UNLP: Pasan las gestiones, el modelo queda

0
216


Algunas semanas atrás fue electo el nuevo presidente de la UNLP. Desde el kirchnerismo (Miles, PG y La Cámpora) hasta la Franja Morada de Cambiemos apoyan a quien mantendrá una universidad para pocos. Las tareas de la izquierda para este momento.

Otra vez Fernando Tauber será presidente de la UNLP, ya lo fue entre 2010-2014.

Como señalamos en una nota anterior la “asamblea” sesionó a espaldas de miles de estudiantes y, sin embargo, como dice la página de la Universidad el apoyo fue “contundente”.

Te puede interesar: UNLP: sesionó la Asamblea Universitaria para elegir al nuevo Rector

El flamante presidente de la UNLP anunció en la apertura de las “2º Jornadas sobre Prácticas Docentes” que van “a poner en marcha una revolución académica: tenemos que extender los tiempos de cursada, las clases no pueden comenzar en el mes de abril, tiene que haber cátedras de verano, cátedras de invierno, multiplicar las clases de consulta y las tutorías para reforzar conocimientos”.

Pero mientras tanto el presupuesto que ellos mismos votaron para este año establece que se destinará a sueldos el 88,5 % del presupuesto total (5 mil millones) y a gastos de funcionamiento el 11,5 % (menos de un millón). ¿Cómo se podrá abordar esta “revolución académica” y todas las demandas del movimiento estudiantil, como mayores bandas horarias, la ampliación del albergue o becas integrales, con tan bajo presupuesto?

En una entrevista de Radio Cielo, cuando a Tauber le preguntaron qué pensaba del recorte millonario a la educación del macrismo contestó “nosotros tenemos la expectativas de abrir un canal de diálogo que nos permita expresar estas condiciones fundamentales […] hacer que un pibe se reciba no creo que sea una política que contradiga las políticas nacionales” . ¡Todos sabemos que lo que el gobierno quiere es exactamente eso, que nadie se reciba en la educación pública!

La universidad los cría, Tauber los amontona

El frente de conducción variopinto incluye a un decano “progre” como Aníbal Viguera, a Martín Armengol, que fue decano de Económicas y es buen amigo de Cambiemos, y un peronista como Mario Actis. Lo novedoso es que el Kirchnerismo duro, representado por la decana de periodismo Florencia Saintout, quedó fuera de la mesa chica, aunque manteniendo la secretaría de extensión que cuenta con un presupuesto millonario.

Este armado que negocia tajadas millonarias, tiene además un ojo puesto en las elecciones del año que viene. La “unidad amplia” de camarilla se posiciona “por fuera” de las disputas políticas con un discurso centrado exclusivamente en lo académico, para poder continuar negociando independientemente de los resultados electorales del 2019.

Crónica de una integración anunciada

Las conducciones estudiantiles como el kirchnerismo (Patria Grande, Miles, La Cámpora), CEPA-PCR y la Franja Morada han decidido meter de cabeza a los centros en el rectorado. Como hienas se reparten cargos a espaldas de miles de estudiantes. ¡Hasta la propia conducción de la Federación Universitaria de La Plata (dirigida por el Miles – Patria Grande) apoya a esta gestion!

La deriva política de la FULP y las corrientes que han estado al frente de su conducción, se ha acentuado en los últimos años. Desde que llamaron a votar a Scioli en 2015, Patria Grande se integra cada vez mas al régimen siendo parte de la nueva gestión de medicina, en un frente que incluye a la Franja Morada y la Agremiación Médica Platense y junto al Miles se abrazan al papa Begoglio, formando parte de las filas del Kirchnerismo.

Mientras el ajuste del gobierno nacional golpea a miles de estudiantes que tienen que dejar las cursadas y en las aulas se siente la bronca contra los tarifazos y los aumentos, la FULP mira para otro lado. En Psicología, Trabajo Social y Humanidades (donde dirigen Miles y Patria Grande) los estudiantes decidieron en asamblea que los consejeros directivos no voten a la nueva gestión, sin embargo, igualmente lo hicieron. Son estas maniobras las que muestran lo integrados que están a los que votan el ajuste en la Universidad.

Estas conducciones hacen de los Centros de Estudiantes y Federaciones chapas vacías. Su plan no es enfrentar hoy el ajuste del macrismo, sino apostar a 2019 cuando ya miles de compañeros y compañeras hayan tenido que abandonar las aulas.

Una Universidad para pocos

Esta nueva gestión a pesar de que habla de una “universidad inclusiva” lo que quiere es profundizar un modelo de universidad que busca que en las facultades solo algunos puedan recibirse y que aquellos que deben trabajar en laburos en negro e informales para continuar sus estudios. Lo mismo los que viajan todos los días llegando a pagar hasta 200 pesos por día ¡cuando el boleto “gratuito” solo cubre 300 al mes!

Esa es la realidad de los jóvenes que sufrimos cada uno de los ataques del gobierno. Si atacan la educación en todos sus niveles, mientras que aumentan las tarifas de los servicios básicos para vivir, es mentira que puede haber una educación “inclusiva”. ¡Nadie sabe mejor que nosotros los estudiantes que no es solo cuestión de esfuerzo recibirse!

Ellos no son ingenuos. A pesar que las gestiones se van turnando y dicen colaborar al fortalecimiento de la educación pública con alguna que otra obra y algo de inversión, la realidad está lejos de ello. Según los propios números de la UNLP el último año del que se obtienen datos, el 2015, de 21.627 estudiantes que ingresaron, sólo se recibieron 6958. Esto significa que ¡Solo 3 de cada 10 estudiantes que ingresan a la UNLP se reciben al año!

Recuperar los Centros de Estudiantes. Por otro tipo de Universidad

Es hora de que esa bronca que tenemos los estudiantes encienda la chispa, hay que recuperar los Centros y la Federación de las conducciones que quieren esperar hasta 2019. Queremos dar la pelea por otro tipo de Universidad, una donde los hijos de los trabajadores puedan estudiar y no tengan que abandonar las cursadas, donde nuestra formación no este puesta en función de desarrollar “recursos humanos” (en palabras de Tauber) para empresas explotadoras como Techint, Aluar o Albano Cozzuol con quienes tiene convenio la UNLP, sino para que sus contenidos sean pensados en función de los sectores populares.

Esa es la tarea que se proponen las agrupaciones de la Juventud del PTS en el Frente de Izquierda. Queremos poner en pie una fuerza que se plante contra este régimen Universitario antidemocrático y de clase en cada una de las facultades, dando la pelea junto a los trabajadores y el movimiento de mujeres en las calles para enfrentar los planes de ajuste del gobierno.



Source link