UBA: "Pasado y presente del movimiento estudiantil – la ambición de cambiarlo todo"

0
49


El jueves en la Facultad de Ciencias Sociales UBA se realizó la presentación de la revista Ideas de Izquierda (n°42) impulsada por En Clave Roja. Un número que a 100 años de la Reforma Universitaria y 50 del Mayo Francés, viene a retomar lo mejor de las experiencias históricas del movimiento estudiantil para pensar el presente.

Con un panel integrado por Christian Castillo, Mariano Millán y Lucas Rubinich, la Facultad de Sociales presentó la revista Ideas de Izquierda. Elaborada por distintos docentes y estudiantes de varias facultades, fue concebida en un modelo de universidad donde el conocimiento esta puesto al servicio de este orden social como una herramienta de pelea en el terreno de las ideas, para que ese conocimiento esté puesto al servicio de los trabajadores y sectores populares.

En este momento, cuando se cumplen 100 años de la Reforma universitaria y 50 del Mayo Francés, es el turno de las discusiones acerca del pasado y el presente del movimiento estudiantil, quien supo aliarse a la clase trabajadora para cuestionar el status quo existente.

Como dijo Mariano Millán, abriendo la ronda de oradores, el movimiento estudiantil tal cual hoy lo conocemos nació con la “reforma universitaria” de 1918, que para conquistar lo que se proponía recurrió a los métodos de acción directa y buscó la alianza con sectores obreros y populares. Algunos de los dirigentes de este proceso reformista que se expandió por América Latina, se convirtieron en fundadores del Partido Comunista en sus respectivos países, como lo fueron Mella en Cuba y Mariátegui en Perú.

Un proceso que no es ajeno al triunfo de la Revolución Rusa, explicaba Christian Castillo, donde el discurso y quizás incluso el miedo de los sectores más conservadores en ese entonces era la “Bolchevización” del estudiantado.

El enfrentamiento de la comunidad educativa con la Iglesia continúa en el conflicto de universidad “Laica o Libre”. Se venía de nuevo este enfrentamiento entre una juventud que ahora sí estaba girando cada vez más a izquierda, como se vió en el Cordobazo del ‘69 jugando un papel fundamental en uno de los golpes más duros a la dictadura de Onganía.

Este hecho histórico que fue el Cordobazo no podemos entenderlo sin el Mayo Francés de 1968 que, como contaron los panelistas, fue la huelga más grande de la historia de Occidente. Retomar la herencia de estos procesos es rescatar que fueron momentos de alianza con el movimiento obrero, a pesar de que la burguesía debido al fracaso de este proceso quiera apropiárselo para darle un tinte individualista y liberal, como explicaba Castillo.

En este contexto de avances de los empresarios en la salud y la educación, donde hay un nuevo acuerdo con el FMI, atacan a los trabajadores como los del Subte, Castillo interpeló a quienes concurrieron para pensar cómo va a intervenir el movimiento estudiantil: cuando hoy no se ven grandes alzamientos, así como antes del 1968 en Francia tampoco los había, y nadie se esperaba un Mayo Francés.

En palabras de Lucas Rubinich, el estudiantado es el gran cuerpo social de la comunidad educativa para llevar a cabo las transformaciones más profundas, y que si no se avanzó más con la Ley de Educación Superior del menemismo, fue por éste y el gran repudio social que generó el ataque.

De lo que se trata es de no ignorar nuestra propia historia y tampoco reivindicar dogmáticamente aquellos acontecimientos, sino darles una vigencia en el presente, decía Castillo: lo que no podemos hacer es esperar, sino estar preparados construyendo una gran corriente que para ese momento esté preparada para vencer, tomando las experiencias de las luchas anteriores (incluso más recientes como el 2011 Chileno, por ejemplo) para esta vez darle una salida de fondo a este sistema al cual los estudiantes no le deben nada.



Source link