A los golpes, la Policía separa a madre haitiana de su hijo en un hospital público de Mendoza

0
43


Ocurrió en Mendoza. Una inmigrante de Haití dioa luz a su bebé en el Hospital Lagomagiore de la capital mendocina. Como”no podía acreditar medios para mantenerlo”, el estado provincial le quitó a su hijo y fue trasladada a los golpes del hospital

A los golpes, separan a madre haitiana de su hijo por estar en situación de calle – YouTube

Una situación indignante se vivió estos días en Mendoza, donde en el el Hospital Lagomagiore, donde funcionarios del Órgano Administrativo Local le quitaron su hijo recién nacido a una mujer haitiana que había dado a luz en el hospital.

La explicación oficial fue que la mujer inmigrante “no podía acreditar medios para mantenerlo”. Esto viola abiertamente la ley 26.061 de los derechos del niño y de la madre, en su Art.41 inc.F prohíbe expresamente separar a un niño de su familia por falta de recursos, y establece que tanto durante el parto como la lactancia hay que garantizarle a la mujer condiciones dignas y equitativas para el desarrollo de su hijo.

La mujer se resistió a que le sustrajeran a su hijo por lo que intervino la policía, violoentando a la mujer, quien en el forcejeo mordió a una médica. Al salir el caso a la luz, las autoridades y el Cuerpo Medico filtraron a los medios locales que la mujer es portadora de HIV, estigmatizando a la mujer y violando su intimidad. Tanto desde el gobierno como desde algunos medios de comunicación locales se hicieron eco de la información difundida, alimentando una campaña mediática estigmatizante contra esta ciudadana haitiana que lo que hizo fue resistir que le sustrajeran a su hijo.

Tras esta repudiable actuación del OAL, el Hospital y el Ministerio de Seguridad, la mujer fue trasladada literlmente de los pelos por personal policial al Hospital Pereyra, aunque periodistas de distintos medios se comunicaron con dicho hospital sin que confirmaran que la mujer se encuentra allí. Una mujer que se encontraba en el Lagomagiore registró con su teléfono el violento traslado:

En lugar de buscar una solución para la mujer y su hijo la estigmatizan, la maltratan y la separan de su hijo, violando leyes que protegen tanto a la madre como a su hijo. El discurso xenófobo que intentan instalar desde el gobierno se traduce en estos brutales ataques a personas inmigrantes.

La Izquierda denunció penalmente el brutal maltrato

La dirigente del FIT Noelia Barbeito, anunció que, junto al senador Lautaro Jimenez denunciaron ante el Ministerio Público Fiscal los terribles maltratos y la violencia institucional contra una mujer de nacionalidad haitiana en el Hospital Lagomaggiore.

La denuncia se sumó al Expediente 77.987/18 a cargo del Fiscal Carlos Torres. Barbeito dijo que “el accionar del OAL, el Hospital y el Ministerio de Seguridad es violento y discriminatorio. Tanto lo explicado por el Director del Hospital en distintas declaraciones públicas, como las imágenes que se han difundido por los medios de comunicación, muestran una grave violencia institucional contra una mujer haitiana en clara situación de vulnerabilidad. Separándola de su bebé violentamente y deteniéndola con la fuerza pública con tratos crueles y degradantes. La han discriminado por ser una mujer inmigrante y pobre. Es realmente indignante”.

Noelia explicó que “esta tarde nos presentaremos ante la Fiscalía de Violencia Institucional para denunciar esta situación y pedir que abra una investigación penal por la posible comisión de delitos de violencia institucional y violencia de género en los términos de la Ley 26.485, violencia obstétrica (Ley 25.929), vulneración derechos del paciente (Ley 26.529), vulneración protección datos personales (Ley 25.326) y abuso de autoridad (Art 248 del Código Penal), cometido por distintos funcionarios públicos contra esta mujer en situación de vulnerabilidad. Además de vulnerar la ley 26.061 de los derechos del niño y de la madre, en su Art.41 inc.F prohíbe expresamente separar a un niño de su familia por falta de recursos, y establece que tanto durante el parto como la lactancia hay que garantizarle a la mujer condiciones dignas y equitativas para el desarrollo de su hijo.”

“Le exigimos al gobierno provincial que separe inmediatamente del caso a todos los funcionarios que actuaron violenta y discriminatoriamente y ponga todos los recursos necesarios para garantizar el acceso a la salud, la justicia y la protección de la integridad a esta madre y su bebé. Y convocamos a las distintas organizaciones del movimiento de mujeres, organismos de derechos humanos, sindicatos, organizaciones políticas y sociales a repudiar públicamente este accionar y que organicemos una movilización provincial en solidaridad con esta mujer y en repudio a este nuevo caso de violencia contra las mujeres y los inmigrantes que son víctimas de una campaña de xenofobia en distintos países del mundo” concluyó Barbeito.

Por su parte, el Senador provincial Lautaro Jimenez señaló que “también hay que señalar que las declaraciones de la Ministra de Salud, Elizabeth Crescitelli, en los medios de comunicación fueron lamentables, justificó todos los procedimientos e hizo una revictimización pública de esta mujer. Alimentando una campaña mediática estigmatizante y falaz contra esta ciudadana haitiana”.

“Por lo que también estamos coordinando con distintos organismos de Derechos Humanos posibles demandas judiciales, ya que el estado Estado Provincial es susceptible de ser denunciado ante la CIDH y tribunales internacionales por violar abiertamente tratados internacionales como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Americana de Derechos Humanos; la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial; la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes” concluyó Jimenez.



Source link