Agrupaciones nacionalistas de Córdoba contra el derecho al aborto

0
443


Organizaciones nacionalistas cristianas pidieron la renuncia de la directora del Museo de Antropología por haber organizado actividades por el derecho al aborto en el lugar.

Este lunes se conoció que la directora del Museo de Antropología, Fabiola Heredia, recibió una carta en su despacho exigiendo que no se realicen más actividades en el lugar que promuevan “una abierta violación a los derechos humanos como es la muerte de los nascituros”, además de pedir la renuncia de Heredia por haber incurrido en “apología del crimen”.

Entre las actividades a las que se refieren estas agrupaciones se encuentran charlas debate y el lanzamiento de una carta abierta de mujeres de la cultura y la ciencia de Córdoba, a la que adhirió la propia directora del Museo. La vigilia que se llevó adelante en la ciudad el 13 de julio también se realizó en dicha institución.

Ver también: Córdoba: carta abierta de mujeres de la cultura por el derecho al aborto

Si bien la carta no fue entregada en mano y no lleva la firma de ninguna organización, fue acompañada de un volante firmado por las organizaciones Alternativa Nacional, GUIA y Partido del Movimiento Nacionalista Social Cristiano. En ambos documentos se expresa que el aborto es un “crimen de lesa humanidad”, ya que cumpliría con las características de “ser masivo, ser contra seres humanos indefensos y ser promovido desde esferas estatales”.

Las organizaciones que firman el volante están directamente relacionadas al partido neonazi Bandera Nacional, de Alejandro Biondini. Algunas actividades de la llamada “coalición” GUIA (Guardia de la Identidad Argentina) son pintar murales en homenaje a José Ignacio Rucci, uno de los jefes indiscutidos de la derecha peronista y como tal responsable de los crímenes de las bandas fascistas paraestatales, principalmente de la Masacre de Ezeiza contra la Juventud Peronista el 20 de junio de 1973.

Para Laura Vilches, legisladora del PTS-FIT e impulsora de la Carta abierta anteriormente citada, “la carta es una provocación abierta al movimiento de mujeres. Los argumentos expuestos por las organizaciones antiderechos son absolutamente ridículos. Están en contra de que se utilice un espacio público ‘sostenido por todo el pueblo argentino’ para desarrollar el debate sobre el derecho al aborto, pero ocultan que las instituciones religiosas, que están en contra de todos los derechos de las mujeres, son sostenidas por el Estado, mantienen exenciones impositivas y jubilaciones de privilegio para sus integrantes. Por otro lado, sostienen que las cifras de abortos en el mundo son enormes, cuando uno de los principales argumentos de los sectores cercanos a la jerarquía eclesiástica es negar que existan. Lo más nefasto es la apelación a ‘crímenes de lesa humanidad’ por parte de quienes sostuvieron a la dictadura genocida y la siguen reivindicando. El movimiento de mujeres va a seguir en las calles peleando por el aborto legal, seguro y gratuito”.



Source link