Ajuste y endeudamiento: menor déficit primario, pero el financiero trepó un 90,6 %

0
78


Por los intereses de la deuda que crecieron un 352 % el rojo financiero casi se duplicó en julio con respecto al mismo mes de 2017. Recortes del gasto a la vista para cumplir con el FMI.

El déficit fiscal primario (previo al pago de intereses de la deuda) cayó un 35,4 % interanual en julio, pero el rojo financiero creció un 90,6 % impulsado por el pago de intereses de la deuda, que subió 352 %, según informó ayer el Ministerio de Hacienda.

El mes pasado el déficit primario fue de $ 14.280 millones. Se registró un aumento de los ingresos y una reducción del gasto.

Los ingresos totales tuvieron un alza de 25,6 % interanual y alcanzaron los $ 232.619 millones donde se verificó subas interanuales de recaudación de impuestos que fueron por $ 205.572 millones (18,2 %). Hubo alzas con respecto al mismo mes del año anterior del IVA (39,0 %.), Créditos y Débitos (50,0 %) y Derechos de Importación (72,9 %).

Por la reforma tributaria que disminuyó las Contribuciones Patronales, los Aportes y contribuciones a la Seguridad Social crecieron menos (18,8 % interanual) en relación a los meses anteriores.

En tanto, los gastos primarios subieron un 19,1 % en julio interanual y llegaron a $ 246.899 millones, representaron una baja en términos reales de 9,2 %.

Los gastos de capital del mes pasado fueron de $ 16.786 millones, una caída de 19,2 % con respecto al mismo mes del año anterior. Las transferencias corrientes presupuestarias a provincias tuvieron un alza de 0,5 % interanual.

A pesar de los tarifazos, los subsidios económicos aumentaron 17,9 % en julio interanual. En este rubro los del transporte crecieron 2,5 % con respecto al mismo período de 2017 y los energéticos subieron 38,4 % interanual. Las prestaciones sociales tuvieron un incremento de 27,4 % interanual.

En los siete meses del año el déficit primario fue de $ 120.104 millones, descendió 27,8 % en relación a igual período de 2017.

En términos del PBI, el déficit primario acumulado a julio fue de 0,9 %, esto es una caída de 0,7 % respecto al mismo período de 2017.

El peso de la deuda

El Gobierno se jacta de reducir el déficit fiscal primario, pero este es sólo una parte del déficit. El rojo financiero, donde se contemplan los intereses de la deuda, subió a $ 62.380 millones en julio, un alza de 90,6 %.

El pago de intereses aumentó el mes pasado 352 % y llegó a los $ 48.100 millones. Hacienda comunicó que dicho pago fue consecuencia “por un lado, de haber pagado en julio -dado que fue inhábil el 30/06/18- la suma de $ 22.800 M de intereses que el año pasado se habían abonado en el mes de junio y, por el otro, al pago de $ 7.800 M correspondientes al primer cupón de intereses de la colocación de deuda realizada en enero de este año”.

En términos del PBI, el déficit financiero acumulado a julio fue de 2,4 %y descendió 0,4 % respecto al mismo período del año pasado.

La deuda no para. El informe de la Secretaría de Finanzas mostró un aumento de 3,3 % en el primer trimestre de 2018, hasta los U$S 331.481 millones, un 59,3 % del PBI. Si se suma el Cupón PBI (que se paga cuando la actividad económica crece más de 3 %), la deuda pública total es de U$S 345.409 millones, un 61,8 % del PBI. Con estos valores, la deuda pública respecto del PBI ya se ubica en los niveles más elevados desde 2007.

Un informe de ITE-Fundación Abdala calculó que las emisiones del mes de julio fueron en total de U$S 5.222 millones, y acumulan en el año U$S 54.344 millones. En cuanto a los vencimientos analizan que para 2018 los mismos alcanzarían U$S 75.492 millones, de los cuales el 50 % son por emisiones realizadas por el propio gobierno durante 2017.

El Gobierno profundiza el ajuste a pedido del FMI, pero la deuda avanza sin frenos. Una nueva hipoteca para el pueblo trabajador.

Te puede interesar: Seamos realistas, no paguemos la deuda



Source link