Ajuste perjudicial para la salud: se vendieron 100 mil unidades menos de medicamentos por día

0
60


En el último año cayeron el 5,1 % las ventas según informó la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA). Preocupa la interrupción de tratamientos.

Se trata de 37,9 millones de unidades (envases en los que se presenta) menos a lo largo del año en relación a 2017. Un promedio de 103.744 unidades diarias.

María Isabel Reinoso, presidenta de COFA, habló con Alejandro Bercovich por Radio con Vos. Allí sostuvo que “desde mayo del año pasado muchos pacientes vienen al farmacéutico y nos preguntan cuál es el remedio más importante de los que les recetó el médico, para comprar solo ese”. Aseguró además que los “medicamentos de venta libre la caída fue mayor, fue de un 20%”.

Si las cifras que dan cuenta de la caída en la venta de medicamentos ya son alarmantes, la conducta de los pacientes -que no pueden adquirir los remedios para un tratamiento- muestra aún más la gravedad de la situación.

Reinoso señaló que “vemos todos los días a gente que le pide al farmacéutico que le fíe los medicamentos para pagárselos más adelante”.

Otros de los datos sobre los que alerta es que los pacientes “están tomando la mitad de las dosis indicada. Es preocupante desde el punto de vista de la salud pública”, indicó.

En enero de este año Reinoso comenzó a denunciar que la crisis económica repercutía en la salud pública. Según sostuvo en una entrevista en el canal de noticias A24, el aumento en las tarifas y la inflación son dos factores que llevan a los pacientes a posponer la compra de medicamentos, pero también la perdida de trabajo. “Al perder una cobertura médica, los medicamentos se compran sin el 40 % de descuento”.

Carlos Villagra, Secretario general de la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales de Argentina (AFMSRA), en diálogo con Clarín, sostuvo que “el medicamento es, como la comida, un bien fundamental, sobre todo para los pacientes crónicos. Si la gente no puede acceder a las marcas principales, busca otras opciones”.

Para él, las restricciones del sistema de salud constituyen unas de las causas del fenómeno. “PAMI, al igual que muchas prepagas, pusieron límites en su sistema de entrega de medicamentos”, indicó.

Por su parte el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) señaló que, en el último año, el costo promedio de los 50 medicamentos principales para adultos mayores se incrementó un 53,24%. Y que, entre 2015 y 2018, el precio global de los fármacos habría escalado un 235%. Algunos, hasta un 524%.

Los más perjudicados y excluidos del sistema de salud son aquellos que no tienen obra social: trabajadores informales, desocupados y los jubilados. Estos últimos con el haber mínimo no pueden costear los tarifazos, el aumento de la canasta básica y además comprar los medicamentos. La salud de la mayorías populares en terapia intensiva.

Te puede interesar: Un sistema de salud en crisis



Source link