Asamblea de Villa Urquiza: barrios si, torres no

0
41


Tras el intentento de desalojo de la emblemática asamblea porteña ubicada en Avenida Triunvirato entre las calles Roosevelt y Monroe, se organizó un abrazo por parte de los vecinos autoconvocados del barrio. Conversamos con Liliana Rodríguez, miembro desde hace 16 años.

¿Qué características tiene la asamblea y cómo funciona?

En estos 16 años la asamblea nunca dejó de funcionar gracias a la participación vecinal que va renovándose constantemente. Se caracteriza por ser autogestiva, autoorganizada, anticapitalista, feminista, antisistema, anti propiedad privada y profundamente política pero no desde un punto de vista partidario, ya que conviven en ella diversas ideologías pero siempre compartiendo esos fundamentos.

Funciona de manera horizontal donde los vecinos se reúnen semanalmente para proponer y debatir diversas actividades culturales, sin necesidad de pedir un curriculum a nadie sino solo de la voluntad de generar esparcimiento cultural y el revindicar que las personas comunes pueden llevar a cabo la gestión de un lugar que es para la gente. Así es que coexisten, además del Bachillerato Berta Cáseres y una biblioteca popular, la consejería pre y post aborto y numerosos talleres como de serigrafía, electricidad, cajón peruano, trompeta y tango, en que doy clases en el marco del Programa de Promoción Cultural de la Salud del Hospital Alvear para la reinserción de los pacientes y también como formación profesional. Los talleres son gratuitos y se pasa una gorra simbólica.

¿Cuáles fueron los motivos del intento del desalojo?

Los terrenos donde está ubicada la Asamblea, además de algunos locales comerciales, unas canchitas de fútbol y viviendas tradicionales del barrio, entrarán en remate a fines de noviembre de este año. Actualmente, pertenecen a la ADIFSE que se los entregará a la AABE con el fin de venderlos para constuir torres de viviendas, una movida que está llevando a cabo el gobierno también en otros barrios y en el interior del país.

¿Cómo continúa la lucha?

Luego del intento de desalojo, la Asamblea se juntó esta vez con la presencia de 120 personas aproximadamente y decidió en estos 30 días ir viendo paso a paso como seguir la negociación. Lo que más nos importa en este momento es la integridad de los compañeros que firmaron el acuerdo ese día y luego de eso, por supuesto, intentar mantener el espacio.

Asimismo, presentamos un pedido de amparo en articulación con las asambleas de otros barrios que están en la misma situación para impedir la gentrificación y el negociado de las tierras no solo de la asamblea si no de toda la manzana y que se regalen entre ellos lo que es nuestro.

Están todo invitados a participar y difundir las actividades que allí se realizan y a firmar el petitorio contra el desalojo.



Source link