43 -70: dólar y tasas, un meme tragicómico y clima de incertidumbre

0
124


El dólar subió 68 centavos y roza los $ 43,70, un nuevo récord histórico. El Banco Central continúa subiendo las tasas de interés que, junto con el ajuste fiscal, apuntalan el hundimiento económico.

La noticia se repite y en cada nueva repetición se agudiza el problema. El Banco Central volvió a convalidar este martes una suba de la tasa de interés de Leliq (Letras de Liquidez), después de que en la primer subasta del día haya reducido levemente la misma, agregando más presión sobre el dólar. De esta forma, en la segunda subasta elevó la tasa a 66,92 %.

Sin embargo, el manejo de la tasa de interés como principal herramienta para contener el dólar se muestra otra vez insuficiente. En la misma jornada, el tipo de cambio minorista subió a $ 43,67 en el cierre de la cotización, de acuerdo al promedio de bancos que elabora el Banco Central.

Se trata de una suba de casi 70 centavos respecto al promedio del día lunes. El Banco Nación, por su parte, cerró con una cotización de $ 43,60. En el mercado mayorista, la suba fue de 56 centavos en el MULC (Mercado Único Libre de Cambios).

De esta forma, con el dólar rozando los $ 43,70 y la tasa de interés cercana a 70 %, no faltó en las redes el “meme” que hace alusión a la antigua marca de cigarrillos: 43-70, junto a otras bromas vinculadas a la confianza que habría inspirado el Rey de España en su visita a la Argentina y el ya lejano recuerdo de Carrió prometiendo un dólar a $ 23.

De acuerdo a algunos analistas, se trata de una presión sobre el dólar por compras de coberturas típicas en los fines de mes. Sin embargo, el incremento fue elevado y agrega más ruido al clima de incertidumbre electoral y el fantasma de una nueva corrida contra el peso. Mientras tanto, con la divisa e inflación al alza, sigue perdiendo poder de compra el salario.

Entre otros motivos de la suba de la divisa, se agrega una escasa oferta de dólares, ante la ausencia por el momento de la afluencia de la liquidación de dólares de la cosecha gruesa y su apreciación a escala mundial.

Según ABC Mercado de Cambios, los ingresos genuinos de los exportadores cerealeros fueron hoy de U$S 66 millones y no llega a representar más que el 10 % del volumen transado en el mercado de cambios.

El analista financiero Christian Buteler señaló a El Cronista que si bien el dólar también subió contra otras monedas de la región, “en nuestro caso sube el doble”, y destacó que la confianza sobre la moneda nunca volvió”.

De acuerdo a Infobae, no son los minoristas los que están comprando dólares, sino los inversores institucionales. Y los inversores extranjeros, que desarman bonos en pesos contra dólares.

Ante este escenario, el gobierno ya delizó el a partir del 15 de abril comenzaría a vender los dólares que el FMI autorizó a Hacienda a subastar por un límite diario de U$S 60 millones, un monto exiguo que no podría contener una demanda fuerte contra la divisa. El Banco Central está imposibilitado a intervenir mientras el dólar fluctúe dentro de la “zona de no intervención” acordado con el Fondo, que actualmente tiene su techo en $ 50,84.

Asimismo, aún el Directorio del organismo tiene que decidir si confirma el nuevo desembolso (el último grande) por U$S 10.870 millones que estaba previsto para marzo y que habilitaría esa débil intervención.

La mayor incertidumbre actualmente no es si continuará subiendo el dólar (prácticamente todos los analistas coinciden en que así será) sino cuál será la magnitud de la dolarización de carteras y, en ese caso, cuán suficientes son los dólares que tendrá el gobierno para responder a esa demanda. Los ritmos y el nivel de nerviosismo de “los mercados” marcarán la tónica de una dolarización “ordenada” o la posibilidad inminente de nuevas corridas cambiarias ante cambios en la situación internacional o local.

En este contexto, la pobreza en el país alcanza a en la actualidad al 31,3 % de la población, de acuerdo a la UCA, y la situación económica continúa deteriorándose sin solución dentro de los marcos del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Te puede interesar: Pobreza y desocupación: hay que romper con el FMI antes de hundirnos hasta el Fondo



Source link