Acróbatas de la precarización: la publicidad de Pedidos Ya! que muestra repartidores en peligro

0
65


“Volá, que te lo llevamos volando”, dice. Imágenes de las difíciles maniobras que impone a sus trabajadores para cumplir cualquier deseo de sus clientes.

Pedidos Ya! lanzó una nueva publicidad que cierra con el slogan “Pedí lo que se te ocurra. Volá, que te lo llevamos volando”. En ella podemos ver a un repartidor que encara su bicicleta y no para de hacer trucos y piruetas con la caja en su espalda. El pibe va en medio de un tráfico caótico, trepando y llegando a cualquier lado, pero pareciera que no importa el riesgo. Es capaz de sortear cualquier obstáculo, por más peligroso que sea, para entregar un pedido en el menor tiempo posible.

Fuera de cámara, a los pibes y las pibas se les parte el cuerpo por esos trabajos de miseria. Hace unos meses Pedidos Ya! despedia a más de 400 trabajadores bajo contrato para terminar de tener a todos como “autónomos”, más precarización. El riesgo de los malabares que hace el repartidor traen una imagen a la cabeza.

Ramiro Cayola Camacho se llamaba el trabajador de Rappi que murió atropellado en abril. ¿Qué respondió la empresa? “Gracias por comunicarnos esta triste noticia” Lejos de darles alguna protección o asumir alguna responsabilidad por la salud y la vida de sus trabajadores. Ni siquiera los consideran personal en relación de dependencia, sino “colaboradores”.

Los pibes y las pibas saben que este tipo de propuesta laboral de “tiempo flexible”, donde uno supuestamente puede organizar sus propios horarios, es una mentira. Se es esclavo de la demanda y el límite no lo ponen las ganas o la voluntad, sino el propio cuerpo.

Ver también:Morir pedaleando: trabajador de Rappi falleció en un accidente de tránsito

Precarización 2.0

A las empresas no les importa por cuántos peligros tengan que pasar los trabajadores. Lo que importa es que lleven rápido el pedido para que puedan tomar otro y así. Terminan la jornada cuando sus cuerpos no les dan para más. Lo único que les importa a los empresarios son sus ganancias, no nuestras vidas.

Así lo describe Patricio del Corro, candidato a senador por el Frente de Izquierda – Unidad en la Ciudad de Buenos Aires, en sus redes sociales:

Ver esta publicación en Instagram

¿Alguien vió lo mismo que yo? Ayer a la noche mientras miraba algunos videos vi la nueva publicidad de Pedidos Ya. La publicidad empieza de una con un pibe en bici haciendo piruetas entre los autos de una calle enloquecida (literalmente), para luego ir mostrando como salta rejas y hace toda una serie de acrobacias sobre sus dos ruedas para entregar un café, una bolsa de hielo a una fiesta o un juguete para un pequeño perro que espera cómo adentro de la cartera de su dueña. Las imágenes en la pantalla me dejaban medio grogui, eran las de un acróbata profesional pero se mezclaban en mi cabeza con las de la realidad, la de las y los pibes que uno ve todos los días corriendo, escurriéndose finito entre los autos, bondis y camiones de la ciudad; los que las noches de lluvia van despacio y casi sin poder ser vistos por calles y avenidas. Hace poco tiempo murió un pibe que estaba laburando en Rappi, otra de esas empresas, aplastado por un camión ¿Y hacen una publicidad mostrando que para llevarte una bolsa de hielo estos pibes harán las acrobacias más peligrosas para lograrlo? Bueno, sí. Pensando en la publicidad lo más parecido que me podía imaginar era a los vendedores de esclavos, intentando seducir al posible comprador mostrando que su nueva adquisición hará lo que sea para satisfacer su deseo más insignificante. No es de extrañar, estas empresas no solo violan toda reglamentación laboral, no hay obra social, aguinaldo, vacaciones, ni nada; incluso vienen buscando desarticular cualquier tipo de organización sindical de las y los laburantes. Esto no es el futuro, es el pasado; el levantamiento de quienes quieren que seamos esclavos es lo que hay que construir.

Una publicación compartida de Patricio del Corro (@patodelcorro) el 28 Jun, 2019 a las 7:34 PDT

En Argentina el 61 % de los jóvenes entre 16 y 24 que trabajan, no están registrados, ni tiene derechos laborales. Mientras el Fondo Monetario Internacional pide a quien sea que asuma el próximo gobierno, que avance con una reforma laboral. Así los “empleos del futuro” sólo vendrían a beneficiar a las empresas para que se lleven más ganancias.

La publicidad intenta atraer a que más consumidores utilicen la app, mostrando que así van a poder tener a una persona a completa disposición para cumplir cualquiera de sus deseos, por más insignificantes que sean, haciendo cualquier cosa, incluso poner en juego su vida con tal de satisfacerlos. Más que “empleos del futuro” hace pensar en el pasado y las tareas de los esclavos.

Este fin de semana salió a la luz otra cara de la explotación que ofrecen a la juventud en el Expo Empleo Joven. La situación para la mayoría es crítica: entre las mujeres menores de 29 años el desempleo es del 23,1% y entre los varones, del 18,5%. Los trabajos son cada vez peores y aun así los jóvenes ante la necesidad básica de tener un ingreso los agarran, pero no alcanza. Como dijo uno de los empleados de un stand “Si el sueldo alcanza o no, es un tema subjetivo”.

Para poder cambiar esta situación, que empeora cada día bajo los planes del Fondo Monetario Internacional y de Macri y los gobernadores, es necesario dar vuelta la lógica y poner la vida de las y los jóvenes trabajadores, nuestra vida, como prioridad. Al parecer en estas elecciones las empresas cierran filas tanco con Macri y Pichetto, como con los Fernández.

Solamente el Frente de Izquierda Unidad ve la necesidad de ser tajante contra la miseria del FMI, y las ganancias de las empresas. Primero debatir cómo terminar con el trabajo en negro y los laburos precarizados, que se mantuvieron bajo todos los gobiernos y que ningún sueldo esté por debajo de la canasta básica.



Source link