línea de préstamo Stand By.

La semana que viene la misión del Fondo llega al país para analizar la evolución de la economía y definir los próximos desembolsos. Según expresa la Carta de Entendimiento suscrita por el gobierno ante el organismo, de superarse el 32 % de inflación en el año, peligraría el acuerdo, lo que podría motivar al Fondo a frenar los desembolsos e inducir a mayores recortes presupuestarios (que se discuten en septiembre en el Congreso) y a más recesión para frenar los precios.

Es decir, recargar aún más sobre las espaldas de los trabajadores las consecuencias nefastas de políticas dirigidas a garantizar los negocios millonarios de un puñado de especuladores y empresarios.

Pero las expectativas de precios indican que ese límite máximo de 32 % podría ser ampliamente superado si continúan los ritmos actuales. Así también, las expectativas de inflación que releva el Banco Central están muy en el límite y prevén 31,8 %. Los datos de junio serán difundidos la semana entrante por el Indec y se espera que resulten elevados.

Cabe agregar que actúa como una presión adicional al mercado cambiario el recorte del monto subastado a diario por el Banco Central provenientes del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). De los U$S 100 millones diarios iniciales, el volumen a licitar bajó a U$S 75 millones de entre el miércoles y viernes pasados, hasta los actuales U$S 50 millones diarios subastados. Los operadores y especuladores financieros presionan para que el Banco vuelva a aumentar ese límite y brinde así más dólares “baratos” antes de que se efectúe la visita del Fondo.

5- #CuadernoGate y la corrupción que salpica a empresarios y funcionarios

Por último, pero no menos importante, los factores políticos. Algunos analistas indican que los inversores locales están comprando dólares por cobertura (es decir, en señal de que esperan que el dólar siga subiendo), debido al escándalo político desatado por la “causa de los cuadernos”, en la que empresarios entregaron sobornos a distintos funcionarios para acceder a negociados con el Estado.

Esa “patria contratista” que sigue actuando hasta el día de hoy, cuya historia de origen más conocida es la de la familia de Macri haciendo su fortuna durante la última dictadura militar.

Los escándalos del #CuadernosGate no sólo producen estremecimiento para los empresarios que observan una falta de “seguridad jurídica” para sus negocios e inversiones, sino que involucra un fuerte cuestionamiento a la industria de la construcción, aquella con la que el gobierno de Macri esperaría apoyar tibiamente su economía en el entrante año electoral 2019, especialmente mediante los proyectos de Participación Público Privada (PPP).

Te puede interesar: Que el #CuadernoGate no tape el robo del capital financiero al pueblo trabajador



Source link