Asamblea de mujeres en Jujuy exige la derogación de la ley de cobro a los extranjeros

0
112


Es en el marco de los preparativos del 8 de marzo, día internacional de la mujer. Además convocan una asamblea el miércoles 13/2 a las 18 hs en la Fac. de Humanidades y un pañuelazo el 19F. Reproducimos su declaración.

Desde el movimiento de mujeres expresamos nuestro repudio a la Ley 6.116, impulsada por el Gobernador Gerardo Morales y votada, el miércoles 6, por la Legislatura de nuestra Provincia, por la mayoría propia del bloque oficialista, que pretende establecer una medida regresiva y violatoria de todas las leyes vigentes en nuestro país, como lo es el cobro de la atención en Salud, a las hermanas y hermanos extranjeros, apoyándose, con particular énfasis, en una campaña de odio xenófobo, contra el hermano pueblo boliviano.

Esta ley de odio, impulsada por el oficialismo jujeño, es parte de la avanzada xenófoba y racista contra las personas migrantes, promovida por el Gobierno Nacional así como de la avanzada represiva contra nuestros pueblos originarios, como vimos, recientemente, en Salta y Jujuy.

No es la primera vez que se intenta presentar este tipo de proyecto en Jujuy, en los años ‘90 el gobierno del PJ de ese entonces presentó un proyecto de similares características en una avanzada privatizadora, actualmente sus representantes como Pichetto acompañan esta campaña nacional avalando estas políticas reaccionarias. Morales intentó presentar en el 2018 este proyecto que no pudo avanzar por su inconstitucionalidad, y aprovechó la lamentable situación de un jujeño que fue atendido en el país vecino y cuya asistencia sanitaria fue cobrada como al resto de los nativos bolivianos, ya que su sistema de salud actualmente no es gratuito. En nuestra provincia la atención sanitaria a extranjeros no llega a un 4% del presupuesto. Es que el ajuste promovido por el FMI va de la mano de profundizar el odio y el racismo hacia los sectores más vulnerables, generando chivos expiatorios, para justificar y naturalizar medidas regresivas contra el conjunto del pueblo trabajador y pobre. Lo vimos recientemente con el accionar contra la trabajadora peruana a quien Patricia Bullrich deportó a Perú, separándola de dos de sus tres hijos, lo cual merece el mayor repudio, o la ley que el gobernador de Chubut pretende implementar, para prohibir el ingreso de extranjeras y extranjeros con antecedentes.

La Ley de Cobro a la atención en Salud a extranjeras y extranjeros transitorios, aprobada por el Frente Cambia Jujuy, tiene un profundo carácter regresivo en materia de derechos sociales y contradice a la Constitución Nacional, leyes nacionales como la Ley 25.871 de Migraciones y Tratados Internacionales de Derechos Humanos, como la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, Declaración Universal de Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos Económicos, Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares, a los cuales el Estado Nacional ha adherido y tienen rango constitucional.

Esta Ley de odio restringe el acceso a derechos y discrimina a las personas por su nacionalidad y condición migratoria cuando, en Argentina, la salud es derecho universal y es gratuita para todos y todas, constitucionalmente establecido. Un derecho permanentemente vulnerado por las políticas de vaciamiento y desfinanciamiento, y, sobre el cual, pretenden avanzar, bajo los designios del FMI, imponiendo la llamada Cobertura Única en Salud, que no es otra cosa que el arancelamiento, en momentos donde el ajuste, los despidos y los tarifazos, empujan, a cada vez más amplios sectores de la población, al Hospital público.

Por eso, denunciamos que -una vez más- bajo el gobierno de Cambia Jujuy, nuestra provincia es laboratorio de medidas regresivas contra derechos adquiridos, como lo hemos visto, recientemente, con el avasallamiento del derecho a la Interrupción Legal del Embarazo, en el caso de la niña violada, de 12 años y como, desde hace tiempo, lo hacen con la persecución y el encarcelamiento de dirigentes opositores, sindicales y sociales. Esta vez pretenden naturalizar el arancelamiento a la salud, utilizando a las y los extranjeros como chivo expiatorio, para luego avanzar contra toda la población.

No podemos dejar de denunciar que estas medidas están a tono con el accionar, en Brasil, del racista, misógino y homolesbotransfóbico Bolsonaro, como ha reconocido la propia Patricia Bullrich, o con Trump y el muro que pretende instalar contra las hermanas y hermanos migrantes de México y Centroamérica, que rechazamos profundamente.

Migrar es un derecho. Basta de odio xenófobo, basta de represión y persecución. Exigimos la derogación inmediata de la Ley 6.116. Basta de ajuste a la salud!

ASAMBLEA AMPLIADA DE MUJERES – JUJUY



Source link