Aborto legal: el lobby de la iglesia y la "neutralidad" de UEPC

0
138


Mientras la iglesia impone su punto de vista contra nuestro derecho al aborto, el gremio docente no pelea por nosotras sino que dice que todos pueden opinar.

Después de la media sanción de la legalización del aborto que se aprobó en Diputados por la masiva movilización en las calles, la Conferencia Episcopal Argentina dio un giro ofensivo en su política contra las mujeres. Anticipándose a la discusión en el senado, el lobby de la Iglesia contra el derecho al aborto legal se intensificó desde sus lugares de poder. En escuelas y hospitales que administra con la venia del Estado y le garantizan un lugar de poder, la iglesia milita contra la lucha de los pañuelos verdes. La Iglesia se está jugando al todo o nada para que no salga la ley.

Te puede interesar: El lobby de la Iglesia contra el aborto legal se intensifica en el Senado

El ataque de la Iglesia es contundente, más aún en una provincia como Córdoba en la que cuenta con el favor del gobierno y del poder judicial para mantener frenado por años algo tan elemental como el aborto no punible. Aprietes y sanciones están a la orden del día. En mayo la Arquidiócesis de Córdoba se pronunció contra el “1º Encuentro por ESI para decidir” que habían organizado estudiantes y docentes junto a trabajadores de la salud. Estudiantes de escuelas confesionales sufrieron persecuciones por parte de las autoridades de las escuelas a raíz de su participación en ese encuentro. A comienzos de este mes el Consejo Católico por la Educación hizo público su rechazo a que la UEPC pusiera sus instalaciones para que se realice un pañuelazo y firma de carta a los senadores por Córdoba para que voten a favor de la iniciativa que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados.

Dentro de los muros de las escuelas confesionales, tras la media sanción en Diputados, el aire es irrespirable. Al adoctrinamiento de los niños se suma la petición de que las familias firmen pronunciamientos contra la ley de IVE e incluso se ha llegado al despido, como ocurriera con la docente Romina Molina quien fuera despedida del Instituto Santa Teresa de Jesús por portar la insignia verde. A raíz del estado público que ha tomado el caso de Romina, ya se empiezan a plantear denuncias de otros docentes que son perseguidos en otras escuelas, incluso en el interior de la provincia.

En lo inmediato, el Ministro Grahovac debe tomar cartas en el asunto, exigir la reincorporación inmediata de Romina y sancionar a todas las escuelas que apliquen medidas persecutorias contra quienes sienten un posicionamiento a favor de la conquista de mayores derechos, tanto docentes como estudiantes. El grado de injerencia del clero en el debate por el derecho al aborto tiene que tener un límite, por eso insistimos con la inmediata separación de la Iglesia del Estado y el cese del financiamiento que le garantiza hace décadas.

UEPC con Dios y con el Diablo

En Córdoba, El Consejo Católico para la Educación hizo pública una carta contra el secretario general de UEPC para impedir que se realizara el 5 de junio pasado un pañuelazo en la sede sindical. Como respuesta al apriete, la conducción del gremio decidió abrir las puertas del gremio para que se “expresen” también los sectores que están a favor mantener los abortos en la clandestinidad.

La conducción celeste está en un grave problema, dice tomar “posición a favor de la despenalización y la legalización del aborto porque implica ampliar derechos para las mujeres” pero hace todo lo posible para desmovilizar y pasivizar la lucha.

Hasta ahora no ha convocado a asambleas de base para que seamos los docentes quienes decidamos cómo organizar la lucha, poniendo fuera del horizonte un paro con movilización para los días en que se dará a conocer el dictamen por mayoría (1 de agosto) y cuando se votaría la ley (8 de agosto). Ni siquiera ha generado cartillas para promover jornadas de debate en las escuelas. En definitiva, no apoya con hechos lo que dice defender.

No se puede esconder detrás del falso discurso progresista del “que se expresen ambas posiciones” cuando hay mujeres que mueren por abortos clandestinos. No es libertad de expresión, no es un problema de conciencia individual. Se trata de conquistar el derecho a que el aborto deje de ser clandestino.

Jugar dentro de la interna del PJ trae estos problemas. Un sector del PJ, encabezado por Schiaretti, vive en la edad media y otro sector está a favor de la ley de IVE. La conducción de UEPC buscando quedar equidistante va a conseguir unanimidad en la bronca y que todas las mujeres recuerden que dirigiendo el sindicato con mayor cantidad de compañeras afiliadas en toda la provincia le han sacado el cuerpo a esta pelea.

Los sindicatos, particularmente los sindicatos docentes que tienen decenas de miles de afiliadas, deben poner todas sus fuerzas al servicio de la movilización de mujeres que nos aprestamos a dar una enorme batalla, organizando vigilias y una masiva movilización que ya estamos preparando en cada lugar de trabajo y estudio.



Source link