Alberto Fernández junto a los industriales de la UIA insistió con el pacto social

0
32


El presidente electo convocó a firmar un nuevo contrato social, un acuerdo entre empresarios y trabajadores. También confirmó que no quiere dejar de pagar la deuda. Guiño a los industriales y sin anuncios concretos.

Foto: Télam

Alberto Fernández asistió a la 25° Conferencia Industrial organizada por la Unión Industrial Argentina (UIA) donde destacó la importancia de un nuevo contrato social, entre empresarios y trabajadores. Un pacto social para que la crisis la paguen los trabajadores.

Sobre la deuda, el presidente electo afirmó que “no quiero hacerle quitas a nadie, no quiero dejar de pagar lo que debemos, sé que esta terrible y ridícula deuda lo tomó un gobierno democrático y el resto del mundo no tiene la culpa de lo que elegimos los argentinos”. Fernández adelantó que no quiere recibir más fondos del FMI, pero aún no se conoce como será la renegociación de la deuda. No se evita la hipoteca sólo se postergan los vencimientos unos años.

En el escenario estuvo Miguel Acevedo, titular de la UIA. Asistieron a la presentación, Matías Kulfas, uno de los economistas más cercanos a Fernández; el empresario Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat; y José Urtubey, de la UIA. También participaron los dirigentes sindicales Antonio Caló y Héctor y Rodolfo Daer. La Iglesia participó con el obispo Jorge Rubén Lugones, a quién Fernández agradeció su rol en la contención social y extendió el agradecimiento a otras iglesias.

Respaldo a los industriales

El discurso de Fernández tuvo un gran guiño a los industriales, señaló que “nadie puede estar contento con lo que nos pasó. Y nos pasó porque estos cuatro años fue de especulación financiera, donde era mejor apostar a un bono, que invertir y producir y dar trabajo. En el mundo de los especuladores ganan muy pocos y pierden los mejores” y añadió que “quiero que los bancos trabajen de bancos, dando crédito a la producción y el consumo”.

Para el presidente electo todos los empresarios fueron víctimas, incluso los bancos que sostuvo que también perdieron. Sin embargo, el sector financiero fue uno de los ganadores en la era Macri. En los últimos años las ganancias de los bancos alcanzaron U$S 21.000 millones y durante 2019, las ganancias mensuales representaron más de 600.000 salarios.

Te puede interesar: No todos pierden: banqueros ganan por mes más que 600.000 trabajadores

Fernández afirmó que “la Argentina no necesita de los que especulan, necesitan de los que invierten y dan trabajo” y que “después del 10 de diciembre vamos a hacer todo lo contrario de lo que está pasando. Vamos a poner en marcha la economía” aunque sigue sin dar explicaciones de cómo hará, ni adelantó medidas.

Miguel Blanco, del Foro de Convergencia, afirmó al diario La Nación que Fernández “dijo lo que viene diciendo, lo que no dijo es cómo va a hacerlo” y agregó que “un acuerdo de las características que propone toma tiempo. El consenso es bueno y también que no sea solo sobre precios, salarios e impuestos. Pero hay que ver cómo se conjuga el tema de no castigar a los que producen con las retenciones, por ejemplo”.

Daniel Funes de Rioja, presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), declaró “coincido en el tema de la concertación y mirando nuestra historia las grandes concertaciones sociales se han dado justamente en contextos de grandes conflictos o situaciones conflictivas que son lamentables, pero justamente es en estas situaciones donde todos entienden que, para ganar algo, algo tienen que delegar”.

Contrato social y la advertencia sobre la lucha de clases en la región

Alberto Fernández retomó su propuesta del pacto social y afirmó que “el debate no es por cuánto tiempo congelamos precios y salarios, es qué hacemos para que la Argentina se ponga de pie”.

Además, el próximo presidente señaló que “todos tienen que hacer un aporte y todos van a tener que resignar algo”. Pero no son todos los que hacen el aporte, el fin del pacto social es alcanzar un acuerdo con las patronales y las direcciones sindicales para descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores.

Te puede interesar: Chile y el nuevo ciclo de lucha de clases en América Latina

Fernández también advirtió a los empresarios sobre el retorno de la lucha de clases en la región, y preguntó ¿cuánto tiempo más van a pensar que el ajuste es la solución? y añadió que “los reclamos de Chile, Ecuador, Colombia y Bolivia son progresivos”.

El mandatario electo adelantó “no dejemos que la gente salga a la calle a decir no damos más”, es decir alertó a las patronales que es necesario contener para evitar la irrupción de los trabajadores y los sectores populares como sucede en América Latina. No será una tarea sencilla, la economía está en terapia intensiva y las mayorías votaron a Fernández en rechazo al ajuste de Macri y el FMI. La deuda, más pobreza y desocupación, inflación son algunos de los problemas que deberá enfrentar con escasos recursos para hacer concesiones y una economía mundial que se desacelera.

Te puede interesar: La herencia macrista, los planes de Alberto Fernández y el desierto de lo real



Source link