UNSa: el protagonismo estudiantil en el conflicto y el rol de ADIUNSa

0
50


Les estudiantes salteñes tomaron la posta. Impulsan asambleas, marchan de a miles hermanándose con sus pares a nivel nacional y con sus docentes, se auto organizan en la lucha. Cuestionan todo. Los métodos anti democráticos también.

Amanecer con el rectorado tomado

La tarde del miércoles 29 empezó movida en la facultad de Humanidades de la UNSa. Empezaron a llegar los primeros estudiantes de Antropología a la convocatoria realizada desde la Secretaría en el CUEH de esa carrera. Junto a algunes docentes debatieron en asamblea la profunda crisis educativa y el conflicto paritario, que se derivan de manera directa de la crisis económica y política desatada en el país y los planes que tienen el gobierno nacional y el FMI para darle una salida a la medida de sus intereses.

Desde las 18 hs se acercaron estudiantes de diversas carreras y facultades y empezó una asamblea abierta o inter-carreras, convocada desde Antropología, sorteando la negativa de la directiva de ADIUNSa en la asamblea interclaustros del lunes 27 de reunirse ese miércoles para preparar la gran marcha educativa. Algo que mostró estar por detrás de lo que se necesitaba.

Estaba en la mira de todes les estudiantes estar al frente de una jornada histórica, que ya se auguraba por el desarrollo del conflicto en todo el país que sería masiva. Luego de unas horas de debate les más de 150 estudiantes que estaban presentes votaron tomar el rectorado.

La decisión fue un acierto político. Inmediatamente después, los medios de comunicación locales levantaron la noticia y “acoplaron” a Salta al clima nacional de rebeldía estudiantil con tomas de facultades y rectorados. Les estudiantes lograron que en un día el conflicto que atraviesa a la educación pública pegase un salto.

Está claro que el protagonismo juvenil resulta una pieza clave en cada proceso de la actualidad, si pensamos en la gran ola verde y naranja y ahora de cara al conflicto universitario en todo el país. Acelera y profundiza la dinámica, poniendo sobre el tapete la necesidad de cuestionar a fondo todo, resquebrajando los burdos límites sindicales de cada lucha.

“Que hablen les estudiantes”

Las instancias de decisión democráticas re-creadas por les estudiantes, como las asambleas del pasado miércoles, son el motor de este profundo proceso que para muchos adelanta o anticipa cierto cambio en el estado de ánimo. Por eso desde Juventud a la Izquierda y Pan y Rosas en el FECI no sólo participamos de cada iniciativa si no que somos impulsores de su desarrollo y de la coordinación. Pero, no hay peor ciego que el que no quiera ver esto.

Este jueves histórico, cuando la movilización llegó a la Plaza 9 de Julio, se llevó adelante un acto frente al viejo edificio del Cabildo donde curiosamente ningún estudiante de les que viene protagonizando estas instancias, o las asambleas interclaustro del martes 22 o lunes 27, pudo hablar. Sí, leyeron bien.

Resultó ser, para sorpresa de centenares de estudiantes, que una auto proclamada y desconocida por la mayoría “comisión de organización” había resuelto a puertas cerradas el martes 28 cuestiones de la marcha y el acto que se cuidaron de no hacer públicas hasta que la bronca estalló y los dejó en evidencia. Una de esas cuestiones fue silenciar a les estudiantes universitaries en lucha y sus instancias de auto organización.

Cabe mencionar a les lectores que esta “comisión” funcionó bajo el cálculo político de la Multisectorial, una suerte de “frente anti-macrista” del que es parte la conducción de ADIUNSa, junto a la seccional capital de ATE y algunos movimientos sociales, como el Movimiento Popular La Dignidad-CTEP y la CCC-PCR.

Como dijo una estudiante de Humanidades durante el acto: “las burocrateadas no van, que hablen los estudiantes cantemos”. Y el grito se volvió ensordecedor. Frente a esto, el Secretario General, Jorge Ramirez y otros miembros menores de la Comisión Directiva, se excusaron en el momento diciendo que ningún estudiante había ido a la reunión a puertas cerradas de esa “comisión” pero que les estudiantes podrían hablar en la asamblea interclaustro. Como si existiese siquiera algún argumento válido para negar la voz al protagonismo estudiantil que llegaba con miles de estudiantes y el rectorado tomado en defensa de la educación pública, para bancar a sus profesores y para echar al FMI.

Cabe preguntarse por qué Ramirez y la Comisión Directiva si bien plantearon en la asamblea interclaustro del lunes 27 las palabras “comisión”, “organización”, “martes” y “consenso”, no hicieron votar (sí, votar) la propuesta de conformar una comisión organizadora de la marcha para ese día, donde todos los sectores pudieran ser representados (y no sólo los que impulsan la Lista 2 en las cuestionadas elecciones provinciales de la CTA Autónoma). Tampoco, por qué no comentó estas decisiones a les estudiantes que tomaron el Rectorado la noche del miércoles, cuando se acercó a dar su solidaridad.

Hay que ser claros. Para algunes pareciera ser que todo lo decidido en asamblea está por detrás o por debajo de las decisiones tomadas en ciertos espacios ajenos a la organización estudiantil. Ante esto, el método de la imposición, que incluyó insultos y actitudes pseudo-patoteriles, fue repudiado por cientos.

“Asamblea, asamblea”

Otro de los cantos que se escuchó en el acto fue “asamblea, asamblea”. Al concluir el mismo, les casi 2000 estudiantes de la UNSa que estaban presentes en la plaza 9 de Julio y que esperaban la asamblea, fueron literalmente ninguneades por la conducción de ADIUNSa. Fue así cómo la posibilidad histórica de una masiva asamblea interclaustros que pudiese debatir democráticamente cómo seguir el plan de lucha, quedó truncada por las maniobras de un sector minoritario, que eligió “dilatar” en lugar de “organizar”.

Así, menos de 180 participaron de la asamblea que por insistencia de Juventud a la Izquierda, Pan y Rosas y la UJS-PO, que impulsan el FECI en Humanidades, se terminó por llevar adelante en una esquina de la plaza.

De esta experiencia consideramos que se deben extraer todas las conclusiones necesarias para que no se repita.

Si buscamos el triunfo no sólo de la lucha docente por una paritaria justa sino también la defensa efectiva de la educación pública, al tiempo que llevar adelante un combate serio contra las políticas de ajuste y miseria de Macri, los gobernadores como Urtubey y el FMI, la asamblea interclaustros del martes 4 de septiembre a las 12 horas en las escalinatas del rectorado, además de definir y votar cómo continúa el plan de lucha, tendrá también que resolver medidas para evitar que se repliquen estas experiencias anti-democráticas.



Source link