Apoyemos desde el Comité de Historia la lucha estudiantil en la Universiad de Luján

0
304


La sede de la UNLu que se encuentra en San Miguel permanece tomada desde el jueves en repudio a la implementación de la Ley de Educación Superior.

El viernes nos acercamos a la Universidad Nacional de Luján (UNLu) para solidarizarnos con los estudiantes y docentes que han decidido tomar la Universidad para evitar el intento de profundización de las políticas privatistas en la educación superior, que pondrían a la UNLu al servicio de los intereses empresariales.

Como candidato a representante titular en el cargo de ICI del Comité de Historia, es importante acompañar y apoyar esta lucha.

Las luchas docentes y estudiantiles son necesarias más que nunca ya que el sector educativo hoy en día atraviesa una de sus mayores crisis, producto de la gestión de Cambiemos y por la pasividad del Frente Para la Victoria, que permiten que el gobierno implemente las medidas de recortes en la educación, desempleo y precarización laboral que afecta a los sectores más vulnerables y jóvenes de nuestra sociedad.

Es importante declarar el repudio a la actual gestión de la UNLu que quiere llevar a cabo estas medidas neoliberales. Como estudiantes debemos apoyar a estos sectores porque, de seguir profundizándose estas medidas, tarde o temprano nuestras universidades podrían ser atravesadas por estas políticas capitalistas generando deserciones a gran escala e impidiendo que miles de jóvenes completen sus estudios.

A su vez repudiamos la actitud escandalosa del rector de la UNLu, Osvaldo Arizio, que convocó a la burocracia del gremio no docente Atunlu (conducido por Juan Ramos) para agredir física y verbalmente a los estudiantes y docentes que se encontraban en el Consejo Superior defendiendo la universidad pública.

Nuestro futuro Comité de Historia debe apoyar estas medidas y estas luchas. La posibilidad de aumentar la franja horaria de materias de historia, la implementación de las cátedras de género en nuestra carrera y la modificación de las materias pedagógicas para que los estudiantes que trabajan puedan cursarlas, sólo será posible con la unidad y organización de los estudiantes.

La historia no sólo puede ser estudiada sino también puede ser cambiada para tener un futuro libre de explotación y desigualdad.



Source link