8M en La Plata: masiva marcha por el aborto legal y contra el ajuste

0
60


Por tercer año consecutivo el paro se sintió con fuerza en las calles de la capital provincial. Más de 25000 personas participaron de la marcha. Estudiantes, estatales, docentes y de la salud, junto a una delegación de las trabajadoras de Madygraf, el Astillero, y de la Comisión de mujeres de Coca Cola movilizaron hasta Gobernación contra el ajuste de Macri, Vidal, los gobernadores y la injerencia imperialista en America Latina.

Este viernes 8 de marzo, una nueva edición del Paro Internacional de Mujeres copó las calles de Argentina y otros 50 países de todo el mundo.

En La Plata comenzó desde muy temprano con distintas acciones como la volanteada en Astillero Río Santiago, impulsado por mujeres de la Agrupación Marrón y Pan y Rosas junto con docentes de Suteba Ensenada y secundarios de la zona.

Desde la Junta Interna ATE y la Comisión de Género del Ministerio de Desarrollo Social, en el marco de un importante acatamiento al paro en el organismo, realizaron un corte y semaforeada en 7 y 55. Al terminar la misma se dirigieron al Ministerio de Trabajo a llevar el apoyo y solidaridad a los trabajadores despedidos de Siderar que habían movilizado en el marco del conflicto por su reincorporación.

En el Instituto de Obra Medico Asistencial (IOMA) realizaron un cartelazo. También se realizaron actividades en el Ministerio de Agroindustria, donde las compañeras impulsaron una recorrida por los pisos con batucada y colgaron un pañuelo verde en el hall de entrada.

La jornada tuvo su epicentro en una multitudinaria concentración en Plaza Moreno, que comenzó cerca las 16 donde miles se movilizaron. La marcha que recorrió gran parte del centro platense, pasando por el edificio Sandra Ayala Gamboa y los Tribunales Federales, llegó a la Gobernación donde se leyó el documento de la Multisectorial de mujeres, trans, travestis, lesbianas y bisexuales.

Como parte de las consignas de la movilización además del reclamo por el aborto legal seguro y gratuito, la separación de la Iglesia y el Estado, y contra el ajuste de Macri, Vidal y los gobernadores de la mano del FMI, integrantes de la Multisectorial levantaron en alto el reclamo de “Niñas, no Madres” como parte del rechazo al gobernador radical de Jujuy, Gerardo Morales y al de Tucumán, Juan Manzur (ex ministro de salud durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner) al Sistema Provincial de Salud y a los fundamentalistas antiderechos por haber obligado a parir a niñas víctimas de violación.

También manifestaron en la lectura del documento que “repudiamos la intervención imperialista en Venezuela y nos solidarizamos con el pueblo, las mujeres, lesbianas, trans, travestis y no binaries de Brasil que enfrentan al fascista y misógino de Jair Bolsonaro. Justicia por Marielle Franco¨.

Además desde la Colectiva de Trabajadoras de Prensa recordaron a Virginia Illaruchi, reconocida periodista de la región comprometida con los derechos humanos y el movimiento de mujeres, con un minuto de aplausos de toda la multitud.

Para finalizar desde la agrupación de mujeres y disidencias sexuales, Pan y Rosas, quemaron un cartel con la cara de Trump como símbolo de la injerencia imperialista en la región y contra el golpe en Venezuela, mientras que desde el palco convocaron a la cuarta reunión plenaria de organización del 34 Encuentro Plurinacional de Mujeres, Trans, Travestis, Lesbianas y Bisexuales que se realizará mañana sábado 9 de Marzo a las 15hs en el Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Voces de las protagonistas

Tamara es docente y además forma parte de la Comisión de Mujeres de Coca Cola. Ella junto a otras mujeres viene enfrentando los despidos a los trabajadores, poniéndose al frente de las distintas acciones (con cortes y represión de la metropolitana).

“Coca despide a sus empleados diciendo que no tiene posibilidad de mantener sus puestos de trabajo. Pero nosotras sabemos que Coca Cola miente, porque quieren imponer la flexibilidad laboral a sus trabajadores”, cuenta.

“Nosotras somos las compañeras, hijas, familiares de los trabajadores y nos venimos organizando porque mientras ellos sufren el acoso y la discriminación por parte de la patronal nosotras nos fortalecemos y generamos un vinculo para darle fuerzas e impedir que la empresa deje en las calles a nuestros compañeros”, dice mientras sostiene en alto una pancarta contra los despidos en la primera linea de la movilización. Y agrega que “hoy están dejando a todas las familias en la calle, nosotras no lo vamos a permitir por eso luchamos y nos organizamos”.

Marcela, es trabajadora del Astillero Río Santiago y trabaja en el Jardín Maternal desde el 2013. Es militante de la Marrón y del PTS y junto con sus compañeras mujeres de la fabrica y la región se pusieron al frente en esta gran jornada enfrentando el ajuste de Maria Eugenia Vidal.

“Nosotras comenzamos temprano junto con nuestros compañeros varones en la fábrica. Estuvo muy interesante porque genero mucho interés en una fabrica donde las mujeres somos una minoría. Todos los reclamos que venimos haciendo desde la marea verde hasta la reactivación del Astillero, nos puso al frente a las trabajadoras”

“Hoy volvemos a las calles, para exigir todos nuestros derechos pero también para terminar con los despidos y el ajuste que quiere imponer este gobierno”.

Luana Simioni, referente regional de Pan y Rosas y dirigente nacional del PTS también formó parte desde muy temprano de las distintas acciones y sostuvo que”es muy alentador ver que somos miles en las calles junto con nuestro compañeros varones para pelear porque el aborto sea ley, porque se respete la interrupción legal del embarazo sosteniendo que son niñas y no madres. Además de acompañar el corte en Corriente y Callo contra los despidos porque no queremos ser la variable de ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI como parte de las consignas de convocatoria a esta movilización”.

“El 8 de Marzo es también para alzar la voz de las mujeres precarizadas, de las que tienen los peores empleos, las que cobran menos que los varones, de las que no tienen jardines maternales en sus trabajadores, las que tiene que soportar una doble o triple jornada laboral, de las que salen de las fabricas o establecimientos laborales y tienen que vivir otra jornada en sus casas cuidando a sus hijos y haciendo las tareas del hogar, las que despiden primero y sufren los tarifazos, la inflación, la carestía de la vida y el aumento de los precios. De las que no están más porque en lo que va del año ya son 54 los femicidios, y por eso tenemos que alzar la voz nosotras para decir que no queremos más violencia machista”.

“Por eso la clave es seguir parando y movilizándonos como lo hicimos en todo en el mundo pero sabiendo que también este año en nuestra ciudad tendremos el Encuentro. Estas marchas son anticipadoras para que el Encuentro donde seremos millones nos sirva como polo de organización para conquistar todos nuestros derechos”



Source link