Asamblea de Pan y Rosas Rosario: 8M y la necesidad de preparar una salida frente al ajuste

0
124


El sábado decenas se reunieron en el club obrero-estudiantil para intercambiar sobre el 8M y las tareas del movimiento de mujeres para dar una salida anticapitalista a la crisis.

Fotos: Lu Coloccini / Laura Bogado

En la calurosa tarde del sábado, el club impulsado por militantes de la Agrupación Pan y Rosas en Funes se fue colmando de mujeres. Estudiantes, docentes, trabajadoras iban llegando en grupos para participar de la asamblea convocada con el propósito de reflexionar sobre el 8M, y también sobre la importante tarea de construir una alternativa para enfrentar el ajuste capitalista. Después de un rato de charlas, mates y chapuzones, se dispusieron a la sombra para comenzar.

Irene Gamboa abrió la asamblea con un balance de las peleas del movimiento de mujeres en 2018 y varias propuestas. Aseguró que este 8M, el primero después de que las mujeres demostraron una gran fuerza con movilizaciones masivas en las calles, es necesario desarrollar una movilización muy masiva, siendo miles de mujeres en las calles junto a nuestros compañeros varones. También remarcó la necesidad de que las centrales sindicales llamen a un paro activo para que ese día se pare verdaderamente la tierra, para pelear por todos los derechos de las mujeres y también contra el ajuste de los gobiernos y el FMI. De cara a esta importante movilización Irene propuso ir decenas de mujeres junto a Pan y Rosas a las fábricas, hospitales, escuelas y barrios para llevar una campaña por un paro activo en todos los lugares de trabajo y estudio este 8M.

Por otro lado, se planteó que esta fecha será un importante puntapié para prepararse frente a los desafíos de este año. La agenda de este 2019 estará atravesada por las elecciones, en las que las listas de los partidos tradicionales estarán plagadas de candidatos celestes. Perotti, que se abstuvo en la votación del derecho al aborto, y María Eugenia Bielsa, la vicegobernadora santafesina cuando falleció Ana María Acevedo, serán los candidatos que vayan a internas dentro del peronismo. Bonfatti, será el candidato por el PS, partido cuyo único diputado nacional, Contigiani, votó contra el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. También competirá Corral como candidato del Pro, actual intendente de Santa Fe, una de las ciudades donde bandas fachas atacaron a activistas de la marea verde.

Lamentablemente organizaciones que compartían las calles con la marea verde como Patria Grande o el PCR-Alde, decidieron mezclar los pañuelos verdes con los celestes, como invitó a hacer Cristina. Hicieron alianzas con el kirchnerismo y con Grabois, de muy estrecha relación con el Papa. Frente a las contradicciones que surgen al tejer acuerdos políticos con sectores de la derecha, estas organizaciones dejan de lado la pelea por nuestros derechos, como el aborto. En cambio, el Frente de Izquierda tiene referentes como Nico Del Caño, que además de votar a favor fue el único candidato presidencial que lo defendió en el 2015, Myriam Bregman, que se encuentra al frente de cada movilización, y Octavio Crivaro, que expresó la pelea por el aborto y también por la separación de la iglesia y el estado.

Irene recalcó que, frente a este panorama, es muy importante que Pan y Rosas además de continuar dando la pelea en las calle, como parte del Frente de Izquierda se ponga a la cabeza de la campaña electoral para desenmascarar a los y las reaccionarias y clericales que hay en todas las listas de los partidos tradicionales. También para seguir desarrollando la pelea por conquistar la legalización del aborto y la separación de la iglesia y el estado. Por eso planteó: “Queremos proponerle a esta asamblea impulsar candidatas de Pan y Rosas en el Frente de Izquierda. Con esas voces y las cientas que somos por abajo organizarnos por barrios y escuelas a nuestras vecinas, amigas del colegio y la facultad, familiares y compañeras del laburo, volantear y empezar por invitarlas a que se movilicen con nosotras este 8M como primera batalla de esta gran pelea”.

La asamblea reflexionó además sobre cómo enfrentar la crisis y el ajuste que los gobiernos y la clase capitalista quiere imponer sobre las espaldas del pueblo trabajador, porque las mujeres siempre son las más perjudicadas por los ataques y son la mayoría entre la población empobrecida. Pero también porque cuentan con la experiencia de la marea verde y las peleas de los últimos años. Esta es gran fuerza moral y material que puede torcer la balanza y contagiar a trabajadores y trabajadoras para que la crisis esta vez la paguen los más ricos.

“En el 2020, gane quien el gobierno va a tener que pagar miles millones de dólares en deuda, hundiendo la salud, la educación y a todas y todos los trabajadores. Hay algo que está claro, gane quien gane van a venir a saquearnos. Nosotras no nos resignamos a vivir una vida miserable porque los que generaron esta crisis nos declararon la guerra. Imaginemos toda esta fuerza que demostramos al frente de defender a los laburantes que los echan como a un número. Esa fuerza, de luchar juntes, mujeres y varones para que no seamos siempre les laburantes los que la paguemos es lo que queremos proponerles”.

Varias intervenciones reflexionaron sobre la necesidad de hacer una gran campaña en las escuelas, los barrios y los lugares de trabajo, continuando la organización por la pelea por conquistar el derecho aborto, contra la violencia machista, y por los derechos de las mujeres trabajadoras. Otras compañeras plantearon que es necesario reforzar la necesidad de unir nuestra pelea a la de los varones frente a la crisis para dar una salida anticapitalista y antipatriarcal de conjunto, lo contrario es dividir las fuerzas de los de abajo.



Source link