A días de iniciado el invierno, ya fallecieron dos personas a causa del frío y la pobreza

0
126


En San Nicolás y San Salvador de Jujuy murieron dos personas en situación de calle. El brutal ajuste impuesto por los gobiernos y el FMI se cobra víctimas entre los sectores más vulnerables.

El frío y la pobreza se cobran dos nuevas víctimas. Con el aumento de la desocupación al mismo tiempo crecen la pobreza y se multiplican los casos de situación de calle en diversas partes del país. Al mismo tiempo las bajas temperaturas y las consecuencias más crueles de la crisis golpean a los sectores más vulnerables de la población.

Te recomendamos: Un hogar necesitó $ 30.338 en mayo para no ser pobre

Esta situación en época invernal arroja graves problemas para quienes no tienen una vivienda y pasan sus días viviendo en la calle. El resultado es dramático porque se pierden vidas por las extremas condiciones de precariedad.

En los últimos días se conocieron el fallecimiento de dos indigentes por hipotermia. En provincia de Buenos Aires, en San Nicolás, y otro en la provincia de Jujuy. Miguel Salvador Luna tenía 59 años. Lo encontraron muerto el domingo en el patio delantero del Hospital San Felipe de San Nicolás, donde intentaba pasar la noche. La ciudad está ubicada a 230 kilómetros de la Capital Federal y fue donde le efectuaron la autopsia que confirmó las causas del deceso.

El otro caso ocurrió en el barrio de Malvinas, en San Salvador de Jujuy. Un hombre de 39 años buscó refugio en medio de la noche helada. Intentó ingresar a dormir en una camioneta, pero no fue suficiente. A la mañana siguiente el dueño del vehículo lo encontró muerto, también por hipotermia.

Te puede interesar: Testimonios sobre cómo se vive la pobreza en Jujuy

El número de las personas en situación de calle es alarmante, sobre todo en los grandes centros urbanos. Según un relevamiento presentado por Tiempo Argentino en Rosario, desde que pusieron en marcha el Operativo Invierno hace sólo 40 días, y abrieron las puertas del Refugio Municipal, ya pasaron por sus instalaciones 147 personas. El lugar tiene capacidad para 60. De esas 147, el 59% informó que está viviendo en situación de calle desde hace menos de un año.

Las condiciones de vida de amplios sectores de la población se vienen precarizando cada vez más como consecuencia de las políticas económicas del Gobierno y bajo las exigencias del FMI. La plata que va para la deuda arroja en consecuencia precariedad para las condiciones de vida de todo el pueblo trabajador. Una situación que se hace más grave aún para quienes no tiene siquiera un lugar donde dormir. Es necesario invertir las prioridades y que la plata vaya para educación, vivienda, salud, para satisfacer las necesidades básicas de la población.

Te puede interesar: La crisis del país y el limitado horizonte de lo posible



Source link