A 13 años del femicidio de Paulina Lebbos, hoy se conocerá la sentencia

0
97


Este lunes comenzó la última audiencia del juicio oral por el encubrimiento y crimen de la joven ocurrido el 26 de febrero del 2006.

Hoy comenzó la última audiencia por el crimen de Paulina Lebbos juicio que comenzó recien el 6 de febrero del 2018 en la sala III en lo penal a cargo de los jueces Dante Ibáñez, Carlos Caramuti y Rafael Macoritto.

A primeras horas de la mañana se escucharon las últimas declaraciones del ex jefe de Policía Hugo Sánchez y el ex secretario de Seguridad Eduardo Di Lella, ambos imputados por encubrir el crimen.

En estos momentos los jueces pasaron a deliberar, y luego dará a conocer el veredicto, aunque no dieron a conocer la hora en que se dará lectura a la sentencia.

La semana pasada, declararon los otros tres de imputados por encubrimiento: el ex subjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito; el subjefe de Policía Nicolás Barrera y el ex policía Waldino Rodríguez.

Los cinco imputados por encubrir el femicidio de Paulina desempeñaron sus cargos durante la primera gestión José Alperovich, exgobernador de Tucumán.

Roberto Gómez, único imputado como partícipe del homicidio, llegó al juicio en libertad, como la mayoría de los acusados.

Durante el juicio, solo Sánchez quedó detenido, pero solo después de que su abogado amenazara a un testigo. Declararon en total 162 testigos, 8 quedaron acusados de falso testimonio, en su mayoría policias.

Al finalizar la audiencia Alberto Lebbos, padre de Paulina y querellante del juicio, denunció que los imputados en lugar de investigar “se dedicaron a obstruir la investigación, destruir pruebas y proteger a los asesinos de Paulina”.

Frente al tribunal Lebbos había declarado que buscará “con el último aliento a todos los asesinos que integraron la banda junto con Gómez, que terminaron con la vida de Paulina, porque en este juicio falta gente y fueron protegidos por los imputados sentados hoy acá”.

La complicidad de Alperovich

El padre de la estudiante de Comunicación denunció durante el juicio que los imputados “fueron protegidos por el gobierno de Alperovich, porque los promovió, los sostuvo en sus cargos y, cuando dejaron la función pública, los siguió contratando en el Estado”

Gustavo Morales, abogado defensor de Di Lella, pidió que Alperovich comparezca y que no declare por escrito. Pidió incorporar como prueba conversaciones que involucran a Beatriz Rojkés de Alperovich y su hijo menor Daniel. Hay que recordar, que el mayor, Gabriel, también fue involucrado en la causa.

Morales afirmó que se tratan de mensajes y mail hablan del viaje del menor de los Alperovich tras el crimen. Además, en ese supuesto intercambio se incluye a Luis Alberto Nuñez, ex jefe de la Brigada de Investigaciones que está citado citado en el juicio como testigo.

El tribunal rechazó la incorporación de las pruebas ofrecidas por la defensa de Di Lella por no poderse verificar la autenticidad de esas transcripciones (Morales sostuvo que le llegaron a su estudio de manera anónima).

Desde la querella lo calificaron como “un ardid” para dilatar el proceso. “Los autores intelectuales de esta tenebrosa trama de encubrimiento tienen nombre y apellido: el actual senador José Jorge Alperovich y el ministro Fiscal, Edmundo Jiménez” denunciaron.

Emilio Mrad, abogado de Lebbos, realizó planteos también respecto a la declaración por escrito de Alperovich, sostuvo que dado que hay testigos que se ampararon en sus fueros para declarar por escrito “que para las declaraciones ampliatorias se vaya a sus domicilios”. El tribunal sostuvo que el planteo de Mrad era adelantado y que se lo tendría en cuenta para más adelante.



Source link