Asesinato de Diego Cagliero: desmienten versión policial de tiroteo en Tres de Febrero

0
43


Después de un fin de semana plagado de titulares sobre una “espectacular persecución” y un “tiroteo entre policías y delincuentes”, desmienten el relato construido entre el intendente Valenzuela y varios medios.

“Y pensar qué sería de nuestras vidas cuando el fabricante de mentiras deje de hablar” (Serú Girán, mientras miro las nuevas olas)

Luciano Arruga cruzó mal la General Paz y lo atropellaron. Santiago Maldonado murió porque no sabía nadar. Rafael Nahuel disparó contra Prefectura. ¿Qué tienen en común todas esas afirmaciones, además de ser mentiras? Son las versiones armadas por los grandes medios de comunicación para tapar crímenes de las fuerzas “del orden”. Esta semana se destapó una nueva.

La semana pasada estuvo atravesada por la noticia de la masacre de San Miguel del Monte, donde cuatro chicos fueron asesinados por la Policía. Unas horas antes, en Tres de Febrero ocurría otro caso de gatillo fácil, el de Diego Cagliero. No fue casualidad: según la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), cada 21 horas hay un nuevo caso de gatillo fácil en el país.

Enseguida, la Policía Bonaerense salió a asegurar que su muerte había sido en el marco de una persecución a un grupo de ladrones que venían de asaltar un supermercado. Sin dudarlo, todos los grandes medios salieron a hacer propia esa historia. Durante todo el fin de semana, Diego se convirtió en un delincuente. Incluso, el propio intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela (Cambiemos), difundió en sus redes sociales el video editado de la persecución, diciendo que se trataba de ocho delincuentes a los cuales detuvieron.

El periodista Gabriel Di Nicola de La Nación publicó este lunes un artículo en el que dice que, según fuentes judiciales, no hubo ningún enfrentamiento, sino trece balas policiales contra la camioneta de Cagliero. Los medios de comunicación que sin ningún tipo de prueba salieron durante dos días a defender la versión policial, no hicieron ninguna autocrítica.

La información pensada como un negocio y como una herramienta en manos de los poderosos, es un arma que se utiliza a diario contra las mayorías populares. María del Carmen Verdú denunció en C5N que, en los últimos 23 días, hubo 26 muertos por gatillo fácil. Uno cada 21 horas. Algo habrán hecho, ¿no?



Source link