Asamblea interfacultades de la UNCuyo: "la Iglesia y el Estado deben ser asuntos separados"

0
244


Tras la reacción de grupos católicos que intentaron reponer la virgen retirada de la entrada de la universidad y que el Arzobispo de Mendoza calificara de “antidemocrática” la resolución de una masiva asamblea, la asamblea interfacultades emitió un comunicado donde exigen a las autoridades universitarias que se expidan inmediatamente sobre el respeto a la laicidad en la universidad.

El pasado miércoles, una masiva asamblea interfacultades de más de mil estudiantes y docentes de todas las facultades de la UNCuyo votó, entre otras resoluciones, retirar los símbolos religiosos del campus universitario.

Al igual que en la Facultad de Medicina de la UBA, y anteriormente de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba, los y las estudiantes retiraron una virgen que se encontraba en la entrada a la universidad. La Asamblea Interfacultades también votó que una de las consignas de la multitudinaria movilización que se realizó el jueves sea “Plata para educación, no para el FMI ni para la Iglesia”, haciendo propio el reclamo de separación de la Iglesia y el Estado que dejó planteada la marea verde.

Te puede interesar: Asamblea interfacultades votó retirar símbolos religiosos de la UNCuyo

La medida, además de haber sido votada por una masiva asamblea, contó con la simpatía de amplios sectores de la comunidad educativa que exigen se garantice la laicidad en la Universidad. Sin embargo, este viernes un puñado de personas repusieron la virgen retirada por el movimiento estudiantil y realizaron un pedido a las autoridades universitarias para que “no se permita el retiro de imágenes religiosas y se respete el derecho al culto” en la UNCuyo.

En el mismo sentido, el arzobispo de Mendoza, Marcelo Colombo, emitió un comunicado en el que calificó el reclamo de los estudiantes por que no haya símbolos religiosos en la universidad de “un grave retroceso en nuestra convivencia democrática. Y, sobre todo, una seria ofensa a la fe de numerosos mendocinos”.

Medios de comunicación de toda la provincia se hicieron eco de la noticia, aunque algunos con una clara intencionalidad contra la medida votada por la asamblea interfacultades: por ejemplo, el diario MDZ tituló “Estudiantes derribaron imagen de la Virgen en la UNCuyo”, cuando la imagen fue retirada y entregada en perfectas condiciones a personal de seguridad de la universidad. La nota, además, estaba ilustrada con un foto de pedazos de escombros que eran del pie donde se apoyaba la virgen, pero dado el título, contribuía a pensar que la imagen religiosa había sido destruida por los estudiantes.

Por todo esto, la Asambleas Generales de estudiantes y docentes de la Universidad Nacional de Cuyo, a través de un comunicado firmado por Comisión de Comunicación, exigió a las autoridades universitarias que se expidan inmediatamente sobre el respeto a la laicidad en la universidad.

En el comunicado, los y las estudiantes destacan que la lucha por una educación laica no va en contra del respeto a la libertad de culto: “el fin último del laicismo es garantizar el profundo respeto por las creencias individuales de las personas”. A su vez, denunciaron que la reposición de la virgen en la entrada a la UNCuyo fue una resolución unilateral de un puñado de personas, sin ningún debate ni consulta entre estudiantes, docentes y personal no docente de la universidad.

“La laicidad es una de las condiciones fundamentales de una educación pública con equidad y calidad, mientras que las creencias religiosas pertenecen al orden de lo privado. No pueden avasallarse estos principios rectores”, continúa el comunicado y resalta que la consigna por la separación de la Iglesia y el Estado ha sido tomada por el movimiento estudiantil de todo el país como una de sus reivindicaciones: “Las asambleas y las últimas movilizaciones masivas -como la Marcha Federal a la que concurrieron cerca de 30 mil personas- muestran el claro apoyo a la separación de la Iglesia de la Universidad. De hecho, la marcha universitaria en Mendoza se realizó bajo el lema “Más para educación, no para el pago de la deuda ni para la Iglesia”.

Mirá el comunicado completo:

Mendoza

31 de agosto de 2018

17.30hs

Comunicado de las Asambleas Generales de estudiantes y docentes de la Universidad Nacional de Cuyo sobre el retiro de la figura religiosa decidido por les estudiantes y la decisión autoritaria de restituirlas.

A la comunidad,

al Consejo Superior,

al Rector Daniel Pizzi:

Es de público conocimiento que dentro de la Asamblea General Universitaria que se celebró el miércoles 29 de agosto, con más de 800 estudiantes y docentes, se votó remover las figuras religiosas de toda la Universidad Nacional de Cuyo. Esta decisión se enmarca en nuestra exigencia de dar a la enseñanza universitaria un marco de laicidad, aspecto necesario para la inclusión y la democracia. Al respecto, en primer lugar queremos enfatizar que la moción votada fue remover y no derribar, como señalaron los medios. Además, esta votación se produjo de forma democrática y pacífica, contando con la presencia de sectores religiosos. Es necesario aclarar estos puntos debido a que se nos ha acusado de atacar tanto a la Iglesia Católica como a sus fieles. No nos hemos pronunciado ni hemos actuado en ningún momento en contra de ninguna cosmovisión o ideología, al contrario, el fin último del laicismo es garantizar el profundo respeto por las creencias individuales de las personas. No queremos que ningún grupo excluya a otro, por lo que ningún grupo debe tener mayor representación que otro.

Si bien nuestra Asamblea decidió retirar todas las figuras religiosas, solo removió una de las tres Vírgenes del predio universitario. Se trata de la Virgen que se encontraba ubicada en la entrada del predio, la cual fue retirada y entregada en perfecto estado a personas que la guardaron en una de las casillas policiales. Esta acción fue realizada por un grupo importante de personas con numerosos testigos. Una segunda figura, que se encontraba en el D.A.M.S.U., estaba rota desde hacía tiempo. Y la tercera, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, fue retirada por personas desconocidas que no eran miembros de la Asamblea. Por esto, no podemos responsabilizarnos de hechos en los que no hemos participado ni decidido. De esto también hay testimonios y testigos. La imagen que difunde el medio digital MDZ corresponde a restos de cemento que fueron removidos para sacar la figura. Hay otras fotos difundidas por las redes cuyas fuentes son desconocidas y que no corresponden a ningún espacio de la universidad, ni a los actos mencionados.

Por estos motivos, nos parece importante destacar que es falso el señalamiento de que les estudiantes no respetamos al credo por las acciones producidas la noche del 29 de agosto. Por el contrario, la colocación de la Virgen en la rotonda, así como de las diferentes figuras religiosas que se pueden encontrar en las facultades no fueron consultadas nunca con la propia comunidad educativa. No hubo democracia en estos actos.

La laicidad es una de las condiciones fundamentales de una educación pública con equidad y calidad, mientras que las creencias religiosas pertenecen al orden de lo privado. No pueden avasallarse estos principios rectores.

Las asambleas y las últimas movilizaciones masivas -como la Marcha Federal a la que concurrieron cerca de 30 mil personas- muestran el claro apoyo a la separación de la Iglesia de la Universidad. De hecho, la marcha universitaria en Mendoza se realizó bajo el lema “Más para educación, no para el pago de la deuda ni para la Iglesia”.

El enorme escándalo generado a partir de la remoción de la Virgen busca esconder una realidad que ya es imposible de ocultar. Nosotres quisiéramos que toda la dedicación, indignación y ocupación suscitadas estuvieran puestas al servicio de solucionar el problema salarial docente, la falta de presupuesto, la necesidad de becas y de boleto educativo gratuito y tantas otras problemáticas urgentes propias de la crisis que el gobierno lleva adelante. Nos oponemos, en cambio, a que el Consejo Superior ceda a las presiones de la Iglesia Católica, institución que se ofusca ante eventos que no sucedieron, que decide restituir una figura que pertenece y representa solo a sus intereses en un acto provocador hacia toda la comunidad en lucha. Institución que, recalcamos, nada tiene que hacer en la universidad.

Exigimos a las autoridades universitarias que se expidan inmediatamente sobre el respeto a la laicidad en la universidad.

La Iglesia y el Estado deben ser asuntos separados.

Comisión de Comunicación de la Asamblea General de estudiantes y docentes de la Universidad Nacional de Cuyo



Source link