Almirante Brown: una juventud de pie junto a la rebelión en Chile y en repudio al golpe de Estado en Bolivia

0
48


Hace unos días se reunió en Almirante Brown el comité de estudiantes secundarios en apoyo a las luchas de los pueblos chileno y boliviano. Una instancia para que la juventud de la zona comience a organizarse en solidaridad con los hermanos latinoamericanos que pelean contra la injerencia imperialista en la región.

El comité de estudiantes secundarios de Almirante Borwn se propuso para que sea una instancia de discusión, organización y participación para todos aquellos que repudian el golpe de Estado en Bolivia, en contra de la injerencia imperialista en América Latina, para fortalecer una salida propia de la clase trabajadora y de los sectores populares, en apoyo al pueblo Chileno contra el régimen Pinochetista, exigiendo la renuncia de Piñera y por una Asamblea Constituyente.

Un comité de jóvenes, que no le deben nada a ningún gobierno y que junto a Nicolás del Caño y el Frente de Izquierda (FIT) se proponen pelear contra el régimen del FMI.

Las discusiones y preguntas que se desarrollaron

En toda América Latina, el imperialismo hace lo posible por derrotar a quienes enfrentan sus planes. Les protagonistas de estas luchas somos les jóvenes que no nos resignamos a una vida de total precariedad y la miseria de lo posible.

En Chile contra el gobierno de Piñera y el régimen heredero del pinochetismo, fuimos los que encendimos la mecha al saltar los molinetes, en Colombia las enormes jornadas de movilización que se empezaron a gestar contra el gobierno ajustador de Duque y el llamado a paro nacional dónde los estudiantes luchamos juntos a los trabajadores, campesinos, movimientos sociales.

– En Chile se muestra una enorme fuerza a más de un mes de iniciada la rebelión, ¿pero por qué no cae el presidente Piñera?

“Porque el imperialismo y la burguesía no quieren soltarle la mano. Para ellos podría ser un mal ejemplo que con la movilización popular se tire un gobierno en Latinoamérica”, respondieron los secundarios. “No nos olvidamos además del rol de la burocracia y de los partidos políticos como el PS y el PC que quieren cerrar por arriba “en la cocina” desviando el descontento dentro del régimen”.

Vemos que en el mundo se expresa un cuestionamiento al capitalismo, la explotación y la opresión. Y nosotros, ¿qué juventud queremos ser? se preguntan los jóvenes que tienen entre 15 y 17 años.

Podés leer: De la fragmentación a la hegemonía: encrucijadas de la lucha de clases actual

En nuestras escuelas los centros de estudiantes en manos de peronistas organizan jornadas de limpieza, hablan de jabón y de papel higiénico. Nosotros, en cambio, queremos ser aliados de los trabajadores. Queremos centros de estudiantes y agrupaciones anticapitalistas que puedan influir en la realidad.

– ¿Cómo hacemos esto? ¿Aliarnos a los trabajadores, por qué?

“Porque los trabajadores manejan los medios de producción y los empresarios se quedan con las ganancias”, responde uno los estudiantes. Son los trabajadores quienes manejan los puntos estratégicos del país y con quienes podemos dar golpes contundentes a estos gobiernos hambreadores con grandes huelgas generales.

La unidad obrero-estudiantil no es una frase de campaña ni un recuerdo de los ‘70. Es parte de una estrategia que busca unir a la clase trabajadora con el movimiento estudiantil para formar una alianza poderosa capaz de enfrentar y derrotar a los capitalistas, sus partidos y su Estado.

Para mostrar esa unidad, los secundarios hicieron carteles repudiando el desalojo por parte de la policía bonaerense de Macri y Vidal, a las familias de Kimberly Clark en la madrugada del miércoles.

Mientras que la crisis golpea en nuestras casas y cada vez es más difícil seguir en la escuela, con edificios que se caen a pedazos, bajo condiciones edilicias terribles como sucede el Nacional de Adrogué, nosotros, los pibes y las pibas si tenemos la suerte de conseguir algún trabajo, las condiciones son precarias, en negro con sueldos miserables.

Ante esto, organizarnos es nuestra respuesta contra un régimen y un sistema que nos quiere condenar a ser la generación perdida. A no poder ni estudiar ni trabajar.

Nos dicen que es posible dar una salida dentro del régimen a la crisis abierta sin tocar las ganancias de los empresarios, que sólo con algunas reformas se pueden solucionar los problemas estructurales profundos de un sistema en el que las enormes mayorías pagan las consecuencias de la crisis y que a la juventud no nos espera más que un futuro incierto. ¿Cuál es la solución para éste y el futuro gobierno electo? Hacer un fondo para financiar a las Fuerzas Armadas, responsables de los crímenes de la dictadura. En la actualidad demuestran su rol, como ejecutores de golpes de estado como en Bolivia, reprimiendo la protesta contra los planes de ajuste en Chile, Colombia y otros países.

Ellos se preparan para ajustar, nosotros nos organizamos para ganar

Nos preguntamos entonces, ¿qué hace falta para vencer?

Para seguir dando estas peleas y conseguir nuestras demandas, es indispensable mantenernos independientes políticamente de los partidos patronales y sus instituciones en unidad con los trabajadores.

Queremos que miles se sumen a esta juventud que no se resigna y que pelea junto a les trabajadores por terminar con este sistema social, el capitalismo, que no tiene nada que ofrecer, y construir una sociedad sobre bases socialistas.

Durante toda la tarde debatieron diferentes actividades callejeras y culturales para realizar en las próximas semanas invitando a todos aquellos que se quieran sumar. En ese sentido el comité es un paso para que cada vez más jóvenes asuman un rol activo con propuestas.

Invitamos a todes les pibes que compartan estas ideas a ser parte de organizarse con nosotres, a participar de estas actividades.



Source link